lunes, 16 de abril de 2018

Nuevos títulos y acreditaciones para el villarrense y maestro en artes marciales Antonio Muñoz.

Antonio Muñoz parece imparable: sigue y suma. Tras su nuevo destino laboral en el país vecino de Marruecos, donde está instruyendo a las fuerzas y cuerpos de seguridad; ahora suma a su curriculum el cargo de Delegado en Marruecos de una prestigiosa Asociación Internacional,de la cual ya era delegado en Córdoba.


El Villa del Río C.F. asalta el fortín menciano.

Crónica partido 26ª jornada de liga de la Primera División Andaluza.

Grupo de  Córdoba.

 
Quinta victoria consecutiva de los villarrenses que se aúpan hasta la cuarta plaza.
 

Menciano Atco.  1  Villa del Río C.F. 3

 

Menciano- Dani, Gamba, Nieto, Cristian, Vergara, Rafa, Manolo, Colo, Colombi, Sereno y Egea. También jugó: Bibi, Reyes y Francis.

Villa del Río- Mejicano, Álvaro, Obregón, Agapito, Ángel, Cris, Edu, Celso, Mesa, Figo y Pablo. También jugaron: Muñoz, Jhony y Zamora.

Árbitro- Tomás Centella García. Estuvo auxiliado en las bandas por Cabello Sánchez y Aguilar Cano. Amonestó a los locales Sereno y Francis.

 

Goles-  0-1 (min. 10) Cris  0-2 (min. 40) Edu  1-2 (min. 55) Nieto  1-3 (min. 92) Mesa. 

 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Estadio Alcalde Julián Montes de Doña Mencía en una tarde soleada pero con temperatura agradable.

 

Comentario-  Firma: Francisco J. García

 

Dos años y medio, que se dicen bien pronto. Ese periodo de tiempo llevaba el Atlético Menciano sin perder un partido de competición oficial en su estadio. En concreto desde la temporada 2015/2016. Fue el 18 de octubre de 2015, cuando en la quinta jornada liguera del grupo 1 de la Tercera Andaluza cordobesa cayeron derrotados 4-5 frente a La Rambla C.F.

Además se presentaban al envite avalados por una racha de cinco jornadas sin perder y cuatro victorias consecutivas. Aquí si que el Villa del Río C.F. presentaba unas estadísticas similares, ya que también acumulaban cuatro triunfos consecutivos. Por tanto se nos presentaba un interesante duelo entre dos equipos enrachados que separados por solitario punto, deambulaban por la zona noble de la tabla clasificatoria.

 

Los jugadores villarrenses celebran el gol de Mesa que les aseguraba el triunfo final.

 

Por si todos estos condicionantes fueran pocos, los rojillos tenían que adaptarse a las peculiares dimensiones del terreno de juego, excesivamente pequeño.

Así Tomás Joven insistió en la previa en apelar a la practicidad evitando complicaciones defensivas y apostando por un fútbol más directo. La verdad es que el Villa del Río C.F. sale con la lección bien aprendida, el cuarteto defensivo se muestra firme y contundente, y aunque la lesión del indiscutible Soto obliga a realizar cambios, los Álvaro, Agapito, Ángel y Obregón apenas permiten que el balón merodee el área de Mejicano.

Encima los visitantes tienen la fortuna de marcar en su primer remate a puerta. Fue tras un saque largo desde la esquina de Figo, el balón llega a Cris que en el vértice opuesto del área, suelta un potente disparo que entra por la escuadra derecha de la portería de Dani.

El Menciano trata de superar el gol encajado y comienza a apretar de lo lindo. Juega el balón con mucho criterio y obliga a su rival a emplearse a fondo en defensa. Sin embargo estas ganas y esta iniciativa local apenas se traduce en ocasiones de gol y un remate de Sereno sin excesiva potencia fue su primer disparo entre los tres palos.

 

Pablo fue la sorpresa en el equipo inicial del Villa del Río C.F.

 

Un tremendo error defensivo, la cesión de Cristian a su portero Dani se quedó muy corta, permite a Edu hacerse con el balón, superar al portero en su desesperada salida y marcar a puerta vacía.

Este segundo gol foráneo deja muy tocado al cuadro local, que pasa unos minutos de desconcierto que no supieron aprovechar los villarrenses ya que en apenas un minuto, Mesa y Figo no pudieron batir la portería local en dos clarísimas ocasiones.

Tras el paso por vestuarios, los locales salen con bríos renovados y emplean mucha intensidad en todas sus acciones. Tácticamente adelantan líneas y obligan a su rival a replegarse en su parcela.

La única desaplicación defensiva visitante en todo el partido terminó por costarle un gol. Primero Obregón, que dicho sea de paso realizó un partido muy completo, se complica la vida él solo tras intentar jugar un balón en parcela defensiva cuando había tenido la opción de despejar él mismo. Un mal control, un robo de balón se traducen en una clara falta lateral. La misma es ejecutada por Bibi al corazón del área pequeña, Mejicano no sale a blocar el esférico que termina impactando en el poste y el rechace golpea en el cuerpo de Nieto, que aloja el balón en el fondo de la red.

