viernes, 28 de febrero de 2020

El Villa del Río C.F. paga muy caro sus desajustes defensivos.

Crónica 23ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

La Rambla C.F. remonta en el segundo periodo y deja muy tocado a su rival.

 

VILLA DEL RÍO C.F. 1  LA RAMBLA C.F. 3

 

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Raúl, Vidosa, Edu Baena, Emilio, Cris, Sergio Romero, Madueño, Ávila, Prieto y Johny. También jugaron: Gonzalo, Moreno, Julio, José Luís, Agudo y Moro.

La Rambla- Nando, Ismael, Carrasco, Charly, Emilio, Sergio Roldán, Carlos, Rafa Lucena, Edu, Gonzalo y José Carlos. También jugaron: Campos, Paco Pino, Migueli, Manolete y Juan Carlos.

Árbitro- Víctor Uceda Alcaide. Estuvo asistido en las bandas por Delgado Criado y De Vera Martínez. Mostró tarjetas amarillas a los locales Madueño, Edu Baena y Johny y a los visitantes Carlos, Sergio Roldán y Campos.

Goles-  1-0 (min. 45) Ávila  1-1 (min. 47) Paco Pino  1-2 (min. 57) Carlos  1-3 (min. 68) Campos.

Incidencias- Partido adelantado a la noche del jueves 27, tras el acuerdo alcanzado por ambos clubes. El atípico horario del mismo (21 horas), influyó en la asistencia de público, al final unos ciento cincuenta valientes desafiaron la baja temperatura y se dieron cita en el Polideportivo Municipal. El capitán villarrense Cris, cumplía su partido oficial 300 con la camiseta rojilla.

 

Comentario- Francisco J. García

 

Debacle absoluta. El Villa del Río volvió a evidenciar que sus compromisos caseros son su asignatura pendiente del presente ejercicio liguero, sólo tres triunfos en once comparecencias, tras caer derrotado con todo merecimiento ante La Rambla, que supo remontar en el segundo periodo el que podía haber sido un gol psicológico marcado por el local Ávila a pocos segundos del descanso. Quizás esa jugada fue la única a destacar, por su juego combinativo, de todo el primer periodo.

Formación inicial del Villa del Río C.F. en este partido.

Hasta entonces el juego directo y el pelotazo arriba predominaban en un choque, disputado y peleado, pero con un fútbol nada vistoso. Una ocasión del local Emilio, que remató arriba, en escorzo y muy forzado, en el segundo palo, un balón servido desde la banda derecha y un remate a bocajarro del visitante José Carlos, bien respondido por Sergio Hinojosa, fueron lo escasamente reseñable ofensivamente. También hubo tiempo para la polémica, con un gol anulado a Johny (min. 38), por un fuera de juego señalado por el colegiado sin que su asistente hubiera levantado la bandera.

Así que ese gol de Ávila premiaba la mayor intención de los locales, por hacer que el balón intentara circular más por el césped que por el aire.

Equipo inicial de La Rambla C.F. en este partido.

Pero tras el obligado paso por vestuarios, el partido cambia por completo su decoración. El técnico alfarero Andrés Luque “Carraña” introduce en el terreno de juego a Paco Pino y a Campos, modifica el esquema táctico de su equipo y dota a su equipo de mayor mordiente ofensiva. Antes de que se cumpliera el segundo minuto de este acto, lograrían el gol del empate, obra de Paco Pino que supo aprovecharse del monumental error de Raúl en el despeje, un cañazo en toda regla, que dejó el balón franco, para que el jugador recién incorporado, restableciera las tablas en el marcador.

Esa fue la jugada clave del partido, porque a partir de ahí, el cuadro local se descompuso, víctima de su inseguridad y de sus propios miedos. El equipo mentalmente se muestra frágil, se diluye en su juego y pierde efectividad. La sobriedad defensiva mostrada en otras etapas de la competición, cae en el olvido y los rambleños culminan unos minutos después la remontada con un gol de Carlos tras una jugada que dejó en evidencia a toda la zaga local. Primero el exvillarrense Edu Carriel ganó en velocidad un balón a su marcador Raúl y su asistencia, sería rematada por su compañero, más solo que las una, sin que nadie le entorpeciera lo más mínimo.

A partir de ahí fue un querer y no poder, del cuadro local. Los sucesivos cambios de efectivos y tácticos, realizados por su entrenador Eduardo Fernández Álvarez no daban solución a los males de su equipo. La Rambla no sólo mostraba solidez, sino que buscaba el balón, lo jugaba con criterio e imponía su ley sobre el campo.

Los villarrenses con más orgullo que efectividad, buscan en jugadas aisladas ese gol que les vuelva a meter en el partido y que sea ese necesario bálsamo para sus endémicos males.

Prieto trata de controlar el balón ante el acoso de Ismael.

Pero los visitantes no están por la labor y se muestran firmes y expeditivos en las proximidades de su área. Y cuando no era así, la diosa fortuna parecía estar de su lado, como en la ocasión de Ávila que remató de cabeza un balón servido por Johny y con Nando superado, fue Charly quien bajo palos, evitó el tanto.

Curiosamente dos minutos más tarde, el tercer gol visitante sería la puntilla, para los anfitriones. Campos cabeceaba a la red un balón servido por Gonzalo, ante la alarmante pasividad de la defensa rojilla. Quedaban poco más de veinte minutos por delante y con dos goles abajo, los locales a la desesperada lo intentan todo. Su técnico se la juega a y sitúa a tres delanteros sobre el campo, más dos interiores muy ofensivos y con una defensa de tres, con los centrocampistas Cris y Julio como integrantes de la misma, tratan de apelar a la épica.

