martes, 19 de enero de 2021

APERTURA PISCINA CUBIERTA MUNICIPAL

Desde hoy, la piscina cubierta municipal, vuelve a estar operativa.
 
HORARIO
De lunes a viernes
Mañanas: de 9 a 13 horas
Tardes: cerrado (hasta nuevo aviso)
 
INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES
Piscina Cubierta Municipal
De 10 a 13 y de 16 a 18 horas
957 176 333
 
Las instalaciones cuentan con protocolo contra la COVID-19

lunes, 18 de enero de 2021

Cádiz CF: El villarrense Nieto es el siguiente en renovar

El club gaditano llega a un acuerdo con el delantero cordobés, quien amplía su vinculación hasta el 30 de junio de 2023, con opción a una temporada más

El atacante ha sido incluido en varias convocatorias del primer equipo, aunque todavía no ha debutado con la escuadra de Álvaro Cervera en un partido oficial

A. V.Cádiz Actualizado:17/01/2021 

Así es Nieto, el atacante del Cádiz B que ha sido citado por Cervera ante el líder
Cádiz B - Atlético Sanluqueño: Güiza entra y decide el derbi (1-2)

El Cádiz CF continúa con su política de renovación de jugadores de su cantera. Si hace unos días se anunciaba la ampliación de contrato del chiclanero Chapela, el que ahora firma su renovación es el cordobés Nieto.

El Cádiz CF y el delantero han alcanzado un acuerdo para la ampliación de la vinculación actual hasta el 30 de junio de 2023, con opción a una temporada más.

Manuel Nieto cumple actualmente su segunda temporada en la entidad, donde llegó procedente del filial del Real Betis, aunque también jugó cedido en el CD Alcalá. En su momento llegó tras un acuerdo para dos temporadas con opción a una tercera.

En este tiempo, además de hacerse con un puesto en el once titular del Cádiz B, Nieto ha conseguido entrenar con cierta asiduidad con el primer equipo e incluso acudir a convocatorias de algunos encuentros de la escuadra de Álvaro Cervera, aunque no ha llegado a debutar en citas oficiales.

Sin experiencia en el fútbol profesional y con aspectos por pulir debido a su juventud, Nieto aporta frescura de piernas y un toque de velocidad arriba. También es decidido de cara a puerta.

MANUEL NIETO, CON EL BALÓN EN LOS PIES, ENTRENANDO CON EL PRIMER EQUIPO DEL CÁDIZ CF. - CÁDIZ CF

Paso al frente en el filial

Natural de Villa del Río (Córdoba), Nieto recalaba en el filial cadista en los últimos días del mercado estival de la pasada temporada, la primera del Cádiz B en Segunda B. Entonces era presentado por Óscar Arias, quien ya no es el director deportivo del club gaditano. Eso sí, es esta temporada cuando parece haber dado un paso al frente al ser la máxima referencia del filial en la punta de lanza.

Bien es cierto que la pasada temporada tuvo oportunidades (más de 1.400 minutos en 23 encuentros, 15 de ellos como titular). Entonces marcó cuatro goles. En ese momento estaban delanteros como Seth, Hernán Lino o Hicham (que llegó en la segunda vuelta) en el filial.

Ahora ninguno de ellos está y Nieto, que tiene como compañeros a otros delanteros como Kensly Vázquez y Boselli, ha cogido el toro por los cuernos. Este curso luce el '9' en el Cádiz B y es uno de los atacantes indiscutibles en los esquemas de Juanma Pavón en este inicio de la competición. Marcó en el debut.

Hasta el momento ha disputado 29 partidos en el filial y ha marcado cinco goles, formando parte de varias convocatorias con el primer equipo. Y tiene un futuro garantizado de amarillo.

MANUEL NIETO DURANTE EL CÁDIZ B - ATLÉTICO SANLUQUEÑO. - FRANCIS JIMÉNEZ

domingo, 17 de enero de 2021

La cantera villarrense reacciona ante todas las adversidades.

Crónica 10ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Grupo1.Temporada 2020/2021.

 

Hasta nueve ausencias de la primera plantilla, dejaron al equipo en cuadro.

 

VILLA DEL RÍO C.F.  2  C.D. CASTRO DEL RÍO 2  

 

Villa del Río- Antonio López, José Ángel, Soto, Madueño, Salinas, Cris, Sanroque, Hugo, Enrique, Luís y Zamora. También jugaron: Durán, Edu Sánchez, Agustín, Fran Kiki y Juanma.

Castro del Río- Manolo, Vicente, Jesús, Elías, Rafa Millán, Fran Villatoro, Adri, Pepe Millán, José Javier, Rodo y Julio. También jugaron: Remacha, Pedro y Bibi.

Árbitro- Sergio Salazar Hinojosa. Estuvo auxiliado en las bandas por Luque Mohedano y Jiménez Serrano. Amonestó a los locales Cris, Zamora, Salinas y Madueño y a los visitantes Rodo, Manolo, Elías, Fran Villatoro y Pedro.

Goles-  0-1 (min. 17) Vicente  1-1 (min. 31) Salinas  1-2 (min. 37) José Javier  2-2 (min. 68) Madueño. 

 

Incidencias- El partido se disputó a puerta cerrada siguiendo las directrices emitidas desde la Junta de Andalucía, al encontrarse toda la comunidad autonóma en nivel 4 de contagios. Así que como medida de prevención, apenas una quincena de espectadores pudimos presenciar en directo la cita. El partido fue televisado en directo a través de las redes sociales y por su propio canal, por Beconet TV.

 

Comentario- Francisco J. García-

 

La igualada final, clasificatoriamente, no es un buen resultado para un Villa del Río C.F. que pierde una oportunidad para acercarse a las cuatro primeras plazas que otorgan la posibilidad de optar al título en la segunda fase de la competición y lo que es más importante, garantiza automáticamente la  continuidad en la categoría, cara al próximo ejercicio. Pero viendo la situación en la que el equipo afrontaba este partido y como transcurrió el mismo, el punto puede darse hasta por bueno.

 Enrique retornaba al Villa del Río C.F. tras su paso por el Cieza murciano y el Reinosa cántabro.

Y es que entre unas cosas y otras, hasta nueve jugadores del primer equipo eran baja (Mathius, Vidosa, Álvaro, Salva, Alfonso, Raúl Casín, José Luís, Agudo y Juanpe), lo que obligó a José Antonio Saucedo a convocar a cuatro jugadores procedentes del juvenil (José Ángel, Durán, Fran Soriano y Juan Diego), así como dar un mayor protagonismo a jugadores de la casa, que hasta el momento habían tenido una menor participación.

Logicamente demasiadas novedades y probaturas, las que presentaba el cuadro local en su formación inicial. Por eso el equipo inicia el envite demasiado nervioso e impreciso, abusando del pelotazo, algo no habitual en las filas rojillas. Por eso los primeros veinte o veinticinco minutos fueron de dominio castreño. El equipo de David García Cano acumulaba posesión de balón e intentaba jugarlo con cierto criterio. La banda derecha con José Javier y Vicente, era su principal vía de acoso sobre la zaga local. Precisamente en una jugada por esa zona del campo, se desequilibra el marcador. Y fue tras una jugada de verdadera mala suerte para el meta local Antonio López, ya que el centro de Vicente desde la línea de fondo, se envenenó y tras impactar el balón en el poste, rebotó sobre el cuerpo del portero para terminar alojándose en el fondo de la red. Curiosamente López, minutos antes, había salvado a su equipo, tras salir airoso de un mano a mano frente a Julio, que se había plantado solo ante sus dominios.