Los villarrenses involuntariamente, meten en el partido a los locales, que tratan de crear situaciones de ventaja táctica con dobles entradas por ambas bandas, en su intento de superar el engranaje defensivo de los rojillos.

 

Figo, pese a no marcar, realizó un gran partido.

 

Un disparo de Bibi desde la frontal del área (min. 64) sale rozando el poste. Fueron unos minutos en los que el Villa del Río C.F. se veía superado por su rival. Su principal error era que apenas mantenía la posesión del balón, se empeñaba en jugar a la contra con excesivas prisas, cuando en realidad contaba con un marcador a favor.

El juego entra en una fase decisiva y aparecen algunas brusquedades por parte de unos y otros. Centella García parece querer sacar el partido sin tarjetas, lo que parece "incentivar" esos malos modos.

El técnico local trata de dar una mayor mordiente a su equipo con la entrada de Reyes para acompañar a Colombi, lo que obliga a los villarrenses a multiplicarse en defensa. Las ocasiones locales fueron contadas y encima la puntería no parecía ser la mayor virtud del conjunto aurinegro.

El partido se encamina hacía el final y se barruntaba un descuento amplio, ya que las asistencias tuvieron que entrar varias veces en el terreno de juego para asistir a jugadores lesionados. Encima hasta en dos ocasiones el asistente de tribuna tuvo que detener el juego y comunicar a su compañero, ciertos insultos de un minúsculo grupo de espectadores.

Como suele ocurrir, el crono volaba para unos e iba ralentizado para otros. La lesión de Ángel, con un posible esguince de tobillo, obliga al técnico vivitante a modificar su línea defensiva.

Y en el añadido llegaría la sentencia foránea, cuando tras un saque de esquina entre Cris y Muñoz, el balón llega a Celso que pone un balón raso cruzado en el segundo palo, que Mesa completamente solo, remata superando a Dani. Los locales reclamaron con insistencia, la posible posición antirreglamentaria del delantero rojillo, pero Aguilar Cano y Centella García dieron validez al tanto, en medio de un aluvión de protestas.

 

Jhony presiona el control de balón de Gamba.

 

Encima dos minutos más tarde, más polémica arbitral, Cris, en su propia área, se lanza a ras de suelo para cortar un balón controlado por Bibi, que cae en la acción. La petición de penalti es unánime, pero el colegiado hace caso omiso, al entender que el jugador toca balón antes de chocar con el centrocampista local.

El pitido final supuso un auténtico alivio para los jugadores rojillos, conscientes que habían superado una prueba muy difícil en un campo, donde esta temporada no había ganado absolutamente ningún equipo visitante.

Con estos tres puntos, el equipo llega ya a los cuarenta y dos y pone una renta de diez puntos de distancia sobre los puestos de descenso, todo ello con cuatro partidos, doce puntos por jugarse.

Por tanto la próxima jornada tiene la posibilidad matemática de asegurar matemáticamente su continuidad en la categoría. El Villa del Río C.F. recibirá en el Polideportivo Municipal, la visita del C.D. Pedroche, un equipo que ya está definitivamente  descendido a Segunda Andaluza, pero que viene de endosarle cinco goles  a todo un Priego C.F. El partido comenzará a partir de las 18 horas del próximo domingo.

viernes, 13 de abril de 2018

Villa del Río acogerá el Andaluz de ‘Trialbici’

La localidad será sede el 22 de abril de la segunda de las siete
pruebas del campeonato autonómico de la modalidad

CORDÓPOLIS
-
13/04/2018



La temporada 2018 de Trialbici en Andalucía comienza a buen ritmo.
Después de una primera cita en Huétor Vega llega el turno para Villa
del Río. El municipio cordobés acogerá el 22 de abril la segunda de
las siete pruebas del campeonato autonómico de esta modalidad. Hasta
la localidad se desplazarán de esta forma los mejores pilotos de la
comunidad -y otros nacionales, como el diez veces campeón del mundo
Benito Ros- para disputar esta competición.

Se espera que nuevamente más de 50 deportistas, como ya sucedió en
Huétor Vega, de diferentes puntos de la geografía andaluza demuestren
el gran nivel existente en la región, con los sub 23 Sebastián Ruiz y
Raúl Herrera a un magnífico nivel. También se aguarda una buena
participación, fruto del trabajo de los clubes de esta modalidad, en
las categorías de iniciación, que aseguran un gran futuro al trialbici
de Andalucía. Clara Montero, ganadora en féminas de la primera prueba,
será otra de las pilotos a seguir, puesto que participa en su tierra.

En esta ocasión el escenario elegido por el CD Trialquivir,
organizador del evento, es el Circuito de Trial del Estadio Deportivo
(campo de fútbol) de la localidad villarrense. Las categorías
convocadas para este campeonato van desde promesa a máster. Se reúnen
por tanto deportistas de otras muchas: principiante, promoción (que no
opta a título), alevín, infantil, cadete, júnior, élite B y élite.