Pero estaba visto que no era el día. Nando providencial en el minuto 79, realiza una gran parada tras un remate de Ávila que iba para adentro y tres minutos después, sería Moro quien remataría fuera tras cabecear un buen centro de Cris.

Carlos y Madueño intentan hacerse con el balón.

Al final la victoria y los tres puntos se marcharon para La Rambla, lo que deja al Villa del Río sumido en una preocupante dinámica de juego y resultados adversos. No es menos cierto que la temporada está convirtiéndose en un puro contratiempo, donde el equipo está obligado a resetearse sobre la marcha. Los numerosos cambios que ha sufrido la plantilla no favorecen la estabilidad. Las salidas de jugadores, como Rafa Llamas (Martos), Mathius (Almodóvar), Enrique (Cieza), Dani Frías (Martos), Zamora y Juanma, provocaron las llegadas de Hugo, Sergio Romero, Moreno y Raúl, más la recuperación de otros como Prieto, Gonzalo y José Luís que habían estado casi inéditos en la primera vuelta. Todo ello supone una excesiva, pero obligada remodelación.

Tras haber sumado en esta segunda etapa, tan solo seis puntos sobre veinticuatro posibles, el Villa del Río ve como peligrosamente se está acercando a las posiciones de descenso, entre otras cosas porque los rivales de esa zona están apretando. Quedan siete partidos para la conclusión del campeonato y la reacción no puede demorarse más, de lo contrario la competición puede convertirse en un auténtico suplicio y la amenaza del descenso, una dura realidad.

La próxima jornada, prevista para el domingo 8 de marzo, el Villa del Río C.F. deberá desplazarse hasta Palma del Río para enfrentarse en el Complejo Deportivo El Pandero, al titular de la localidad.

 

lunes, 24 de febrero de 2020

Mejoría insuficiente para sorprender al líder de la categoría.

Crónica 22ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Dos graves fallos defensivos empañan el serio partido de los villarrenses.

 

MONTILLA C.F. 3  VILLA DEL RÍO C.F. 1 

 

Montilla- José, Antonio, Soto, Sillero, Chechu García, Carraña, Maleno, Rafa, Javi Guerrero, Nacho y Juan Gordón. También jugaron: Chechu Córdoba, Esteban, Alex y Luisma.

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Álvaro, Vidosa, Edu Baena, Emilio, Cris, Sergio Romero, Madueño, Ávila, Prieto y Gonzalo. También jugaron: Johny, Moro, Hugo y Julio.

Árbitro- Felipe Torrecillas Barambio. Estuvo auxiliado en las bandas por Alcántara García y Cano Ramírez. Mostró tarjetas amarillas a los locales Nacho, Castilla (banquillo) y Maleno y a los visitantes Sergio Romero, Edu Baena, Álvaro, Madueño, Prieto y al entrenador Eduardo Fernández.

Goles-  1-0 (min. 28) Juan Gordón  2-0 (min. 72) Juan Gordón  3-0 (min. 93) Chechu Córdoba  3-1 (min. 95) Moro.

 

Incidencias- Unos doscientos cincuenta espectadores se dieron cita en el Estadio Municipal de Montilla.

 

Comentario- Francisco J. García

 

El líder Montilla dio otro paso más hacia la disputa, como primero de grupo, del play off de ascenso a División de Honor tras imponerse con rotundidad a un serio y correcto Villa del Río, que intentó plantar cara, pero que terminó claudicando, víctima de sus propios errores.

No parecía el mejor escenario posible, para evaluar la reacción villarrense, tras dos resultados consecutivos adversos ante rivales de la zona baja de la tabla. Resultados que abrieron un mar de dudas en la trayectoria de un Villa del Río afincado en una crisis de identidad. Y es que el potencial del conjunto vinícola y su devenir en la competición, ratificaban la condición de favoritos al ascenso de los amarillos en el presente ejercicio liguero.

Vidosa intenta cortar el avance de Chechu García.

Por eso el técnico villarrense plantea un partido basado en un homogéneo sistema defensivo, para tratar de tapar las vías de penetración del cuadro local y que apenas le lleguen balones a su goleador Juan Gordón. Y la verdad es que lo consigue en los primeros minutos, a medias,  ya que la velocidad y la calidad de Nacho por la banda izquierda, unido a la experiencia de Maleno, hacen tambalear a los defensores rojillos.

Pero una cosa estaba clara, había que estar concentrado al máximo y evitar el más mínimo error, porque si no la clase de los jugadores vinícolas podría ser letal. Y eso mismo ocurrió, en los primeros minutos cuando Nacho se aprovechó de un balón perdido en la línea de creación villarrense, para estrellar su remate en la base del poste.

Los minutos pasaban y aunque el control del juego de los locales era constante, les costaba superar la tela de araña que protegía la portería de Sergio Hinojosa. No se prodigaban mucho en ataque los villarrenses, aunque un saque de falta de Cris, sería rematado al poste por Edu Baena, en una jugada en la que el meta local José, no estuvo muy afortunado.

Madueño y Álvaro tuvieron que emplearse a fondo para cubrir al eléctrico Nacho.

El Montilla seguía dominando el juego y moviendo la pelota con jugadores como Soto, Sillero y Carraña, sin prisa pero sin pausa, a la espera de ese desmarque de ruptura, preferiblemente por la banda izquierda, donde Maleno, el activo Nacho e incluso Javi Guerrero buscaban esas internadas.

Una internada de Maleno, cuyo pase atrás fue rematado fuera por Juan Gordón, fue el preludio del primer gol local, donde el jugador lucentino, demostró su condición de killer del área, al meter lo justo la puntera, para desviar a la red, un balón suelto en el área, tras un centro lateral.

Entre medias fue el visitante Sergio Romero (min. 27) quien tuvo el gol en sus botas, pero su remate cruzado sobre la salida de José, se fue lamiendo la base del poste.