Soto volvía a la titularidad tras varias semanas.

Este accidentado gol en contra, suponía otra adversidad más en el devenir villarrense para este partido. Así que tocaba apretar los dientes en la búsqueda de una reacción que se antojaba tan complicada como necesaria. Y poco a poco, los rojillos se van sacudiendo el dominio de su rival y con Enrique y Luís de Haro, como principales instigadores, el juego se equilibra.

Una falta directa botada por Cris desde el semicírculo del área, pone a prueba a Manolo, terminando el balón saliendo por la línea de fondo. El saque de esquina del propio Cris, se salda con un fulgurante remate de cabeza de Salinas, que aloja el balón en la red. El empate devolvía la tranquilidad y las ilusiones a los villarrenses. Además, tras tres partidos sin marcar, el hambre de gol era tremenda.

Pero muy poco duró la alegría en el bando local, apenas cinco minutos, los que tardó José Javier en sacar un centro chut parabólico y muy alto, que sorprendentemente terminó por alojar el balón dentro de la portería. El meta local no estuvo muy afortunado en dicha acción.

El partido volvía ponerse muy cuesta arriba, con un marcador adverso tras encajar dos goles absolutamente evitables y con un equipo de circunstancias, ante un rival que estaba siendo superior en este primer periodo.

Emilio disputa un balón aéreo a Pepe Millán.

Sin embargo tras el paso por vestuarios, cambia la dinámica por completo. El Villa del Río realiza a instancias de su técnico, un cambio en su sistema táctico. Se olvida del doble pivote y apuesta por un 4-1-3-2, mucho más ofensivo. Saucedo da entrada al juvenil Durán y cambia de posición a varios de sus jugadores. El equipo da un paso hacia adelante y reacciona a base de casta, lucha y entrega. Ya se juega más en la mitad de juego castreño, lo que obliga a los visitantes a fortalecerse en su parcela, sin olvidarse de su faceta ofensiva donde Julio y Remacha seguían a la expectativa.

Curiosamente pudo sentenciar el marcador el Castro del Río en otra acción extraña. El remate de Julio desde la frontal, sale mordido y sin apenas potencia, sin embargo Antonio López tras frenar el esférico, no termina con hacerse con él y termina impactando en el poste derecho de su portería. Todo ello con un desarrollo digno de la mejor cámara lenta.

Pero la imagen del Villa del Río es absolutamente distinta, es otra. Los locales siguen apretando y acosando el área visitante. Y encuentran el premio a su tesón en otra jugada a balón parado. Tras una falta botada por Cris y tras varios rechaces en el área, Durán intenta hacer una chilena y el balón rechazado por un defensa, cae a los pies de Madueño, que lo aloja junto al palo largo.

Las tablas volvían al marcador electrónico, nunca mejor dicho, reparado tras varias temporadas inactivo. Y quedaban más de veinte minutos por delante. Tiempo en el que los dos equipos intentaron tomar ventaja.

Los locales siguieron mostrándose muy activos y eso que ya estaban sobre el terreno de juego jugadores como Agustín, Edu Sánchez y Fran Kiki, que hasta el momento habían tenido un papel testimonial durante la temporada.

Luís de Haro estuvo muy activo ante su exequipo.

Pero el partido nos tenía reservado un inesperado imprevisto. En una acción del mismo, el colegiado Salazar Hinojosa muestra la tarjeta amarilla y a continuación la roja al villarrense Salinas. El árbitro consideraba que el citado jugador había sido amonestado previamente, hecho que protestaba tanto el mismo Salinas, como sus propios compañeros de equipo, al igual que todo el cuerpo técnico. Fueron diez minutos de un inesperado parón, en el que los asistentes hicieron ver a su compañero, del error que había cometido, fruto de un apunte erróneo en una tarjeta anterior.

Y eso que la tecnología estaba al servicio del arbitraje, con la utilización de pinganillos en los tres árbitros de la cita.

Al final y tras una deliberación que se hizo eterna, el colegiado supo reaccionar y enmendar su error. Algo que lógicamente satisfizo a algunos e indignó a otros, no acostumbrados a ver estas rectificaciones arbitrales en el mundo del fútbol.

El juego se reanudó para disputar los diez minutos que quedaban por disputar, tiempo en el cual, los dos equipos intentaron por activa y por pasiva, desequilibrar el tanteador. Finalmente el empate a dos, sería el resultado definitivo. Un punto cuyo valor deberá ratificarse en las próximas citas.

El próximo fin de semana tocaría jornada de descanso dentro de este grupo I de la Primera Andaluza de Córdoba. Una fecha prevista en el calendario, con la intención de que los equipos con partidos pendientes de disputa, se pusieran al día en la competición. En esa tesitura hay numerosos equipos, de hecho en este grupo 1, los otros tres partidos previstos para esta jornada fueron suspendidos por la pandemia. Y en el grupo 2, casi lo mismo. Un partido disputado y otros tres aplazados.

El Villa del Río C.F. tiene fijado para el domingo día 24 (16:30 horas) su partido casero frente al Recreativo Belmezano, correspondiente a la jornada nueve. Pero en la mente de todos está el dilema si merece la pena darle continuidad a la competición, en estos momentos tan complicados y en estas circunstancias. La Federación Andaluza de Fútbol tiene la última palabra.

 

domingo, 27 de diciembre de 2020

Los Leones devoran al Villa del Río en la segunda mitad.

Crónica 7ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Grupo1.Temporada 2020/2021.

 

El Villa del Río se rinde, tras ser víctima de un cúmulo de adversidades.

 

PEÑA LOS LEONES  6  VILLA DEL RÍO C.F. 0  

 

Peña Los Leones- Coke, Miguel Chaves, Ariza, Ángel Chaves, Quirós, Sergio, Miguel Sánchez, Víctor, Valverde, David Rubio y Sancho. También jugaron: Fran, Edu López, Rafa Punto, Manuel, Alameda, Torrico y Alfonso.

Villa del Río- Mathius, Álvaro, Zamora, Madueño, Salinas, Cris, Alfonso, Sanroque, Zamorita, Juanpe y Luís. También jugaron: Agustín, Juanma, Fran Kiki y Durán.

Árbitro- María Elena Hidalgo Moraño. Estuvo auxiliado en las bandas por Alcántara García y Muñoz Chups. Amonestó a los locales Valverde, Ariza y Miguel Chaves y a los visitantes Alfonso, Salinas y. Expulsó con tarjeta roja directa al visitante Álvaro (min. 50) y a su entrenador José Antonio Saucedo (min. 65).

Goles-  1-0 (min. 55)  Edu López  2-0 (min. 58) Mathius en propia puerta  3-0 (min. 68) David Rubio  4-0 (min. 71) Edu López  5-0 (min. 78) Rafa Punto  6-0 (min. 85) Manuel.

 

Incidencias- El partido, que fue suspendido en su día al detectarse varios casos positivos por coronavirus en el cuadro local, se disputó en el Estadio Eleuterio Olmo Bermejo de la Ciudad Deportiva de Pozoblanco, ante un centenar escaso de espectadores, que era el público admisible por el protocolo COVID-19. Tarde soleada pero muy fría en la capital del Valle de Los Pedroches. La cita fue televisada en directo por Beconet TV, tanto en su propio canal televisivo, como por su página de Facebook.