Para participar se deberá completar una preinscripción online en el
formulario habilitado para tal efecto en la web de la Federación
Andaluza de Ciclismo. El plazo está abierto hasta el jueves 19 de
abril, con cierre a las 15:00. Luego habrá de ser abonada una cantidad
de 15 euros por parte de los corredores federados y de 25 por la de
los no federados. El pago se realizará el día de la prueba. Si el
piloto no realiza la mencionada preinscripción el precio al que tendrá
que responder es de 20 euros en el caso de los deportistas federados y
de 30 para los no federados.

domingo, 8 de abril de 2018

El Villa del Río C.F. sigue alejándose de las plazas de descenso.

Crónica 25ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2017/2018.

 

Cuarto triunfo consecutivo de los rojillos en un partido para olvidar.

 

 VILLA DEL RÍO C.F.  2   C.D. MONTALBEÑO   0

 

Villa del Río- Mejicano, Álvaro, Soto, Agapito, Obregón, Cris, Jhony, Celso, Mesa, Figo y Ángel. También jugaron: Edu, Pablo, Zamora y Luís Elena.

Montalbeño-  Melli, Ruso, Nervios, Muñoz, Carmona, Peque, Juanlu, Paco, Pedro, Juan Blanco y José Rafa. También jugaron: Enrique e Isaac

Árbitro- Alejandro Moyano Muñoz. Estuvo auxiliado en las bandas por Epifanio López y García Espejo. No mostró tarjeta alguna en un partido jugado con exquisita corrección.

Gol- 1-0 (min. 10) Figo  2-0 (min. 61)  Cris.

 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal en una tarde soleada pero con mucho viento.

 

Comentario- Francisco J. García

 

La belleza de los goles de Figo y Cris fue lo único medianamente destacable en un partido que no quedará para la historia por el fútbol exhibido por ambos contendientes. Y es que el juego estuvo plagado de imprecisiones y falto de intensidad, como si el paréntesis vacaciones con motivo de la Semana Santa hubiera desconectado totalmente a los dos conjuntos.

 

Figo celebra su go y sus compañeros van a felicitarle.

 

Y eso que el inicio del partido creo una cierta esperanza ya que el Villa del Río consciente que todavía tiene que certificar su permanencia en la categoría, salió muy mentalizado y con ganas frente a un Montalbeño que se presentó muy mermado de efectivos, con tan solo trece jugadores inscritos en el acta arbitral.

El gol de Figo en el minuto diez, quiebro con el cuerpo a un rival y perfecto zurdazo desde la frontal del área, parecía abrir otro partido para los locales. Pero además de la lógica oposición de su rival, se encontraron con el fuerte viento lateral que condicionaba su juego. Así el pase en corto suponía asumir un riesgo ya que el balón modificaba su trayectoria debido a la acción climatológica.

Con el marcador favorable, se optó por mantener el orden defensivo e intentar jugar a la contra, aprovechando los desplazamientos en largo. Y la verdad es que este sistema le permitió disponer de varias ocasiones muy claras para haber aumentado su renta en el marcador. Pero si Ángel (min. 17) se topó con el larguero, su compañero Jhony (min. 19) no supo superar a Melli en el mano a mano y Mesa (min. 22) cruzó su remate en exceso cuando estaba completamente solo.

Poco a poco despierta el Montalbeño gracias a la labor de Peque y Paco en medio campo y a la voluntad de Juan Blanco y José Rafa. Un remate a la media vuelta de Pedro (min. 29) sin problemas para Mejicano supuso su primer remate a puerta.

 

Agapito y Peque disputan un balón aéreo.

 

Pero en los últimos minutos del primer periodo, los villarrenses se van diluyendo y pierden presencia sobre el terreno de juego. Con una intensidad bajo mínimos permiten que el Montalbeño les ponga en apuros y a pocos segundos del descanso Juan Blanco estrelló el balón en el poste tras un remate muy intencionado.

El descanso supone un alivio para los locales, que a los pocos segundos de la reanudación reciben otro susto. El recién entrado Enrique se aprovecha de la pasividad de Ángel en el cruce y remata casi sin ángulo al poste.

Dos minutos más tarde un gol del local Jhony no subiría al marcador por posición de fuera de juego de su autor.

 

Soto persigue a José Rafa que trata de hacerse con el balón.

 

Como el juego seguía siendo anodino, soso y carente de ideas, las jugadas a balón parado se convertían en una buena opción para crear peligro. Así Mesa (min. 54) cabeceó al poste un balón servido por Cris desde la esquina.

La sentencia llegaría unos minutos más tarde en una de las pocas jugadas trenzadas por los villarrenses. Mesa hace una jugada personal por la banda izquierda y combina con su compañero Celso que viendo la llegada de Cris, le deja un balón en la frontal que el capitán rojillo coloca con potencia en la misma escuadra.

Este gol, lógicamente modificó el marcador, pero no cambió para nada el juego que siguió siendo muy pobre y lleno de imprecisiones. El Montalbeño no cejó en su empeño de recortar distancias, pero apenas dispuso de ocasiones de gol y cuando las tuvo, como la de Juan Blanco (min. 80) tras asistencia de Juanlu desde la izquierda, no hubo acierto.

 

Moyano Muñoz, en la imagen con los capitanes y sus asistentes

supo llevar el partido sin amonestaciones.