El gol local apenas tiene trascendencia en el juego, que sigue por los mismos derroteros. Dominio local ante un rival bien situado en su parcela y que trabajaba a destajo defensivamente, a la espera de alguna posible contra.

Maleno cede de cabeza el balón a su portero, ante la presión de Sergio Romero.

Tras el descanso los locales siguen buscando el gol de la tranquilidad. Sergio Hinojosa tiene que actuar con acierto ante un lanzamiento lejano de Sillero (min. 51), que iba para adentro. El Villa del Río sufre, pero mantiene el tipo, aunque se encuentra con otra adversidad en el camino. Varias decisiones sorprendentes de Torrecillas Barambio, terminan por encrespar sus ánimos y reciben varias amonestaciones, por sus reivindicaciones al colegiado. Y es que aunque el colegiado no influyera para nada en el resultado del partido, bien es cierto que en esta fase del mismo, varios errores de apreciación y un criterio muy particular en las sanciones administrativas, terminaron por encrespar los ánimos de los jugadores villarrenses, que corrían peligro de descentrarse de su trabajo. Como cuando en el minuto 64, asistente y árbitro dictaminaron resultados dispares en la misma jugada, imponiéndose el criterio del juez principal, aunque se encontraba mucho más lejos, de la acción en discordia.

Mientras tanto los locales seguían a lo suyo, buscando el gol que les diera la tranquilidad. Nacho tras una jugada personal, suelta un zurdazo que provoca el uy en las gradas.

Dos minutos más tarde, llegaría una jugada decisiva. El córner muy cerrado botado por Maleno, es rematado en boca de gol y en el segundo palo por Juan Gordón, que se aprovechó del error de Sergio Hinojosa, al no hacerse con el balón en un territorio, el área pequeña, particularmente suyo.

Con dos goles en contra y poco más de un cuarto de hora para el final, el Villa del Río dio un paso hacia delante, mientras que el Montilla replegaba líneas para proteger su renta, sin olvidarse de jugar a la contra.

Miguel Prieto volvió a ser uno de los destacados en su equipo.

Los visitantes jugaron el balón con cierto criterio, pero entre el oficio defensivo de los amarillos y sus conocidas limitaciones ofensivas, apenas creaban peligro sobre la portería de José.

El tiempo añadido por el colegiado sería muy productivo, con dos nuevos goles que cerrarían el marcador definitivo. Primero marcaría el Montilla, el tercero de su cuenta, cuando Emilio pierde un balón en medio campo, como último defensor y deja una autopista a dos atacantes amarillos, que acaba en el gol de Chechu Córdoba. Ese tres a cero, suponía un excesivo castigo para los villarrenses, que no cesaron en su empeño de lograr el llamado gol del honor. Primero lo intentaron con un libre directo lanzado por Julio que José, en la parada de la tarde, sacó el balón en la misma escuadra. Un minuto más tarde, Moro maquillaría el resultado para su equipo, al empujar desde cerca un balón cabeceado por Edu Baena, tras un centro de Cris desde la banda.

En resumen justo y merecido triunfo para un Montilla, que cada semana es más líder. Mientras que el Villa del Río mejoró notablemente respecto a sus comparecencias precedentes, pero dos fallos puntuales terminaron por empañar su actuación.

El próximo capítulo liguero, el vigésimo tercero, coincide con el Puente del Día de Andalucía, por dicho motivo y tras llegar a un acuerdo con su próximo rival, La Rambla C.F. la entidad villarrense adelanta el partido a la noche del próximo jueves 27 de febrero (21 horas), en el Polideportivo Municipal de Villa del Río.

 

domingo, 16 de febrero de 2020

El Villa del Río C.F. juega con fuego y se termina quemando.

Crónica 21ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

El filial pontanés con dos jugadores menos, arrancó un trabajado punto.

 

VILLA DEL RÍO C.F. 1   SALERM COSMETICS PUENTE GENIL B  1

 

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Álvaro, Soto, Edu Baena, Madueño, Cris, Sergio Romero, Prieto, Moro, Gonzalo y Dani Frías. También jugaron: Ávila, Agudo, Hugo y Emilio.

Puente Genil B- Sergio Berral, Juanma, Javi Raya, Álvaro Arroyo, Paquito, Pedro, Coul, Isaías, Sandro, Fuentes y Javi Guerrero. También jugaron: Samuel, Sergio Rivas y Navas.

Árbitro- Rafael Criado Portero. Estuvo auxiliado en las bandas por Morales Eslava y Martínez Priego. Mostró tarjetas amarillas a los locales Álvaro, Prieto, Sergio Hinojosa, Sergio Romero, Cris, Ávila y Emilio y a los visitantes Javi Guerrero y Coul. Expulsó por doble tarjeta amarilla a los visitantes Pedro (min. 44) y Álvaro Arroyo (min. 70).

Goles-  1-0 (min. 51) Prieto  1-1 (min. 96) Navas de penalti.

 

Incidencias- Unos doscientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal de Villa del Río en una tarde soleada y calurosa. Los jugadores del Villa del Río S.D. juvenil hicieron el saque de honor al proclamarse campeones de liga en su categoría (4ª Andaluza, grupo III).

 

Comentario- Francisco J. García

 

Inexplicable. Un penalti transformado por Navas, cuando el cronómetro señalaba el sexto minuto del descuento decretado por Criado Portero, le dio al Puente Genil B un punto que le sabe a victoria. Y es que los pupilos de Héctor Manuel Ruiz, disputaron los últimos veinte minutos de juego, con una doble inferioridad tras haber sido expulsados Pedro y Álvaro Arroyo.

Prieto peina un balón ante el acoso de un rival.