 

Comentario- Francisco J. García-

 

Hay ocasiones en las que cuesta explicar y transmitir a los lectores las vivencias acaecidas durante el desarrollo de un partido. Y esta crónica podría ser una de ellas. Como un partido puede cambiar tanto de un periodo a otro. Y no sólo, el partido, el juego propiamente dicho, sino la apariencia de uno de los contendientes. Uno pensaba que la imagen ofrecida en Belmez, por el Villa del Río C.F. había sido un mero accidente deportivo, de esos que se dan de vez en cuando, en este deporte llamado fútbol, pero no fue así.

La expulsión de Álvaro fue el punto de inflexión del partido.

Un conjunto que había sido superior a su oponente, en el primer periodo, donde buscó la posesión del balón, mostró jerarquía y supo jugarlo con mucho criterio, terminó mostrando otra vez, una cara lamentable, la de un equipo roto y deslavazado, carente de orden y difuminado moralmente. Bien es cierto que se le presentaron una serie de adversidades a lo largo del duelo, lo que hizo recrudecer en su mente, esos viejos fantasmas, que condicionaron cualquier atisbo de reacción.

Y eso que los inicios no pudieron ser más prometedores con los villarrenses entrando por banda y sorprendiendo al conjunto pozoalbense. No se había cumplido el minuto cuatro de juego, cuando el equipo de José Antonio Saucedo demuestra su alarmante falta de pegada. La asistencia de Luís al corazón del área, era medio gol, pero Alfonso se duerme a la hora de rematar y la ocasión se va al limbo. El único que volvía a aportar peligrosidad, en el bando visitante, era Juanpe, quien lo intentó en reiteradas ocasiones (min. 17, 22 y 25) pero en todas ellas se topó con un acertado Coke, que estuvo inmenso.

Al Villa del Río se le comienzan a complicar las cosas con la lesión del propio Juanpe, al que un golpe en la espalda, le deja KO y tiene que pedir el cambio.

Juanpe dolorido sobre el césped, es atendido por las asistencias.

Un remate de cabeza del local Fran, a pocos segundos del descanso y tras el saque de una falta fue el preludio de lo que esperaba en la segunda parte.

Sebastián Sánchez Dueñas busca la reacción de los suyos y realiza varios cambios, tanto de jugadores como de posiciones, en el receso.

El partido se rompe, a los cinco minutos de la reanudación cuando tras un fallo defensivo, el recién incorporado Edu López se hace con un balón en la línea de medios encarando portería. Álvaro intenta frenar su acción defensiva, echando el cuerpo hacía atrás, para no obstaculizar el avance del rival, pero termina existiendo contacto y derribo. La jugada se salda con la pertinente falta y una tarjeta roja, excesiva a juicio del infractor, pero absolutamente pitable. Los villarrenses debían afrontar los cuarenta minutos restantes en inferioridad numérica. Y mientras se trata de reorganizar tácticamente al equipo, la Peña de Los Leones hace el primer gol tras aprovecharse Edu López de una laguna de marcaje en la banda diestra de la zaga visitante. Y sin apenas tiempo para digerir el golpe, llegaba otra jugada de infortunio. Edu López ejecuta un libre directo y el balón tras golpear el poste, impacta en la espalda de Mathius y se aloja en el fondo de la portería.

El balón lanzado por Edu López impactaría en el poste y en la espalda de Mathius, para acabar en la red.

Fueron ocho  minutos, los que transcurren entre la expulsión de Álvaro y el segundo gol local, en los que el Villa del Río encaja un duro golpe que le deja grogui. Porque a partir de ahí, solo hubo un equipo sobre el terreno de juego y fue el de La Peña de Los Leones del Ath. De Bilbao de Pozoblanco.

En mitad del desasosiego generalizado, el técnico villarrense José Antonio Saucedo es expulsado con tarjeta roja directa, sin entender el motivo de tan severa sanción. Juraba y perjuraba, que su persona ni había protestado ni faltado al respeto a nadie, pero Hidalgo Moraño a instancias de su asistente Alcántara García le indicó el camino a vestuarios.

Otro golpe más en la maltrecha moral de un conjunto blanquillo, vistieron con su segunda equipación por coincidencia de colores, cuyo estado de ánimo parecía encontrarse sujeto con pinzas y más tras el tercer gol rojiblanco, obra de David Rubio, que abrió las puertas de la goleada.

Entre tanto, hubo tiempo para un espectáculo dantesto, un intento de abandonar el terreno de juego por parte de los integrantes del banquillo villarrense. Menos mal que los jugadores de dentro, intentaron aportar cordura y evitar ese acto tan poco deportivo, como ridículo.

El juego continuó y dos errores garrafales de Mathius demuestran que el equipo mentalmente está hundido. El primero, al intentar regatear a un rival y perder el balón y el segundo, al caer dentro de la portería con un balón controlado. La manita subía al marcador en medio de la algarabía de la parroquia local.

Lo único positivo en las filas villarrenses fue el debut con el primer equipo, del juvenil de primer año (16 años), Antonio José Durán que al menos aportó ilusión y ganas en su estreno en categoría senior.

Imagen para el recuerdo. Antonio José Durán debuta con el Villa del Río C.F.

A estas alturas la pérdida de papeles era generalizada, sino no se entiende como, con ese marcador tan rotundo y a diez minutos del final, Salinas se situara como delantero centro y que Edu Sánchez y Soto, tras más de veinte minutos calentando en la banda, no se dispusiera desde el banquillo su entrada al terreno de juego.

El sexto gol, obra de Manuel fue la puntilla. Así que visto lo visto y con muy buen criterio, la colegiada María Elena Hidalgo Moraño pitó el final del partido en el mismo minuto noventa, obviando cualquier tiempo añadido.

En resumen severo y duro correctivo, el recibido por el Villa del Río C.F. en tierras pozoalbenses. Tras tres derrotas consecutivas, el equipo cae hasta la penúltima posición clasificatoria de este subgrupo 1 y lo que es peor con dos datos muy reveladores, es el conjunto más goleado (19 goles encajados) y el menos goleador (8 goles anotados), tras ocho partidos disputados.

La cuarta plaza está a tan solo tres puntos, pero para optar a la misma, se necesita un cambio radical, de lo contrario, la amenaza del descenso puede convertirse en una dura realidad.

La competición se toma ahora un respiro y la vuelta a la actividad está prevista para el próximo domingo día 10 de Enero, ese día el Villa del Río C.F. recibirá en el Polideportivo Municipal la visita del Recreativo Belmezano, en la primera de las seis finales que le quedan por disputar en esta primera fase de la competición.

 

 

martes, 22 de diciembre de 2020

Mensaje de SSMM Reyes Magos de Oriente para el Colegio Poeta Molleja de Villa del Río


La Junta Directiva del AMPA ha realizado este video para los más pequeños. Agradecimientos: - A Don Manuel Tirado Fernández, por aportar su inconfundible voz. - A Beconet TV, por poner su tecnología a nuestra disposición. - A la dirección del CEIP Poeta Molleja, al cuerpo docente, al personal de limpieza y mantenimiento y al personal del comedor. Gracias a todos por vuestra colaboración.

lunes, 21 de diciembre de 2020

Un solitario gol de Manu Romero decide el derbi comarcal.

Crónica 8ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Grupo1.Temporada 2020/2021.

 

El Villa del Río mejoró su imagen pero careció de mordiente ofensiva.

 

A.D.F.B. BUJALANCE  1  VILLA DEL RÍO C.F. 0  

 

Bujalance- Juanjo, Salchi, Manu Romero, Ortega, Rafa Rojas, Alberto, Rafa Gómez, Barbecho, Almirón, Manu Reina y Juan Ángel. También jugaron: Manu García, Rafalillo, Tomás y Juan Antonio.