 

En resumen justo triunfo de un Villa del Río que sigue poniendo distancia sobre los puestos de descenso, puestos a los que cae un Montalbeño que deberá apelar a la magia del Nuevo Calvario para asegurar su continuidad en la categoría.

El próximo domingo día 15 de abril el Villa del Río C.F. se desplazará hasta Doña Mencía para enfrentarse al Atlético Menciano. Curiosamente será la primera visita del Villa del Río C.F. en su dilatada historia a aquella localidad de la Subbética cordobesa. El partido se disputará en el Estadio Alcalde Julián Montes.

domingo, 25 de marzo de 2018

Tercera victoria consecutiva de un Villa del Río en alza.

Crónica partido 22ª jornada de liga de la Primera División Andaluza.

Grupo de  Córdoba.

 
Los goles de Obregón y Mesa acercan a los villarrenses a su objetivo.
 

Almedinilla Atco.  1  Villa del Río C.F. 2

 

Almedinilla- Sarmiento, Borja, Chesco, Pablo, Fran, Alex, Benju, Franchu, Julio, Farma y Cervera. También jugó: Rojano, Hoyo, Dani y Ávila.

Villa del Río- Mejicano, Álvaro, Soto, Ángel, Obregón, Barbecho, Jhony, Celso, Mesa, Figo y Edu. También jugaron: Pablo, Zamora y Fran.

Árbitro- Javier Rodríguez Gómez. Estuvo auxiliado en las bandas por Castellano Moreno y Criado Portero. Amonestó a los visitantes Edu y Mesa.

 

Goles-  0-1 (min. 32) Obregón  0-2 (min. 60) Mesa  1-2 (min. 64) Pablo 

 

Incidencias- Un centenar de espectadores se dieron cita en el Estadio Municipal Antonio Pulido de Almedinilla en una tarde fría y ventosa. Llovió débilmente durante unos minutos durante la segunda mitad. En los prolegómenos del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Carlos Gonzalo Ávalos, árbitro de la delegación cordobesa de fútbol, fallecido esta misma semana.

El partido se debía haber disputado el pasado 11 de marzo pero fue suspendido, al igual que el resto de la jornada, por la Delegación Cordobesa de la Federación Andaluza de Fútbol por el temporal climatológico que azotó a nuestra provincia.

 

Comentario-  Firma: Francisco J. García

 

Este Villa del Río C.F. tiene un mérito increíble. Cuando la situación actual del equipo no invitaba para nada al optimismo, este grupo humano saca fuerzas de flaqueza y a base de trabajo, contundencia y un enorme derroche físico, es capaz de ganar en el feudo de todo un tercer clasificado y acercarse un poquito más, a su objetivo de la permanencia.

 

Equipo inicial del Villa del Río C.F. en este partido.

 

Y es que entre lesiones, sanciones, trabajos y demás, Tomás Joven tan solo pudo disponer de catorce jugadores seniors, e incluso uno de ellos (Luís Elena) aún convaleciente de una pequeña intervención quirúrgica, que le había impedido entrenar durante esta semana. Por tal motivo tuvo que convocar a dos jugadores, Fran y Raúl, del equipo juvenil.

Pero es que entre el resto de los disponibles, algunos de ellos arrastraban molestias y golpes, lo que les había obligado a estar más en la consulta del fisioterapeuta que en el césped artificial. Sin embargo a la hora de disputar el partido su predisposición fue absoluta y su entrega digna de admiración.

Con todos esos condicionantes y teniendo en cuenta la entidad del rival, un Almedinilla Atco. que había pasado de ser repescado para la categoría, tras su descenso en el ejercicio precedente, a convertirse en la revelación del grupo tras encadenar once jornadas sin perder y ocupar actualmente el tercer escalón del podium clasificatorio, la cita se tornaba tremendamente difícil.

Por dicho motivo en el inicio del partido, varias imprecisiones fruto de un lógico nerviosismo, pudieron pasarle una elevada factura a los visitantes. Como el defectuoso pase horizontal entre Ángel y Obregón, en el que el fuerte viento de costado ayudó, y que Benju solo ante Mejicano, disparó al lateral de la red.

La presión del rival y ese aire de costado, dificultaban la salida de balón de los villarrenses. Así que hubo que apelar a la practicidad para evitar males mayores. El juego se desarrollaba en medio campo sin un equipo que dominara o acaparara la posesión del balón.

 

Dos diez con mucho fútbol en sus botas, Figo y Farma.

 

Los minutos pasan sin que hubiera ocasiones claras para marcar en una y otra portería. El Villa del Río reclama como penalti una caída de Jhony tras el acoso de Chesco, pero Rodríguez Gómez que estaba muy cerca consideró que la acción no había sido punible.

El marcador se inaugura dos minutos después, gracias a una genialidad del incombustible Obregón. Por segunda semana consecutiva el veterano jugador villarrense supo transformar con maestría un libre directo. En esta oportunidad demostró su oficio al ejecutar su disparo con la intención que el balón tocara el césped antes de llegar al portero. El bote del balón en la superficie mojada y el viento influyeron en que Sarmiento, pese a que llegó a tocar el balón, no pudo impedir que se alojara en el fondo de la portería.