 

Y es que la media hora final de partido del Villa del Río C.F. fue absolutamente lamentable, un equipo que no supo aprovechar su superioridad numérica, que fue incapaz de aguantar el balón, ni de hacer tres pases seguidos, sumido en un mar de imprecisiones. Así que poco a poco, el conjunto visitante veía la posibilidad de empatar el partido. Al menos su fútbol directo si tenía dirección e intención. A base de casta y de mucho presionar, terminó por encerrar en su parcela a un cuadro local, que era un auténtico manojo de nervios. Su primer disparo entre los tres palos de la portería de Sergio Hinojosa fue de Coul en el minuto 80, pero a partir de ahí el balón fue un monólogo en el medio campo local. El gol visitante no pilló absolutamente a nadie de improvisto, ya que se veía venir desde hacía algunos minutos. La resignación de la afición local era tal, que nadie protestó el penalti señalado por el colegiado. Como se decía, y con acierto en los graderíos, “sino hubiera sido en esa jugada, hubiera sido en la siguiente”.

Sergio Romero y Coul disputan un balón aéreo.

 

En resumen el colista de la clasificación, se llevó un trabajado punto, jugando durante más de un periodo con un jugador menos y los últimos veinte minutos, con dos jugadores menos. Sacó los colores y volvió a poner en evidencia la fragilidad casera de un Villa del Río C.F. que en sus diez comparecencias de la presente campaña, tan solo ha sido capaz de ganar en tres de ellas.

Y es que los villarrenses volvieron a cuajar un partido para olvidar. Desde el pitido inicial adolecieron de intensidad y estuvieron faltos de ritmo. El juego fue soso y lleno de imprecisiones. Encima las contadas ocasiones de gol, de las que dispusieron, no supieron transformarlas, volviendo a evidenciar su alarmante falta de gol. Así Sergio Berral (min. 11), salvó a los suyos con una gran parada tras empalmar Sergio Romero, un balón suelto en el área. Más tarde el remate de cabeza de Prieto (min. 17) se iría fuera por poco y el de Dani Frías (min. 37) tras deshacerse de Álvaro Arroyo, se fue rozando el poste. Pero fueron ocasiones aisladas dentro de un juego monótono y absolutamente previsible.

Edu Baena trata de escapar de la presión de Javi Guerrero.

 

Tras el descanso parece reaccionar el Villa del Río que hace sus mejores veinte minutos de juego. El balón se mueve con celeridad y se buscan las entradas por banda. El gol de cabeza de Miguel Ángel Prieto hace justicia y dos minutos más tarde, el balón rematado por Dani Frías de estrella en el poste. Un cabezazo de Moro que se va arriba y un remate mordido del propio Prieto cerraron las ocasiones locales.

El saque de honor de los jugadores del Villa del Río S.D. Juvenil fue más que merecido.

 

La expulsión de Álvaro Arroyo parecía decantar el choque para los locales, pero sorprendentemente, poco a poco se van diluyendo en su juego. La entrada de jugadores desde el banquillo no aportan absolutamente nada y el equipo prácticamente desaparece, entrando en una espiral muy peligrosa. Trata de defender su renta, agazapado en su área, pero es que sus despejes ni tenían potencia, ni dirección, ni contundencia. No había conexión entre líneas. Estaban jugando con fuego ante un rival que visto lo visto, comenzó a atisbar la posibilidad de equilibrar el resultado adverso. Y a poco que insistieron, con más voluntad que juego, se encontraron con su ansiado premio, a pocos segundos del final. El Villa del Río C.F. se terminó inmolando, víctima de su propia impotencia.

La siguiente cita en el devenir competitivo de los rojillos pasa por el Estadio Municipal de Montilla, donde les aguarda, nada más y nada menos, que el actual líder de la categoría.

 

Hoy a las 17 h FÚTBOL ¡¡¡¡


miércoles, 12 de febrero de 2020

El entrenador villarrense Juan Moreno Ogalla ficha por el Bailen F.S.

CAMBIOS EN ORGANIGRAMA DEL FÚTBOL-BASE DE VILLA DEL RÍO.

 

 Juan Moreno Ogalla deja de entrenar al Villa del Río S.D. Alevín B (Tercera Andaluza. Grupo 1) para emprender un nuevo reto deportivo ya que ha fichado como entrenador del Gren Energy Bailén Fútbol Sala, del grupo XVIII de la Tercera División.

Su debut se producirá este próximo sábado en el Pabellón Municipal 28 de febrero, frente al Alhaurín El Grande F.S.

Actualmente el equipo bailenense ocupa la quinta posición en la tabla clasificatoria, a doce puntos del líder Torremolinos, cuando le quedan 9 partidos para la conclusión del campeonato.

lunes, 10 de febrero de 2020

El Villa del Río C.F. paga con una derrota su falta de ambición.

Crónica 20ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

La casta y las ganas del Aguilarense le conducen al triunfo.

 

F.C. AGUILARENSE 2  VILLA DEL RÍO C.F. 1  

 

Aguilarense- Rafa Pavón, Ruso, Manu, Antoñiki, Joselu, Fran, David, Iván, Óscar, Víctor y Alberca. También jugaron: Raúl, Molero, Castro, Pablo, Rafa López, Jesús Varo y Soletas.

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Álvaro, Emilio, Madueño, Johny, Prieto, Agudo, Dani Frías y José Luís. También jugaron: Ávila, Sergio Romero, Moro, Juanma y Julio.

Árbitro- Víctor Uceda Alcaide. Estuvo auxiliado en las bandas por Morales Eslava y Conde García. Mostró tarjetas amarillas a los locales Ruso, Óscar, Raúl, Joselu, Alberca, Rafa López y al delegado Fernando Bonilla y a los visitantes Ávila, Madueño, Johny, Dani Frías y Sergio Romero.