Villa del Río- Mathius, Álvaro, Zamora, Vidosa, Salinas, Madueño, Alfonso, Sanroque, Zamorita, Edu Carriel y Luís. También jugaron: Juanpe, Agudo, Hugo, Fran Kiki y Soto.

Árbitro- Tomás Centella García. Estuvo auxiliado en las bandas por Maya Cubero y Martín Prieto. Amonestó a los locales Almiron, Rafa Rojas y Rafalillo y a los visitantes Zamora, Álvaro y Salinas.

Goles-  1-0 (min. 72)  Manu Romero.

Incidencias- El partido se disputó en el Estadio Municipal de Cañete de las Torres, por encontrarse el terreno de juego bujalanceño, en plenas obras de sustitución de su maltrecho césped artificial. Y lo hizo a puerta cerrada, por decisión del Ayuntamiento de Cañete de las Torres, como propietario de las instalaciones deportivas, como medida previsora para evitar posibles contagios Covid. Así que apenas una quincena de espectadores, entre directivos, jugadores no convocados y prensa pudimos presenciar esta cita deportiva, que fue televisada en directo, a través de internet, por el canal de Youtube de Netalgu TV.

 

Comentario- Francisco J. García-

 

Se suele decir, que el fútbol es un deporte que se juega en un rectángulo de una superficie aproximada de entre 6500 y 7000 m2, pero que se decide en otros de menores dimensiones llamados áreas. Y eso fue lo que ocurrió en el duelo de rivalidad comarcal entre la A.D.F.B. Bujalance y el Villa del Río C.F. Un partido en el que predominó la igualdad y el equilibrio de fuerzas en la mayor parte del terreno de juego, menos en las áreas, donde los bujalanceños se mostraron firmes en defensa y supieron aprovechar una de sus escaramuzas ofensivas. Al final, el solitario gol de Manu Reina terminó por decantar la cita a favor de los locales.

Formación inicial de la A.D.F.B. Bujalance en este partido.

 

Sorprendió el Villa del Río desde el mismo pitido inicial, al mostrarse como un equipo muy intenso y competitivo, que adelantaba mucho su línea de presión y que buscaba hacerse con el balón. Como si los pupilos de José Antonio Saucedo quisieran resarcirse de inmediato de la penosa imagen dada en su anterior cita liguera en el Juan Cortés de Belmez. Fruto de ese esperanzador arranque sería la inmejorable ocasión para marcar que tuvo Jesús Madueño. Corría el minuto tres de juego, cuando tras un saque de falta botado por Edu Carriel, el balón tras pasearse por el corazón del área chica, llegaba al capitán rojillo, que desmarcado en el segundo palo, remataba de cabeza, inexplicablemente fuera.

Ese fue, quizás el único lunar defensivo de un Bujalance que también se empleaba con mucha intensidad en todos los balones, lo que hacía que el partido estuviera entretenido. El balón deambulaba en medio campo y las acciones de ataque eran escasas. Si en el cuadro local era Manu Reina, el que por banda izquierda trataba de crear peligro con su calidad y su visión de juego, en los visitantes, con dos bandas muy abiertas, era por esa zona donde trataban de buscar una posible vía de penetración.

Equipo inicial del Villa del Río C.F. en este partido.

 

Un remate del local Alberto (min.18), desde la frontal y una falta lanzada por el visitante Edu Carriel (min. 26), supusieron el único trabajo reseñable, para ambos porteros en este primer periodo.

Tras el descanso, ambos entrenadores tratan de revolucionar sus tácticas ofensivas con la entrada de Rafalillo y Juanpe, aunque este último ya había saltado al terreno de juego en los últimos minutos, antes del paso por vestuarios.

El juego sigue por los mismos derroteros, mucha intensidad, mucha presión y una exhibición de derroche físico en ambas formaciones. Pero el partido comienza a desequilibrarse con la aportación del recién entrado Rafalillo, que comienza a castigar el costado zurdo de la zaga villarrense con su velocidad y su desborde.

Dos desbordes del siete local (min. 56 y 65) dejan sendos balones francos a Juan Ángel en el área, pero en el primero su remate se fue fuera y en el segundo, al que llegó muy forzado, el balón llegó manso a las manos de Mathius.

Centella García realiza el sorteo de campos, antes del partido.

 

Hasta que a la tercera, llegó el gol que decidió el partido. Nueva escapada de Rafalillo que desborda a Zamora y su centro al área es cazado por Manu Romero, que de fuerte zurdazo, bate a Mathius.

Quedaba poco más de un cuarto de hora, para que el Villa del Río tratara de evitar una nueva derrota. El equipo lo intentó, puso empeño y buscó el balón, pero su línea de ataque careció de mordiente. Y eso que Saucedo intentó mover efectivos y cambiar posiciones, pero sus delanteros tuvieron la pólvora mojada. De hecho muy pocas intentonas,tan solo reseñar un disparo de lejano de Juanpe (min.78) que obligó a Juanjo a despejar a corner y un remate de cabeza de Salinas, en el tiempo añadido, donde el balón fue a las manos del portero. Un escaso bagaje para tratar de derrocar la solidez defensiva del conjunto verdinegro.

Álvaro intenta robarle un balón a Manu Reina.

 

Al final, la victoria y los tres puntos se quedaron en el casillero de un Bujalance muy necesitado, tras haber sumado tan solo uno de sus últimos nueve puntos posibles. Por su parte, el Villa del Río mejoró su imagen con respecto a la cita precedente, pero sin gol y sin casi ocasiones, es casi imposible ganar un partido. Ahora la competición se toma un cierto respiro de dos semanas de duración, para poder disfrutar de las fiestas navideñas. Unas vacaciones que para la Peña de Los Leones de Pozoblanco y el Villa del Río C.F. serán de menor duración, ya que el próximo domingo día 27 de diciembre, a partir de las 12:30 horas, disputarán en el Eleuterio Olmo Bermejo pozoalbense, su partido correspondiente a la jornada 7 y que fue suspendido en su día por tener el cuadro local varios positivos COVID-19 en su plantilla.

 

domingo, 29 de noviembre de 2020

Empate con distintas sensaciones para Villa del Río y El Carpio.

Crónica 6ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Grupo1.Temporada 2020/2021.

 

Los carpeños causaron una grata impresión en el Polideportivo Municipal.

 

VILLA DEL RÍO C.F.  1  EL CARPIO C.F. 1  

 

Villa del Río- Mathius, Vidosa, Zamora, Madueño, Salinas, Cris, Sanroque, Raúl Casín, Zamorita, Juanpe y Soto. También jugaron: José Luís, Hugo, Edu Sánchez y Salva.

El Carpio- Aitor, Rodri, Madueño, Javi, Rafa Cuenca, Nico, Montero, Paco Solís, Fran Ruiz, Juan Ruiz y Manu. También jugaron: Kiko Pastor, José Carlos, Iván, Fran Bioque y Chus.

Árbitro- Rafael Sánchez Avellano. Estuvo auxiliado en las bandas por Puntas Alba y Arenas Arjona. Amonestó a los locales Madueño, Hugo, Mathius y Raúl Casín y a los visitantes Rafa Cuenca, Iván y Chus. Expulsó con tarjeta roja directa al local Salinas (min. 76).

Goles-  1-0 (min. 47)  Juanpe  1-1 (min. 50) Fran Ruiz. 