El gol revitaliza los ánimos de un Villa del Río que sigue muy centrado en defensa, tratando de no dejar resquicios ante los intentos de un cuadro local que trata de ensanchar al máximo el terreno de juego, con dos interiores muy abiertos y con desdoblamientos continuos de jugadores en esas zonas del campo.

La insistencia local era continua y aunque apenas obtenía frutos, obligaba a mantener una absoluta concentración y a un continuo derroche de facultades físicas.

Tras cuatro minutos de descuento, el pitido final permitió un cierto respiro a los villarrenses que aunque mantenían el orden defensivo, apenas eran capaces de aguantar la posesión del balón.

En la reanudación, el técnico local Alberto Guardeño da un aire más ofensivo a su equipo con la entrada de varios jugadores. El partido continúa por los mismos derroteros. Al Villa del Río C.F. no le importa ceder la posesión del balón a su oponente, ya que se siente seguro y firme en su zona defensiva.

La labor de desgaste en medio campo es bestial con Barbecho, Pablo y Celso multiplicándose y con Figo, Mesa y Edu como primera línea de presión.

 

Celso y Barbecho tratan de cortar el pase de Farma a Franchu.

 

Precisamente un robo de balón de Figo al local Pablo, en la línea defensiva local, permite asistir al primero a su compañero Mesa, que solo ante Sarmiento lo bate por bajo. Este segundo gol alimenta definitivamente las esperanzas blanquillas, los visitantes vistieron su segunda equipación por coincidencia de colores con el cuadro local, de hacerse con un triunfo que quizás no entraba en sus planes.

Pero entre la euforia y el desencanto apenas hay una delgada línea. Y la alegría foránea y la tristeza local, se intercambiaron apenas unos minutos más tarde. El local Pablo recorta distancias con un gran gol, zurdazo potente a la misma escuadra, tras una gran jugada colectiva de todo su equipo.

Quedaban veinticinco minutos por delante, tiempo en el que hubo que ponerse el mono de faena y trabajar a destajo. Los locales aprietan de lo lindo y encierran a su rival en su parcela. Encima la lesión de Zamora, le deja K.O. y tiene que abandonar el terreno de juego. El juvenil Fran tiene que debutar con el primer equipo cuando más exigía el duelo.

Los de la Subbética cordobesa siguen a lo suyo tratando de generar situaciones de ventaja táctica con entradas por banda. Obregón y Ángel tratan de achicar cuantos balones merodean el área de su equipo.

 

Soto fue un valladar en la defensa villarrense.

 

Una caída de Cervera ante la salida de Mejicano es reclamada como penalti por el cuadro local, pero el colegiado hace caso omiso a la petición colectiva y ordena que continúe el juego. Por cierto el arbitraje de Rodríguez Gómez fue muy bueno, siguiendo el juego de cerca, sin grandes errores de apreciación y absolutamente desconocido en el tema disciplinario. Solo mostró dos tarjetas amarillas, y ambas absolutamente justificadas, cuando su media habitual es bastante superior.

Tres minutos de descuento decretó el colegiado que se le hicieron eternos a un Villa del Río en el que ya comenzaban a fallar las fuerzas. Por cierto en ese tiempo añadido, tuvieron que contener la respiración, ya que un zurdazo raso y desde la frontal, del goleador local Farma se fue lamiendo el poste. Apenas hubo tiempo para más, los villarrenses suman un triunfo de mucho mérito, el tercero consecutivo, lo que les aproxima aún más a la meta de la permanencia.

Por su parte el Almedinilla Atco, pese a su derrota, demostró oficio y calidad, aunque su falta de pegada le condenó. Aún así continua en la zona de privilegio de la tabla clasificatoria.

Ahora la competición se toma un pequeño respiro con motivo de la Semana Santa. La próxima jornada, la 25, se disputará el domingo 8 de Abril y en ella, el Villa del Río C.F. recibirá en el Polideportivo Municipal, la visita del C.D. Montalbeño, uno de los rivales directos en la lucha por evitar el descenso a Segunda Andaluza.

 

 

 

lunes, 19 de marzo de 2018

Tres trabajados puntos que le acercan a la permanencia.

Crónica partido 23ª jornada de liga de la Primera División Andaluza. Grupo de  Córdoba.

 
Triunfo muy meritorio de los villarrenses que tuvieron que superar numerosos inconvenientes.
 

El Villar C.D.  0  Villa del Río C.F. 5

 

El Villar- Roberto, Mini, Panita, Cristian, Silverio, Caraballo, Manolillo, Samuel, Maikel, Manolín y Pichardo. También jugó: Habichuela

Villa del Río- Mejicano, Álvaro, Soto, Agapito, Ángel, Obregón, Jhony, Barbecho, Mesa, Figo y Edu. También jugaron: Huevo, Celso y Luís Elena.

Árbitro- Juan Notario Rodríguez. Estuvo auxiliado en las bandas por Maya Cubero y Medina Blanco. Amonestó al local Mini y a los visitantes lo fueron Obregón, Agapito, Barbecho y Luís Elena.