Goles-  1-0 (min. 11) Fran  1-1 (min. 27) Johny  2-1 (min. 87) Soletas

 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal de Aguilar de la Frontera en una tarde soleada y calurosa, hasta que se fue el sol. Posteriormente el descenso térmico fue notable.

 

Comentario- Francisco J. García

 

Importante paso atrás. El Villa del Río C.F. cayó derrotado en su visita a Aguilar de la Frontera, en un partido en el que fue víctima de su propia indolencia y de las ganas y el carácter de un necesitado Aguilarense, inmerso en la lucha por evitar las tres últimas plazas de la clasificación, que condenan al descenso de categoría. Y es que lo que mal empieza, mal acaba. Los villarrenses afrontaron la cita con importantes y sensibles ausencias, que obligaron a varios cambios en la formación inicial de Eduardo Fernández Álvarez. Así con Edu Baena, Cris, Gonzalo, Enrique y Moreno fuera de la citación, por diferentes motivos, el técnico cordobés del Villa del Río tuvo que recolocar a Álvaro, como eventual central y a Prieto y Madueño, como improvisado doble pivote, recuperando la titularidad Agudo.

José Luís intenta hacerse con un balón, perseguido por Iván

Mientras se estaban aclimatando a esa nueva disposición táctica, los villarrenses vieron como su rival se puso por delante en el marcador en su primera aproximación a la portería de Sergio Hinojosa. El local Fran aprovechaba un balón suelto en el área tras una serie encadenada de errores en una zaga rojilla que careció de intensidad y contundencia, en dicha jugada.

El gol espolea a un cuadro local, que afrontó la cita con mucha energía, consciente de lo mucho que necesitaban los tres puntos para seguir con vida en la lucha por evitar el descenso y ponía muy cuesta arriba un partido, que de por sí, ya entrañaba un elevado riesgo, debido a las urgencias de los verdiblancos.

Y como las desgracias no suelen venir solas, el central Emilio pide el cambio al seguir sintiendo molestias físicas. La entrada de Ávila hace retroceder a Madueño al eje defensivo.

El Villa del Río trata de resarcirse de tanta adversidad y busca hacerse con el balón y jugarlo a ras de suelo, combinándolo con acierto y siempre buscando a Johny y José Luís en ambas bandas. Pero enseguida, los villarrenses volvieron a demostrar su alarmante falta de gol y Agudo (min. 18) se entretuvo en demasía, intentando un regate absurdo, cuando estaba completamente sólo, ante Rafa Pavón. Siete minutos más tarde el meta aguilarense evitaría la igualada con una sensacional parada a disparo de Dani Frías desde la frontal.

Un minuto más tarde si encontrarían los villarrenses su premio. Escapada de José Luís por la izquierda y su centro raso al corazón del área, lo caza Johny para batir a Rafa Pavón.

Prieto, en la imagen disputando un balón a Joselu, fue uno de los destacados.

El gol iguala el marcador y hace reaccionar a los locales, que siguen amparando su juego en un enorme derroche físico, con unas líneas muy organizadas, en un sistema homogéneo al máximo, con repliegues muy rápidos.

Mientras que el Villa del Río acusaba en exceso la falta de un director de juego. Sufría ante la presión del rival y las pérdidas de balón y los pelotazos, se repartían por igual. Tan solo el carácter y la pelea de Miguel Ángel Prieto sostenían el medio campo de su equipo. Pero las contadas intentonas ofensivas de los locales ponían en evidencia al sistema defensivo villarrense. Sergio Hinojosa salva a su equipo tras realizar una gran parada a Óscar, corría el minuto cuarenta y dos.

Tras el descanso, al Aguilarense parece no importarle cederle la iniciativa en el juego a su rival. Prefiere mantenerse agazapado en su parcela, con las líneas muy juntas y atentas a cerrar cualquier posible vía de penetración del contrario.

Ávila y Fran disputan un balón en el área villarrense.

El dominio rojillo es tan claro, como estéril, ya que los minutos pasan sin que se creen ocasiones de peligro. Un lanzamiento muy colocado de Ávila desde la frontal, que se fue muy cerca del poste, fue lo único reseñable. El engranaje defensivo dispuesto por el técnico local Mario Tirado, era efectivo, sobre todo porque en el ataque visitante faltaban demasiadas cosas. Ni por dentro, ni por fuera. No había descaro, ni desborde, ni velocidad, ni precisión, ni ideas. Tan solo una sucesión de balones aéreos carentes de peligro.

Así que bien asentados en su parcela, los jugadores del Aguilarense comenzaron a salir a la contra, aprovechando la defensa adelantada de su rival y la velocidad de sus hombres de refresco. A tres minutos del noventa reglamentario, llegaría la jugada decisiva del partido. Vertiginosa jugada de ataque local, en la que Rafa López se hace con un balón a la espalda del sorprendido Soto, la tardía salida de Sergio Hinojosa deja la portería desguarnecida para que el recién entrado Soletas mande el balón a la red, tras la asistencia de su compañero.

Las algarabía tanto en el terreno de juego, como en los graderíos fueron de órdago y los gritos de la afición del “si, se puede”, alimentaban las esperanzas del Aguilarense en su objetivo de lograr la permanencia en la categoría.

Madueño presiona el control del esférico de David.

Pero antes, tuvieron que fajarse defensivamente ante los seis minutos de añadido decretados por Uceda Alcaide. El Villa del Río lo intentó a base de meter balones en el área, que no causaron el más mínimo peligro sobre la portería de Rafa Pavón. El pitido final desató la alegría de los locales, mientras que los visitantes se marchaban a vestuarios resignados y conscientes del mal partido disputado.