 

Incidencias- El partido se disputó a puerta cerrada siguiendo las directrices emitidas desde la Junta de Andalucía y corroboradas por el Ayuntamiento de Villa del Río, como propietario de las instalaciones deportivas y como medida de prevención ante el alto índice de contagios que registra actualmente la población. Así que apenas una veintena de espectadores pudimos presenciar en directo la cita. El partido fue televisado en directo a través de las redes sociales y de su propio canal, por Beconet TV.

 

Comentario- Francisco J. García.

 

No decepcionó en absoluto, el duelo de rivalidad comarcal que enfrentaba a ambos equipos después de diez años de espera. Y es que desde el 21/2/2010, no se cruzaban los dos equipos en competición oficial. Y curiosamente pese a la década transcurrida, lo hacían con el mismo árbitro, Sánchez Avellano y con algunos protagonistas, de aquel entonces (Cris, Nico y Paco Solís) todavía sobre el césped.

Juanpe fue el autor del gol villarrense.

 

En esta oportunidad el partido estuvo mucho más equilibrado y disputado. Y es que desde el pitido inicial sorprendió el valiente planteamiento del conjunto visitante, que salió a presionar muy arriba la salida de balón de su oponente y a tratar de jugar en la mitad del terreno de juego local.

Y a base de un generoso derroche físico, logra su objetivo y hace que el Villa del Río se sienta muy incómodo, durante todo el partido. Ese malestar se traduce en un juego lleno de precipitaciones, donde los errores predominan.

El balón deambula por mediocampo sin un dominador claro y en medio de una amalgama de jugadores de uno y otro equipo. Pero dentro de ese juego, en ocasiones insulso, los carpeños siempre tenían claro su objetivo, robar el esférico y hacer correr a sus hombre de arriba.

Por eso las únicas ocasiones de gol únicamente reseñables de este periodo fueron para los visitantes y ambas con un mismo protagonista, Andrés Montero (min. 23 y 30), en ambas supo aprovechar su velocidad para hacerse con balones perdidos por la zaga rojilla, para plantarse mano a mano con un Mathius que salió victorioso en ambas ocasiones y que por tanto se erigió en salvador de su equipo en este primer acto.

Pedro Sanroque trata de controlar un balón ante la presión de un contrario.

 

El Villa del Río que se había retirado a vestuarios sin haber rematado entre los tres palos, se encontró con el gol, apenas transcurridos unos segundos desde la reanudación. Cris habilita a José Luis por la banda izquierda y la jugada personal de éste, le hace llegar a la cocina, su remate lo saca Aitor como puede, pero Juanpe aprovecha el rechace para hacer el primer gol del partido.

Muy poco tiempo pudo disfrutar el cuadro local de su ventaja en el marcador, ya que unos minutos después una contra visitante de Juan Ruiz por banda izquierda, termina con una asistencia a Fran Ruiz que anticipándose a su marcador, fusila a Mathius.

Arranque vertiginoso en este segundo acto y el partido que sigue muy loco, con muchas idas y venidas. Nadie imponía tranquilidad y una cierta cordura en el juego. Pero eso sí, desde fuera daba la sensación que dentro de esta inestabilidad táctica, El Carpio se encontraba mucho más cómodo sobre el césped artificial a orillas del río Guadalquivir.

Soto y Rafa Cuenca disputan un balón aéreo.

 

El reloj avanza y el tiempo transcurre y superado el ecuador de esta parte, el destino le tenía guardado un duro revés al cuadro local, que en apenas unos minutos ve como el partido se le complica notablemente. Las lesiones de José Luís y Raúl Casín, en ambas los gritos de dolor fueron alarmantes en el desangelado recinto deportivo, les obligan a retirarse y las sensaciones son muy preocupantes. Y por otro lado la autoexpulsión de Salinas, tras una protesta o reclamación al asistente Arenas Arjona, desestabilizan por completo a un Villa del Río que tiene que disputar más de un cuarto de hora en inferioridad numérica.

Tocaba sufrir, porque El Carpio atisbó la posibilidad de hacerse con el triunfo. Rafa Cuenca e Iván tuvieron ocasiones claras sobre la portería de Mathius, pero el balón se fue arriba. Los cinco minutos de alargue decretados por Sánchez Avellano pusieron en jaque a un Villa del Río, encerrado en su parcela y que trataba de achicar balones, con la intención de perpetuar el empate del marcador y amarrar un punto. Pero hubo que sufrir hasta el pitido final ya que con el cronómetro superando el minuto noventa y cinco y tras una jugada de varios toques de cabeza de defensores y atacantes, en el área local, el balón rematado por Rafa Cuenca llegó a estrellarse en la parte superior del larguero.

Edu Sánchez conduce un balón ante el acoso de un rival.

 

No hubo tiempo para más. Al final un reparto de puntos que deja sensaciones distintas en ambos contendientes. Los locales sumidos en una etapa adversa de lesiones y contagios COVID, dieron finalmente el punto por bueno, mientras que en el bando visitante, la sensación era, que habían tenido en su mano, la posibilidad de hacerse con el triunfo.

El fin de semana toca jornada de descanso dentro de este grupo I de la Primera Andaluza, con la intención de que los equipos con partidos pendientes de disputa, se pongan al día en la competición. En esa tesitura están tanto el Villa del Río C.F. como El Carpio C.F. Los villarrenses, en la matinal, se desplazarán hasta Belmez, para enfrentarse en el Juan Cortés Mora, al Recreativo Belmezano, por su parte los carpeños, recibirán por la tarde y en su estadio la visita del C.D. Castro del Río.

 

domingo, 15 de noviembre de 2020

Raúl Casín deja los puntos en casa tras un final de infarto.

Crónica 4ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Grupo1.Temporada 2020/2021.

 

El jarote Fran desperdició una pena máxima en el descuento.

 

VILLA DEL RÍO C.F.  2  ATCO. VILLANUEVA F.B. 1  

 

Villa del Río- Mathius, Vidosa, Soto, Madueño, Salinas, Cris, Edu Carriel, Raúl Casín, Zamorita, Juanpe y Luís. También jugaron: Agudo, Zamora y Sanroque.

Villanueva- Vicente, Charaf, Pedro, Fran, Diego, Juan Carlos, Juanma, Pistacho, Aytami, Juanjo y Del Río. También jugaron: Miguel Márquez, Luís, José Carlos, Dani, Nando y Juanlu.

Árbitro- Víctor Uceda Alcaide. Estuvo auxiliado en las bandas por Aguilar Cano y Hernández Sánchez. Amonestó a los locales Salinas, Juanpe, Madueño, Cris, Agudo, Agustín y Vidosa y a los visitantes Fran, Diego, Nando y Del Río. Expulsó por doble tarjeta amarilla a los visitantes Vicente y Pedro (min. 90) y con tarjeta roja directa al local Zamorita, una vez terminado el partido.

Goles-  1-0 (min. 42)  Madueño  1-1 (min. 75) Salinas en propia puerta  2-1 (min. 89) Raúl Casín. 

 

Incidencias- El partido se disputó a puerta cerrada siguiendo las directrices emitidas desde el Ayuntamiento de Villa del Río, como propietario de las instalaciones deportivas y como medida de prevención ante el alto índice de contagios que registra actualmente la población. Así que apenas una veintena de espectadores pudimos presenciar en directo la cita. El partido fue televisado en directo a través de las redes sociales, por Beconet TV.