 

Goles-  0-1 (min. 4) Figo  0-2 (min. 25) Barbecho  0-3 (min. 36) Mesa  0-4 (min. 46) Mesa  0-5 (min. 76) Obregón. 

 

Incidencias- Unos veinte espectadores se dieron cita en el Estadio Interprovincial de  El Villar, pedanía de la localidad cordobesa de Fuente Palmera.

 

 Comentario-  Firma: Francisco J. García

 

Objetivo cumplido. La visita del Villa del Río C.F. a El Villar se saldó de manera favorable a sus intereses, con una victoria por goleada, lo que le permiten sumar tres nuevos puntos, que le acercan un poquito más al objetivo de la permanencia.

Y es que pese a la condición de colista de su rival, los villarrenses no las tenían todas consigo. Aunque El Villar tenga más que asumido su descenso de categoría, no es menos cierto, que en casi todos sus partidos suele plantarle cara a sus oponentes y posiblemente antes de que acabe la competición pudiera arañar algún punto en cualquiera de los siete partidos que le restan por disputar.

Ese era el principal temor villarrense, que el empuje del rival unido a una cierta relajación o confianza suya, pudiera desembocar en la pérdida de algún punto tan necesario en ese complicado camino hacía la meta de la permanencia.

 

Barbecho, que hizo un gran partido, trata de superar el acoso de dos rivales.

 

Y la verdad es que el partido estuvo mucho más complicado y difícil, de lo que pueda decir ese contundente marcador final. La expedición villarrense tuvo que superar un sinfín de obstáculos antes de hacerse con tan preciado botín. En primer lugar las bajas rojillas dejaron a Tomás Joven con tan solo 14 jugadores disponibles. A los lesionados Cris y Muñoz, se unieron de manera sorpresiva a última hora Zamora y Pablo.

Por otro lado existía también una cierta preocupación sobre el estado del terrizo terreno de juego de El Villar. Al personarse los expedicionarios en las instalaciones deportivas, parecía no estar tan mal, pero la intensa lluvia que cayó durante más de media hora en la previa del partido, dejó el terreno convertido en un auténtico fangal.

Así que hubo que arremangarse y ponerse el mono de trabajo desde el pitido inicial. Los villarrenses salen muy mentalizados, con un sistema táctico muy ofensivo y tratando de ensanchar el campo para dificultar las labores defensivas del cuadro local.

Y las cosas no pueden arrancar mejor, ya que antes del minuto cuatro, Figo había anotado el primer gol de su equipo. Fue, tras un pase al espacio de Obregón sobre el desmarque de Edu, que ganó la espalda a su marcador y asistió a su compañero para que marcara desde cerca.

 

Mesa, bigoleador en el partido, intenta cortar el avance de Silverio.

 

Pero este gol tiene un efecto contrario a la lógica. Y es que los villarrenses pierden la concentración y el sitio en el terreno de juego. El cuadro local se aprovecha de ello y en diez minutos crean hasta cuatro ocasiones muy claras sobre la portería de Mejicano. Así, en el minuto siete, el remate de Maikel desde la frontal se fue lamiendo el poste. Tres minutos más tarde Manolillo solo ante Mejicano no sabe superarlo, al igual que Samu cuyo remate de cabeza obligó al meta a sacarse el balón de encima como pudo.

Tomás Joven viendo que su equipo estaba siendo desbordado, reacciona de inmediato y cambia de sistema táctico, retrasando a Obregón a la línea defensiva y juntando líneas.

Este cambio hace el efecto deseado y los visitantes recuperan solvencia y presencia. Agapito y Barbecho se fajaban en medio campo con un trabajo a destajo. Precisamente un robo de balón del primero, permitió al segundo, tras un gran pase de Figo, plantarse solo ante Roberto, superarlo en el regate y subir el segundo gol de su equipo al marcador.

El partido parecía encarrilado, pero los inconvenientes seguían apareciendo en el devenir del partido. Los locales juegan en ocasiones al límite del reglamento y Agapito recibe una entrada muy dura, el sonido de la patada se oyó en todo el campo, sin que Notario Rodríguez, situado a escasos metros de la jugada, sancionara absolutamente nada. O mejor dicho sí, la acción terminó con tarjeta amarilla para Obregón por protestar airadamente la acción. Y es que el colegiado realizó un arbitraje muy discutido. No sólo siguió el juego desde muy lejos, sino que tuvo un criterio muy particular en las sanciones administrativas. Riguroso y taxativo con las protestas, pero excesivamente benevolente con el juego duro. Visto lo visto, el juego se fue poniendo más brusco y ni el tercer gol rojillo, obra de Mesa con un remate parabólico desde veinticinco metros, pudo calmar los ánimos.

 

El villarrense Álvaro trata de frenar el avance de Caraballo.

 

Pese al marcador en contra, los locales no cejan en su empeño. Su mayor adaptación el terreno de juego, les permite salir airosos en todos los balones divididos. Y Obregón salva con la punta de su bota, el más que posible gol de Caraballo, que a puerta vacía iba a empujar un despeje de Mejicano.