El próximo domingo el Villa del Río C.F. recibirá en el Polideportivo Municipal, la visita del Salerm Cosmetics Puente Genil B, el equipo que actualmente cierra la clasificación en esta Primera Andaluza Senior de Córdoba.

 

 

 

domingo, 2 de febrero de 2020

Moreno in extremis, da la victoria a un necesitado Villa del Río.

Crónica 19ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Meritorio y trabajado triunfo, ante el segundo clasificado Priego.

 

VILLA DEL RÍO C.F. 2   PRIEGO C.F.  1  

 

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Edu Baena, Madueño, Cris, Johny, Prieto, Moreno, Gonzalo y José Luís. También jugaron: Moro, Agudo, Álvaro y Julio.

Priego- Villa, Paco, Sergio Marín, Zurita, Chiqui, Remacha, Polo, Sereno, Farma, Cabezas y Dani Campaña. También jugaron: Grego, Quijote y Ballesteros..

Árbitro- Germán Matías Caballero. Estuvo auxiliado en las bandas por Rodríguez Vílchez y González Torres. Mostró tarjetas amarillas a los locales Madueño, Agudo, Edu Baena, Cris y al entrenador Eduardo Fernández y a los visitantes Remacha y Villa.

Goles-  1-0 (min. 40) Johny  1-1 (min. 42) Chiqui  2-1 (min. 90) Moreno.

 

Incidencias- Unos doscientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal de Villa del Río en una tarde soleada y de temperatura muy agradable..

 

Comentario- Francisco J. García

 

Nueve jornadas después el Villa del Río C.F. volvió a la senda del triunfo y lo hizo cuando quizás menos lo esperaba, tirando de épica, gracias a un gol en el epílogo, de su última incorporación, el delantero Moreno.

Y es que el partido parecía encaminarse hacía el enésimo empate de la temporada del conjunto villarrense. Tras una tarde, en la que el equipo suplió la falta de brillantez, a base de una enorme dosis de trabajo. Y es que no nos olvidemos que enfrente estaba el Priego, el conjunto revelación de la categoría, que se encontraba anclado en el segundo escalón clasificatorio y que hasta el momento tan solo había cedido en tres de sus dieciocho comparecencias anteriores, la última en la cita precedente casera ante el Atco. Villanueva.

Miguel Ángel Prieto y Emilio Zurita, disputan un balón aéreo.

 

Por tanto ambos equipos afrontaban la cita con muchas urgencias, lo que hace que el juego deje en el olvido la brillantez y se centre en la practicidad. El objetivo final parece estar más centrado en evitar una posible derrota, que en ganar la cita. Así que se intenta no cometer errores y perder balones en zonas comprometidas. El trabajo físico es reseñable en ambos equipos, donde nadie aporta una mínima lucidez en el aspecto ofensivo.

Los minutos pasan, el cronómetro avanza inflexiblemente y ambas áreas parecen coto privado. Lo único destacable, una jugada personal del escurridizo José Luís, que acabó cayendo en el área ante el acoso de un rival, sin que Matías Caballero sancionara como penalti ese derribo, pese a las protestas de los jugadores y afición local.

José Luís estuvo muy activo durante todo el partido.

 

Pero lo que es el fútbol, cuando el descanso oteaba por el horizonte, con el más que factible resultado inicial, llegaron de manera absolutamente inesperada dos goles en apenas tres minutos. Se adelantarían los locales gracias al error del meta visitante Villa que falló en el control del balón, tras la cesión de su compañero Sergio Marín, lo que dejó una situación franca a Johny para que empujara el balón a la red. Pero los locales apenas tuvieron tiempo para digerir su ventaja en el marcador ya que segundos después, Emilio Zurita habilita el balón en profundidad sobre el desmarque de Chiqui, que se mete entre Vidosa y Edu Baena, para plantarse solo ante Sergio Hinojosa y batirlo por bajo.

El segundo periodo se inicia con un Priego mejor asentado y jugando con mucho criterio. Sergio Hinojosa salva a su equipo con una sensacional parada a remate de Sereno, tras un gran pase de Polo, en una jugada que había iniciado el hiper activo Chiqui.

Sereno intenta controlar un balón ante el acoso de Soto.

 

Respondería el Villa del Río, con dos jugadas casi consecutivas. Primero con un remate muy intencionado de Cris, tras córner ensayado, al que responde Villa con un despeje con el pie y en la misma línea. Aunque en la siguiente jugada, la ocasión sería mucho más clara, ya que el centro de Cris sería rematado por Moro, completamente solo en el segundo palo, a las nubes.

Quien más y quien menos, en los graderíos se volvía a acordar de la endémica falta de gol del conjunto villarrense.

El juego continúa y sobrepasada la media hora de juego de este segundo acto, los equipos parecen intensificar sus previsiones defensivas y una cierta cautela táctica. Visto lo visto había mayor temor a una posible derrota, que ilusión por el triunfo. Eso sí cualquier desaplicación, se intenta aprovechar por ambos bandos. El juvenil Ballesteros remata fuera (min. 78), tras una buena asistencia de Polo y tres minutos más tarde, Johny carece de precisión al encontrarse en el segundo palo, un despeje de Villa tras un saque de esquina.

Sergio Hinojosa despeja de puños un balón, servido desde la esquina.

 

En los últimos minutos, los villarrenses parecen tirar de orgullo y aprietan a la desesperada. Con el reloj, señalando el minuto noventa, encontrarían su premio. Prieto y Villa saltan por un balón aéreo, en el punto de penalti y al guardameta prieguense se le escapa el balón, quedando suelto para que Moreno remate a la red. Pese a las protestas de los jugadores visitantes, que pedían una posible falta sobre su portero, Matías Caballero da validez al gol.