 

Comentario- Francisco J. García-

 

Los escasos veinte espectadores, entre directivos, espectadores y prensa, que pudimos presenciar este partido, respiramos tranquilos al comprobar cómo nuestra salud cardiaca, respondió perfectamente a un final de partido de verdadero infarto. Y es que se llegaba al epílogo con un marcador igualado y con dos equipos conscientes de la nulidad de ese resultado para sus propios intereses. Así a la mayor presencia ofensiva del Atco. Villanueva, trataba de responder el Villa del Río a la contra, con jugadas sobre todo por banda derecha. Corría el minuto 89 cuando tras un corner botado en corto por Cris sobre Juanpe, éste se mete hasta la cocina y el pase atrás lo remata el propio Cris al poste, el rechace es rematado por Agudo y salvado, en primera instancia, por las piernas de un defensor, pero a la segunda Raúl Casín remata a la red. Los jugadores visitantes se lanzan contra árbitro y asistente ya que entienden que Agudo controló el balón ayudado por su brazo, pero tanto el juez principal, como su asistente, dan validez al tanto. La lluvia de protestas acaba con un sinfín de amonestaciones, tras las que Vicente y Pedro se llevan la peor parte y acaban siendo expulsados.

Imagen del primer gol del partido, el balón rematado por Madueño va camino de la red.

Con dos jugadores menos y con Juanlu bajo palos, sustituyendo a Charaf, el cuadro jarote lo intenta a la desesperada. En el cinco minuto del tiempo añadido, un error de Soto en el despeje, permite una segunda opción a Pistacho, que pone un balón pasado donde acuden Luís y Vidosa. La última incorporación jarota cae en el área y Uceda Alcaide, señala el punto fatídico, pese a las numerosas protestas de los jugadores locales, que reclamaban que Vidosa había tocado claramente el balón. Fran ejecuta el penalti de manera defectuosa y envía el balón fuera, a la derecha de la portería de Mathius.

No hubo tiempo para más, ya que el árbitro de inmediato señaló el final del partido.

Fue el vibrante epilogo de un partido, en el que la tensión, la igualdad y la emoción por la incertidumbre del marcador, sustituyó al buen fútbol.

El Villa del Río estuvo mucho más acertado y con un mayor protagonismo en el primer periodo, ante un Atco. Villanueva que se limitaba a defenderse y a mantener un cierto orden táctico dentro de su parcela. Las ocasiones de gol brillaban por su ausencia y de hecho, el primer remate entre los tres palos fue en el minuto cuarenta y dos y supuso el primer gol de los locales. La falta lateral botada por Cris, fue rematada por Madueño tras anticiparse en el primer palo, a todos sus oponentes.

 Miguel Márquez y Raúl Casín fueron de lo mejor de sus respectivos equipos.

El gol deja tocados a los visitantes, que ven como Diego, in extremis evita el gol de Edu Carriel, con Vicente ya superado. Pero poco a poco, reacciona el Villanueva y más con la entrada de Miguel Márquez y Dani en medio campo y Luís, en el costado izquierdo. Además la salida de Aytami, hace que su equipo deje de jugar un fútbol directo y apueste por jugar el balón con mucho más criterio.

Una buena jugada personal del local Luís, cuyo pase de la muerte, es interceptado por Fran, evitando males mayores para su equipo. Responden los jarotes, tras un ingenuo balón perdido por Luis y el remate de Del Río, con Mathius descolocado, se va fuera rozando el poste.

El empate llega de manera absolutamente inesperada y en una jugada desgraciada, ya que sin ningún contrario que le presionara, Salinas y Mathius no se entienden y la cesión del balón con la cabeza del defensor, acaba dentro de la portería.

Pedro observa el balón ante la presencia de Edu Carriel.

Jarro de agua helada para el cuadro local, que acusa el mazazo. Los nervios y la intranquilidad afloran en sus jugadores, que optan por superar dichos miedos, agazapados en torno a su propia área. Un lanzamiento de falta lateral de Pistacho, se envenena tras tocar en el hombro de Soto y crea el uy en las gradas.

Pero los locales, no se olvidan de la portería rival y a poco del final, Juanpe pone a prueba a Vicente. Fue el preludio, del intenso final de partido, que nos esperaba.

Diego corta un balón ante la presencia de Agudo.

Al final fue el Villa del Río, quien tomó oxígeno, tras sumar los tres puntos y deja al Atco. Villanueva, con cero puntos en su casillero, tras cuatro partidos disputados, pese a ser, considerado por todos, un firme candidato a optar al ascenso de categoría.

El próximo domingo, el Villa del Río C.F. se desplazará hasta Peñarroya, para enfrentarse en Casablancas, al actual líder de este grupo, de la Primera Andaluza Senior de Córdoba.

 

domingo, 25 de octubre de 2020

Justo reparto de puntos entre dos equipos en construcción.

Crónica 1ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Grupo1.Temporada 2020/2021.

 

Los dos goles llegaron tras lanzamientos desde el punto de penalti.

 

VILLA DEL RÍO C.F.  1  A.D.F.B. BUJALANCE  1  

 

Villa del Río- César, Vidosa, Zamora, Álvaro, Salinas, Cris, Alfonso, Raúl Casín, Agudo, Edu Carriel y Luís. También jugaron: Salva, Pedro, Agustín y Soto.

Bujalance- Juanjo, Ortega, Rafalillo, Juan Ángel, Rafa Gómez, Barbecho, Almirón, Manu Reina, Jaime, Porfi y Villa. También jugaron: Salchi, Juan Castro y Manu.

Árbitro- José Carlos García Espejo. Estuvo auxiliado en las bandas por Fernández Regidor y Cano Ramírez. Amonestó al local Álvaro y a los visitantes Villa y Rafalillo.

Goles-  1-0 (min. 16)  Alfonso  1-1 (min. 37) Rafa Gómez 

 

Incidencias- El partido se disputó a puerta cerrada siguiendo las directrices emitidas desde el Ayuntamiento de Villa del Río, como propietario de las instalaciones deportivas y como medida de prevención ante el alto índice de contagios que registran actualmente las dos poblaciones. Medida que fue también apoyada desde el consistorio bujalanceño. Así que apenas una treintena de espectadores, entre directivos de ambos equipos, federativos y prensa pudimos presenciar en directo la cita.

 

Comentario- Francisco J. García-

 

Pudieron ganar, pudieron perder y terminaron empatando. El desangelado duelo de rivalidad comarcal, por la falta de público en los graderíos, entre villarrenses y bujalanceños acabó en tablas, tras un partido donde la emoción y la incertidumbre dejaron a un lado al juego vistoso. Y es que a lo largo de los noventa y cinco minutos en los que se alargó la contienda, ambos equipos demostraron sus cualidades y tuvieron sus opciones, pero finalmente claudicaron en sus intentos por ganar, como consecuencia de su falta de acierto. Algo absolutamente previsible, si tenemos en cuenta el tiempo transcurrido desde el último partido disputado por ambos.

Porfi persigue un balón con Vidosa al acecho.

De inicio, algo que promete ser muy habitual esta temporada y es que las bajas (lesiones, sanciones, confinamientos) en ambas formaciones obligaron a sus técnicos a tener que improvisar. Así Saucedo, en el bando local no podía disponer de Prieto, Madueño y Juampe. En el otro bando, Tomás no contaba con Rafa Rojas, Manu Romero y Tomás.