El descanso permite replantear ideas y el Villa del Río afronta la reanudación sabedor que la ventaja es cómoda pero no definitiva. Así antes del minuto dos, Mesa volvería a batir a Roberto con un disparo colocado, que clarificaba aún más las cosas.

Pero ni con cuatro goles por debajo en el marcador, los locales bajaron la guardia. Siguieron apretando de los lindo y con Silverio como referencia ofensiva crearon ocasiones de peligro. Mejicano tuvo que jugarse el tipo saliendo a los pies de los atacantes locales.

En ocasiones esta impulsividad local volvía a exceder los límites del reglamento con la condescendencia de un árbitro demasiado permisivo. Los minutos pasan y los cambios volantes permiten a Tomás Joven mantener la intensidad de su equipo. El gol que cerraría la cuenta, llegaría a poco menos de un cuarto de hora para el final y fue obra del veterano Obregón, tras un acertado lanzamiento directo de falta.

 

Celso conduce el balón ante la oposición de Habichuela.

 

A partir de ahí el Villa del Río pareció centrarse más en resguardar su portería y evitar cualquier lesión, que en aumentar su renta. Aunque Mesa, con un precioso remate en plancha, en el que el balón lamió el poste, estuvo a punto de hacer el sexto.

Afortunadamente y con un buen criterio, Notario Rodríguez dio el pitido final en el mismo minuto noventa. El Villa del Río C.F. sale airoso de un partido en el que tenía mucho que perder y muy poco que ganar. Esos tres puntos que entraban en las previsiones, le permiten acceder hasta la octava plaza de la clasificación, a tan solo tres de la quinta plaza y a cinco de las posiciones de descenso. Es el sino de una categoría que está más igualada y equilibrada que nunca, donde en un estrecho margen de ocho puntos, hay nada más y nada menos que diez equipos ubicados. Y con siete jornadas por delante todavía, quedan asuntos por decidir.

El próximo sábado 24 de marzo ha sido la fecha escogida por la delegación cordobesa de la Federación Andaluza de Fútbol para la celebración de la jornada 22, que fue suspendida en su día debido al temporal que azotaba a nuestra provincia. El Villa del Río C.F. deberá desplazarse hasta Almedinilla, para enfrentarse al actual tercer clasificado, en su Estadio Antonio Pulido. El partido comenzará a partir de las cinco de la tarde.

domingo, 11 de marzo de 2018

El Villa del Río C.F. se lleva el duelo de rivalidad comarcal.

Crónica 23ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2017/2018.

 

Partido muy igualado y abierto, decidido con un solitario gol de Mesa.

 

 VILLA DEL RÍO C.F.  1   A.D.F.B. BUJALANCE   0

 

Villa del Río- Corona, Álvaro, Soto, Agapito, Obregón, Cris, Jhony, Barbecho, Luís Elena, Figo y Mesa. También jugaron: Huevo, Celso, Edu y Zamora.

Bujalance-  Aitor, Juanma, Tomás, Chus, Cuenca, Ortega, Rafa Gómez, Rojas, Juan Ángel, Rafalillo y Juan Ruiz. También jugaron: Antonio Muñoz, Diego, Joselillo, Agus y Juan Pablo.

Árbitro- Juan Manuel Flores Sánchez. Estuvo auxiliado en las bandas por González Jurado y Arroyo Martínez. Amonestó a los locales Cris, Barbecho, Huevo, Celso y Soto y a los visitantes Chus, Ortega, Cuenca y Antonio Muñoz.

Gol- 1-0 (min. 19) Mesa

 

Incidencias- Unos trescientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal, entre ellos casi la mitad, aficionados bujalanceños. Antes de iniciarse el partido se guardó un minuto de silencio en memoria de Gabriel Cruz Ramírez, el niño almeriense desaparecido y encontrado muerto unas horas antes del partido.

 

Comentario- Francisco J. García

 

No defraudó en absoluto el derby comarcal del Alto Guadalquivir. La incesante lluvia que hizo acto de aparición tanto en la previa como en los primeros minutos de juego dejó el césped artificial en unas condiciones, con algunas zonas encharcadas, que dificultaban el desarrollo normal del juego. Así que hubo ambos equipos tuvieron que optar por un plan B, donde las conducciones de balón y el juego a ras de suelo, quedaron para otra ocasión.

Finalmente el solitario gol de Mesa, le otorgó el necesitado triunfo y tres puntos de oro a un Villa del Río que se encontraba en posiciones de descenso antes de iniciarse el duelo. Por su parte el Bujalance ve cortada su racha de cinco partidos sin perder que acumulaba, por lo que continúa en la zona comprometida de la tabla clasificatoria.

 

Mesa, autor del único gol del partido, golpea el balón ante la presión de Juanma.

 

El partido arranca con un cuadro local presionando muy arriba la salida de balón de su rival. Y la verdad es que este trabajo de desgaste dificulta el inicio del juego bujalanceño. Varias pérdidas de balón crearon cierta incertidumbre y aunque tampoco es que se tradujeran en ocasiones claras de gol, se veía al Bujalance muy incómodo. Fruto de ello fueron las dos primeras cartulinas amarillas mostradas por el colegiado a Chus y Ortega, en sendas pérdidas de balón.