Los cinco minutos de añadido, se hicieron eternos para los locales, tratando de achicar balones en su parcela y mantener la posesión del balón, para asegurar tal ansiado botín. Finalmente el pitido final supone todo un alivio y el final de una racha negativa que estaba pasando una elevada factura deportiva y psicológica al equipo.

El próximo domingo el Villa del Río C.F. deberá desplazarse hasta Aguilar de la Frontera, para enfrentarse al cuadro local.

 

jueves, 23 de enero de 2020

FORMACIÓN PARA MONITORES/AS DE NATACIÓN“TRABAJO DE TÉCNICA Y ENTRENAMIENTO DE NADADORES/AS JÓVENES

" Imparte.- Juan Carlos Méndez Carmona Licenciado en INEF – Entrenador Superior de Natación Lugar.- Piscina Cubierta Municipal de Villa del Río Fecha.- Sábado, 15 de Febrero 2020 Hora.- 9:30 a 13:30 horas 
Gratuito
 Inscripción en el teléfono 692608280 mediante llamada o whatsap  

domingo, 19 de enero de 2020

La falta de gol vuelve a pasar factura al Villa del Río C.F.

Crónica 17ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Un claro penalti no señalado, de Barroso a Dani Frías, pudo haber cambiado el rumbo del partido.

 

VILLA DEL RÍO C.F. 0   C.D. ALCÁZAR  0 

 

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Edu Baena, Emilio, Cris, Johny, Madueño, Agudo, Enrique y Dani Frías. También jugaron: Gonzalo, Zamora, Ávila, Prieto y Antonio López.

Alcázar- Barroso, Dani, Chechu, Cristóbal, Moriana, Miguel, Martínez, Boti, Salvi, Ricky y Paco Mije. También jugaron: Enma, Pumu, José Carlos y Cámara.

Árbitro- Tomás Centella García. Estuvo auxiliado en las bandas por Maya Cubero y González Torres. Mostró tarjetas amarillas a los locales Agudo, Madueño, Edu Baena y a Enrique (2), por lo que fue expulsado en el minuto 95. Por los visitantes la vieron Miguel, Enma, Chechu y Moriana (2), por lo que fue expulsado en el minuto 75. Además, expulsó con tarjeta roja directa al local Sergio Hinojosa (min. 79).

Incidencias- Unos doscientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal de Villa del Río en una tarde nublada y muy fría. Una avería en la caldera del agua caliente, obligó a los jugadores a ducharse en el Pabellón Matías Prats a escasos 100 metros del recinto deportivo.

 

Comentario- Francisco J. García

 

La racha de empates del Villa del Río C.F. sigue alargándose en el tiempo y ya llega al sexto consecutivo, tras no poder haber modificar el resultado inicial en el partido que le enfrentó al Alcázar C.D.

El resultado final se puede considerar como justo ya que ambos equipos se mostraron muy equilibrados, coincidiendo en aciertos y errores. Además el juego exhibido estuvo plagado de errores e imprecisiones y ninguno de los dos pudo plasmar su superioridad a lo largo de los noventa y cinco minutos que duró el choque. Eso sí, mientras los locales trataron de llevar la iniciativa en el primer periodo, en el segundo serían los de la capital, quienes buscaron una mayor posesión de balón.

Cris trata de regatear a Martínez.

 

Y por si el pobre juego exhibido y la falta de gol, fueran pocos motivos para la desesperación de los aficionados en el graderío, se unió el desconcertante arbitraje de Centella García. Y no lo digo porque en el primer periodo utilizara una indumentaria toralmente negra, que podía causar confusión con la camiseta más negra que verde, del conjunto de la barriada de San Basilio. Si no porque, este colegiado veterano, con varias temporadas en la categoría, se mostró un criterio sancionador muy particular, demasiado permisivo en cuanto a los contactos entre jugadores, dejando incluso sin señalar varias faltas, en uno y otro sentido, que desde fuera parecían bastante claras, mientras que con las protestas mostró una rigurosidad absoluta, llegando a expulsar en el descuento al local Enrique, por una doble amarilla con apenas cinco segundos de diferencia.

Además en su haber queda un error de consideración ya que no señaló como penalti, un derribo de Barroso a Dani Frías (min. 31) cuando el delantero villarrense se anticipó en un balón dividido al meta visitante, que le arrolló dentro del área. La infracción resultó muy clara para todos, menos para el juez de la contienda, que sin embargo si estuvo expeditivo y resolutivo en una acción similar, pero fuera del área, que le supuso la tarjeta roja a Sergio Hinojosa (min. 79) tras una salida tardía ante la entrada de Enma.

La indumentaria arbitral del primer periodo pudo llevar a confusión.

 

No es de extrañar por tanto que la parroquia local acabara muy enfadada con la labor arbitral, aunque esto no debe dejar en el olvido, el mal juego villarrense, que estuvo repleto de imprecisiones y falto de continuidad. Además al equipo falla a la hora de jugar, de leer este tipo de partidos. También habría que decir que buena culpa de ello, habría que achacársela al Alcázar que realizó un partido muy serio, siempre concentrados y presionando muy arriba.

Pero la falta de gol en el cuadro rojillo, le sigue pasando una elevada factura, porque dentro de la mediocridad de su juego, dispuso de varias ocasiones aisladas para haber marcado. Pero Dani Frías, por dos ocasiones en los minutos 20 y 92, desperdició dos remates, mano a mano, sólo ante Barroso. Lo mismo que Vidosa en el minuto setenta y uno, que tras una asistencia magistral de Gonzalo, supo superar al meta rival, pero José Carlos sacó el balón bajo palos. Tampoco la diosa fortuna parecía estar del bando de los locales, ya que una falta directa de Cris (min. 75) acabó con el balón estrellándose en el larguero.

Boti trata de controlar un balón ante la presencia de Soto y Johny.