El partido arranca con un Villa del Río muy intenso que sorprendía a un Bujalance que se sentía superado. Jugaban los locales con mucho criterio, combinando bien el balón y encerrando a su oponente en su parcela. Fruto de ese dominio, fueron tres clarísimas ocasiones en los primeros veinte minutos de partido. Pero la efectividad o el acierto en el remate sigue siendo la asignatura pendiente de este Villa del Río, algo que parece heredar del anterior ejercicio liguero. Alfonso, Edu Carriel y Raúl Casín tuvieron el gol en sus botas, pero perdonaron y ya se sabe lo que ocurre en el mundo del fútbol cuando muestras esa clemencia.

Formación inicial del Villa del Río C.F. en este partido.

Un claro derribo en el área de Villa a Edu Carriel es sancionado como penalti por García Espejo y Alfonso pone a los suyos con ventaja en el marcador.

El Bujalance no pierde la compostura y su juego es muy vertical, en la búsqueda de la velocidad de jugadores como Juan Ángel, Rafalillo y Porfi. Sin embargo su primera ocasión de gol, no llegó con el pase largo como protagonista. Llegó en una jugada a balón parado, tras una absurda falta de Álvaro que le costaría la tarjeta y la sustitución algunos minutos después, en el que al centro de Almirón, no llegó Barbecho en el segundo palo, por centímetros.

Los verdinegros empatan también tras un lanzamiento desde los once metros, tras un derribo del propio Álvaro sobre Juan Ángel, que transformó en gol Rafa Gómez.

El Villa del Río trata de reaccionar y bajo la batuta de Cris, siguen creando peligro en torno a la portería de Juanjo. Dos saques de esquina del capitán rojillo dejan sendos balones francos en las cabezas de Agudo y Salva, pero sus remates resultaron defectuosos.

Equipo inicial de la A.D.F.B. Bujalance en este partido.

Tras el descanso, Tomás Joven cambia su sistema táctico y el partido cambia su dirección. La entrada de Salchi permite a Barbecho jugar en su posición natural y aunque con la retirada de Juan Ángel, el equipo pierde un hombre de arriba, curiosamente gana en peligrosidad. Con Porfi y Rafalillo como referencias, pero jugando muy abiertos, su equipo  da un paso hacia adelante, incrementa su ritmo y muestra una mejor imagen. El Bujalance pasa a llevar la iniciativa en el juego y el partido se disputa más en la mitad de campo villarrense. El meta local César salva a su equipo por dos ocasiones, primero con un remate de Rafa Gómez (min. 56), tras un saque rápido de falta que sorprendió a la defensa local y posteriormente a disparo a bocajarro de Rafalillo (min. 70) tras jugada personal de éste.

Con el paso de los minutos, el derroche físico comienza a pasar factura. Vidosa debe abandonar el terreno de juego y Raúl Casín pasa a ocupar su lugar en la banda. El centro del campo villarrense lo acusa y el equipo comienza peligrosamente a fraccionarse. Así que apenas toman protagonismo en las inmediaciones del área rival, aunque a veces tampoco es que haga falta, ya que un balón que volvía del cielo tras un centro-chut del debutante Agustín, llegó a impactar en el larguero tras un primer contacto con las manos de Juanjo.

El protocolo contra el COVID-19 ha cambiado algunas tradiciones del mundo del fútbol.

El partido llega muy roto al epílogo, con dos equipos buscando más la opción fácil, el pase largo. Pero ni la velocidad ni las ideas a estas alturas, eran las más óptimas. Barbecho la tuvo para el Bujalance con un remate cruzado que se fue fuera, tras una acción personal de Rafalillo. Y para los locales, lo más reseñable fue un disparo de Alfonso desde la frontal que se fue fuera por muy poco. Al final, el marcador no se movería y el reparto de puntos, que al final lo dieron por bueno, fue el premio para ambos contendientes

La próxima semana, el Villa del Río C.F. se desplazará hasta Belmez, para enfrentarse al Recreativo Belmezano en el Estadio Juan Córtés. El partido comenzará a las 16.15 horas del próximo domingo 1 de noviembre.

 

sábado, 10 de octubre de 2020

El oficio del Ciudad Jardín se impone a la voluntad villarrense.

Los de Poniente se adjudican la LIII edición del Trofeo Matías Prats.

 

Villa del Río C.F. 0  Ciudad Jardín C.D. 2

 

Villa del Río-  César, Raúl Casín, Zamora (Soto min. 58), Álvaro, Juanma (Luís min. 32), Cris, Edu Carriel (Agustín min. 60), Madueño (Vidosa min. 54), Fran Zamora (Agudo min. 54), Prieto (Hugo min. 80) y Juampe (Alfonso min. 54).

Ciudad Jardín- Canales, Márquez, Alvarito, Domingo, Mateo (Alex min. 46), Prieto (Rubén min. 66), Tate (Miguel Ángel min. 46), Juanillo, Josemi (Rafa Pérez min. 31), Sojo y Portales.

Árbitro: José Carlos Baena Espejo de la Delegación cordobesa. Estuvo asistido en las bandas por Roa Jiménez y Conde García. Amonestó a los locales Cris y Edu y al visitante Juanillo.

Goles-  0-1 (min. 35)  Prieto   0-2 (min. 52) Sojo.

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal en una tarde calurosa. La asistencia de público estuvo regulada por el protocolo contra el COVID-19 establecido por la Federación Andaluza de Fútbol.

Los dos Prieto, uno por  cada equipo,  frente a frente.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

Los goles de Prieto y Sojo, uno en cada periodo, permitieron al Ciudad Jardín llevarse con toda justicia la LIII edición del Trofeo Matías Prats. El mayor oficio y la sobriedad defensiva del conjunto que entrena Carlos Losada terminaron por doblegar el trabajo y la voluntad de un animoso Villa del Río.

Dicen que en ocasiones los partidos se deciden por detalles y éste podría servir como ejemplo. Los de la capital estuvieron mucho más certeros en ambas áreas, en la contraria porque su efectividad fue muy alta y supieron materializar en gol, dos graves desaplicaciones defensivas de los locales. Primero cuando Prieto absolutamente desmarcado y a la salida de un córner, enganchó una volea tras el servicio desde la esquina de Portales y después, tras realizar un vertiginoso contraataque, ante una absurda pérdida de balón de su rival, que sería culminado por la velocidad de Sojo que supo definir entre las piernas de César. Muy poco más fue el bagaje ofensivo de los amarillos, al que habría que añadir un disparo muy intencionado de Portales (min. 11) al que César respondió con una gran intervención.

Todo lo demás en el Ciudad Jardín fue una excelente demostración de trabajo defensivo. Tácticamente rozaron la perfección, el equipo estuvo muy bien situado y supo bascular y presionar para cerrar líneas de pase. Al Villa del Río le costaba iniciar la jugada, por lo que en ocasiones caía en precipitaciones y apenas crearon peligro sobre la meta de Canales en el primer periodo.

Imagen del primer gol del partido marcado por el capitalino Prieto.

 

Tras el obligado paso por vestuarios, cambia la decoración los locales salen con renovados bríos y los cambios efectuados por José Antonio Saucedo le dan otro aire a su equipo. Fran Zamora tuvo el empate en sus botas pero Canales estuvo muy acertado. Y lo que es el fútbol, del posible empate se pasó en un minuto a la sentencia visitante. El gol de Sojo dinamitaría las intenciones locales de una posible remontada, pero lejos de venirse abajo, siguieron apretando y buscar resquicios en el engranaje defensivo de su oponente. Algo que con el paso de los minutos irían encontrando ya que el Ciudad Jardín bajó su tono físico, algo lógico teniendo en cuenta la altura de la temporada en la que nos encontramos y que Carlos Losada, tan solo pudo alinear a quince jugadores.