La insistencia local encontraría su premio en el minuto diecinueve cuando Jhony se anticipa a un contrario y roba un balón en la línea de medios, iniciando una arrancada muy veloz por su banda derecha. La pared con Luís Elena le permite superar a la defensa y su centro desde la línea de fondo deja a Mesa el gol en bandeja.

El técnico visitante Guillermo Sánchez no le gusta lo que está viendo y realiza un doble cambio pasada la media hora de juego. Un cambio no solo de efectivos, sino también de posiciones ya que Chus es relevado por Antonio Muñoz, pero Ortega y Cuenca intercambian sus posiciones, pasando el capitán a la zaga y el juvenil a medio campo. Por otro lado con la entrada de Diego se opta por tener una mayor posesión de balón y visión de juego.

 

Formación inicial de la A.D.F.B. Bujalance posando bajo la lluvia.

 

Pero el partido sigue siendo muy táctico con una lucha sin cuartel en medio campo, donde nadie arriesga lo más mínimo. Estaba prohibido perder balones que otorgaran situaciones de ventaja táctica al contrario.

Por tanto las jugadas a balón parado era una opción muy viable para generar peligro. Así Agapito en el minuto 34 estuvo a punto de marcar al rematar de cabeza el balón servido por Cris desde la esquina.

Hasta el descanso, tan solo reseñar el primer aviso bujalanceño obra de su goleador Juan Ruiz, su centro obligó a Corona a intervenir con acierto.

Tras el descanso, nuevos cambios en un Bujalance que decide dar un paso adelante en la búsqueda de gol del empate. Además se hacen con el control del juego, lo mueven con mucho criterio, tratando de llevar el balón de una banda a otra, aguardando ese hueco por donde romper el entramado defensivo local.

Juan Ruiz alimenta las esperanzas de su equipo con un trallazo desde fuera del área que hizo temblar el larguero de la portería de Corona.

 

Éste fue el once inicial del Villa del Río C.F. en este partido.

 

Ese repliegue táctico de los villarrenses hacía sufrir a sus aficionados que veían como apenas se prodigaban sobre la portería de Aitor. Una escapada de Juan Ruiz, de las pocas veces que superó a Álvaro, dejó un balón franco en el área a Joselillo, pero el remate de éste, en una posición inmejorable, se fue arriba.

Los minutos pasaban y poco a poco las fuerzas iban mermando en un terreno de juego con mucho agua, lo que también pasaba factura.

Los contraataques locales comienzan a aparecer y cada vez con mayor nitidez. Un centro de Zamora desde su banda deja el balón a Huevo que se topa con un Aitor, que se encargó de mantener con vida a su equipo en el partido.

Y es que hasta en cuatro ocasiones más, salvó la integridad de su portería con remates a bocajarro de Edu, en tres ocasiones y Barbecho.

 

Los dos capitanes Ortega y Cris, posan con el trío arbitral.

 

Mientras tanto la insistencia verdinegra creaba más incertidumbre que peligro, ya que siempre existía esa inseguridad y más cuando se llegó a los últimos minutos de partido, donde en la mente de todos los jugadores villarrenses estaba esa psicosis colectiva por los tres goles encajados en los descuentos, en tres de  sus últimos cuatro partidos y que les habían arrebatado cuatro puntos que ya saboreaban.

En esta oportunidad la defensa local se mostró firme y expeditiva, no dando opción alguna a su rival. Por lo que tras cuatro minutos de alargue el pitido final dejó el triunfo en tierras villarrenses.

El próximo domingo día 18 de marzo el Villa del Río C.F. se desplazará hasta El Villar para enfrentarse al cuadro local, actual colista del grupo. Aún así la condición terriza del terreno de juego, la posibilidad de lluvia y la historia, los villarrenses nunca ha ganado allí en sus tres visitas anteriores, les obligan a emplearse a fondo y olvidarse de cualquier atisbo de confianza.

viernes, 9 de marzo de 2018

El villarrense y maestro de artes marciales Antonio Muñoz Cabezón .trabajará para el gobierno de Marruecos.

Muñoz comentado a los medios que se a hecho oficial este trabajo, le llena de satisfacción de poderlo compartir con todos; y en especial con un alumno que también le acompañará en esta experiencia. 




Se trata de un convenio entre el gobierno central de Marruecos y una empresa privada dedicada a la formación de los trabajadores de seguridad pública y privada de Marruecos.
El contrato tendrá una duración de seis años donde el villarrense y maestro Muñoz impartirá cursos de defensa personal y técnicas policiales al personal de seguridad de dicho país.

Para ello se desplazará una semana al mes durante el tiempo de duración del contrato al país vecino.
También comenta Muñoz que para mejorar el servicio de formación estará acompañado por uno de sus alumnos y ya instructor, Sergio Borreguero López; que también ha firmado contrato.



Después de 40 años en las artes marciales y con un currículum impresionante, poseyendo titulaciones internacionales.este villarrense parece no tener limite en sus metas y no cesa en su empeño de seguir progresando y agrandando su trayectoria.