Tate trata de controlar un balón ante la mirada de Juampe y Juanillo.

 

El gol fue una de las asignaturas pendientes del Villa del Río en el ejercicio liguero precedente y la verdad es que volvió a evidenciar el mismo defecto. Un saque de esquina botado por Cris al corazón del área, fue rematado a las nubes por Agudo, en mitad del área pequeña. Y unos minutos más tarde, una gran jugada de Luís por la banda izquierda, acabó con un pase atrás rematado excesivamente cruzado por Agustín.

No llegaba ese gol que ilusionara a los jugadores rojillos, que encima tampoco tuvieron a la diosa fortuna de su lado. Un gol materializado por Agudo (min. 74) fue anulado por un fuera de juego que sería muy protestado por los jugadores y aficionados locales.

Zamora intenta superar al lateral Márquez.

 

El Villa del Río en un gesto que le honra terminó el partido, apretando y jugando en campo rival, pero la puntería no era su mejor virtud y Hugo (min. 85) desde la frontal, envió fuera del recinto deportivo, un remate desde la frontal del área, tras una asistencia de Vidosa que habría subido por su banda.

En resumen, los goles deciden las victorias y el Ciudad Jardín que hizo dos, se llevó con todo merecimiento el triunfo y el Trofeo Matías Prats, en un partido más efectivo que brillante.  El Villa del Río voluntarioso y trabajador, gustó a sus aficionados, pero sin puntería en el remate final es muy difícil hacer goles y por tanto, ganar los partidos.

 

El Urgavona se lleva el Memorial Miguel Pastilla.

La tanda de penaltis decidió un duelo que acabó en empate.

 

Villa del Río C.F. 1  Urgavona C.F. 1

 

Villa del Río- Antonio López, Vidosa, Soto, Álvaro, Emilio, Cris, Alfonso, Madueño, Agudo, Prieto y Juampe. También jugaron: César, Raúl Casín, Zamora, Juanma, Edu, José Luís y Luís.

Urgavona- Álvaro, Monja, Jaime, Quique, Alberto, Ramos, Luismi, Alvarito, Rubio, Ángel y Franchi. También jugaron: Lorente, Damas, Sahuquillo, Fran, Coba y Jesús.

Árbitro: Carlos Roldán Rodríguez de la Delegación cordobesa. Estuvo asistido en las bandas por Puntas Alba y Pérez Hospital. Mostró tarjeta amarilla a los locales Juampe, Prieto y Cris y a los visitantes Luismi, Quique y Lorente.

Goles-  0-1 (min. 41) Franchi 1-1 (min. 57) Madueño.

 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal en una noche de temperatura muy benigna, en la XXXIV Edición del Memorial Miguel Pastilla, en la que se viene a recordar al jugador del Villa del Río C.F. que en la década de los años 70, fallecía de manera trágica junto con su esposa, tras incendiarse el hotel de Tenerife en el que se hospedaban, cuando disfrutaban de su luna de miel.

La asistencia de público estuvo regulada por el protocolo contra el COVID-19 establecido por la Federación Andaluza de Fútbol. Por ese motivo, el partido comenzó con unos minutos de retraso.

La familia del malogrado Miguel Pastilla fue agasajada tanto por el Ayuntamiento de Villa del Río, como desde el propio club.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

La decisiva actuación en la tanda de penaltis, del meta jiennense Álvaro, que detuvo los lanzamientos de Zamora y Emilio, antes Juampe había estrellado el balón en el larguero, tras su disparo a lo panenka, permitió a su equipo adjudicarse el Memorial Miguel Pastilla, tras un partido muy disputado, en el que los locales merecieron mejor suerte, pero que en su tiempo reglamentario, finalizó con empate a uno en el marcador.

El técnico local José Antonio Saucedo tuvo que variar sobre la marcha su planteamiento inicial, debido a la intransigencia arbitral ante la alineación de jugadores a prueba, carentes por tanto de licencia federativa. Por dicho motivo Eduardo, Salva y Pedrito se cayeron del presunto once inicial y otros como Sigler, Zamorita, Ali y Kiki, no pudieron ni sentarse en el banquillo. Así pues la idea del técnico cordobés de alinear en cada uno de los periodos, dos onces absolutamente diferentes, quedó en sólo una mera intención.

El choque arranca con un Villa del Río muy intenso y con buena actitud. No parecía que fuera su primera cita preparatoria, tras la suspensión de la visita a La Asomadilla del pasado fin de semana. Acapara una mayor posesión de balón, jugándolo con mucho criterio, tratando de explotar la velocidad de sus hombres de banda.

Juampe dispuso de la primera ocasión nítida para marcar, pero su colocado remate, se topó con un acertado Álvaro. Unos minutos más tarde sería Prieto quien tuvo el gol en sus botas, pero de nuevo falto puntería en el disparo final.

Roldán Rodríguez, 18 años de edad,  es una firme promesa del arbitraje cordobés.

 

El Urgavona de Fran Almansa, mantenía el tipo en su parcela, con un meritorio trabajo defensivo y apenas se prodigaba en ataque. La cita parecía no tener un carácter amistoso ya que los jugadores se empleaban con un ímpetu más bien competitivo. El colegiado cordobés de División de Honor, Roldán Rodríguez tuvo que tirar de experiencia y tarjetas para aplacar los ánimos.

Pasaban los minutos bajo el mismo argumento, dominio villarrense, con un juego más que convincente ante un rival serio y ordenado, que mantenía el tipo en su parcela. Y lo que es el fútbol, el conjunto de Arjona se adelantaría en el marcador, en su primer remate entre los tres palos de la portería local. Fue tras un despeje blandito de Emilio que dejó el balón franco a Ángel, que supo conectar con Franchi, para batir a Antonio López con un remate cruzado.

A pocos minutos del obligado receso, llegaba el jarro de agua fría para el cuadro local, que tras el descanso realizó siete cambios, dejando tan solo a Emilio, Cris, Madueño y Prieto sobre el terreno de juego.

El partido pierde intensidad, aunque los locales siguen llevando la batuta en el juego. Madueño empata el partido tras marcar de cabeza a la salida de un corner. El Villa del Río se reactiva moralmente y unos minutos después fue Juanma quien tuvo en su cabeza el gol, pero su remate se fue arriba.

Jesús Madueño fue el autor del gol del Villa del Río C.F.

 

Lo intenta hasta el final, por voluntad no quedó, pero faltó precisión en el último pase. Los jienenses se prodigaron poco en ataque en este segundo acto, aunque también dispusieron de algún balón suelto en el área, que hizo contener la respiración a la parroquia local. Finalmente las tablas permanecieron en el marcador tras el pitido final y tal y como ocurrió en la anterior edición (1-1 frente al Torredonjimeno B), el ganador de este Memorial Miguel Pastilla, se tuvo que decidir desde los once metros.

Allí el acierto del meta Álvaro y los errores en los lanzamientos de los jugadores locales, motivaron que el finalmente el trofeo se marchara a tierras jiennenses. Antonio Carabaño, concejal de deportes del Ayuntamiento de Villa del Río, Pedro Pastilla, hermano del malogrado deportista y el presidente del Villa del Río C.F. Fabián Cabrera, entregaron los respectivos trofeos a los capitanes de ambos equipos.

La próxima cita de la pretemporada villarrense será el próximo sábado día 10 en el Polideportivo Municipal (17 horas) frente a un exigente rival, como es el Ciudad Jardín de División de Honor.