 

También los verdinegros tuvieron sus opciones de gol, con dos acciones de Salvi, que en la primera vuelta disputó este partido con la camiseta villarrense, que se fueron fuera por poco y sobre todo con la postrera ocasión de Enma (min. 95) que solo ante Antonio López, envió el balón a las nubes.

Esta jugada y la expulsión de Enrique, fueron lo último en el partido. Este nuevo empate vuelve a dejar una doble lectura, la más ambiciosa dicta, que son ya siete jornadas sin ganar y como quien no se consuela, es porque no quiere, hay quien dice, que tampoco se pierde.

Aunque el efecto óptico pueda decir lo contrario, el disparo de Salvi se fue fuera.

 

El próximo domingo el Villa del Río C.F. tiene que afrontar un partido complicado, como suelen ser las visitas al Estadio Municipal La Peña del Águila donde le espera, el Almodóvar del Río C.F. actual tercer clasificado del grupo.

 

lunes, 13 de enero de 2020

El Villa del Río C.F. continúa abonado al empate final.

Crónica 16ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Un gol de Jesús Guardeño a un minuto del final dejó unas justas tablas.

 

LUCECOR F.S. 1  VILLA DEL RÍO C.F. 1 

 

Lucecor- Álvaro Sarmiento, Cáliz, Chechu, Fran, Víctor, Escacena, Prieto, Cristian, Erik, Osuna y José Antonio. También jugaron: Andrés, Jesús Guardeño, David Gallardo, Carlos Maillo, Juanvi y Cabrera,

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Álvaro, Emilio, Cris, Sergio Romero, Madueño, Moro, Enrique y Gonzalo. También jugaron: Zamora, Dani Frías, Agudo y Juanma.

Árbitro- José Carlos García Espejo. Estuvo auxiliado en las bandas por Muñoz Chups y Alarcón Ortiz. Mostró tarjetas amarillas a los locales Chechu, Andrés, Jesús Guardeño y al entrenador Alberto Guardeño y a los visitantes Vidosa, Zamora, Sergio Hinojosa y Cris. Expulsó con tarjeta roja directa a los visitantes Álvaro (min. 91) y Sergio Romero (min. 93). Y una vez terminado el partido a los locales Chechu y Cabrera y al visitante Moro.

Goles-  0-1 (min. 35) Cris  1-1 (min. 89) Jesús Guardeño. 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en los graderíos del Estadio Municipal Ciudad de Lucena en una tarde soleada pero muy fría. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de un familiar de uno de los fundadores del Lucecor.

 

Comentario- Francisco J. García

 

Quinto empate consecutivo de un Villa del Río que sigue sin saber cerrar sus partidos. Y es que al igual que en la última salida a Peñarroya, los villarrenses vieron como en el último suspiro, un gol del rival les arrebata el triunfo y por tanto dos valiosos puntos. Aunque en esta ocasión y siendo sincero, tras los méritos cosechados por unos y otros, el empate final hace justicia.

Cris y Vidosa tratan de tapar la subida de Cáliz por su banda.

 

Y es que el partido tuvo dos partes absolutamente diferenciadas y coincidentes con cada uno de los dos periodos. Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron de una mayor clarividencia villarrense. Aunque los lucentinos trataron de llevar la iniciativa en el juego, su rival estuvo mucho mejor asentado sobre el césped artificial, tomando una mejor lectura del juego y con mayor peligrosidad ofensiva. Los jugadores de Eduardo Fernández, jugando en ocasiones a la contra y en otras, apoyados en su juego combinativo, dispusieron de las mejores ocasiones de gol de este primer acto. Así en el minuto doce, el debutante Sergio Romero, hizo gala de su velocidad, pero en el último control, le dio demasiada salida al balón lo que permitió a Chechu, evitar el remate final. Siete minutos más tarde el pase raso de Madueño al corazón del área, no es controlado por Moro.

La primera intentona de los azulillos fue obra de Escacena que disparó desde la frontal, obligando a Emilio a despejar un balón que llevaba buena dirección.

El Villa del Río se adelanta en el marcador con un gol de Cris, que pilló por sorpresa prácticamente a todos. El capitán rojillo dispara desde muy lejos, cercano a la banda, casi a 40 metros de distancia y bate a Álvaro Sarmiento.

El gol adverso lo acusa el cuadro aracelitano que pierde durante unos minutos la concentración, lo que aprovecha su rival para generar dos ocasiones claras. La primera obra de Moro, que se paseó con el balón por la frontal, pero su remate se fue fuera y dos minutos más tarde, a la salida de un córner y tras varios rechaces en el área, el remate de Agudo es sacado bajo palos por Prieto.

Cristian Osuna, perseguido por Vidosa, estuvo muy activo toda la tarde.

 

Antes del descanso hubo tiempo para una jugada polémica en el área visitante tras una caída de Jesús Guardeño ante la presión de Emilio. Desde los graderíos del coliseo aracelitano, se reclamó con insistencia el penalti, pero García Espejo a escasos tres metros del lugar, mandó seguir el juego.

Tras el paso por vestuarios, el partido cambia por completo su decoración, motivado por dos factores principalmente. El técnico local Alberto Guardeño, mete progresivamente a toda su artillería, con la entrada de Jesús Guardeño, Carlos Maillo y Juanvi. Además jugadores como Cristian Osuna y Erik se muestran muy activos. El Lucecor empieza a apretar y a encerrar a su rival en su parcela. Los villarrenses realizan un cambio táctico que les resulta contraproducente. Eduardo Fernández da entrada a Juanma y sitúa una defensa de cinco. Su equipo gana seguridad defensiva, pero pierde consistencia en el medio campo y apenas tiene el balón en su poder. Esto origina que el dominio de los locales sea abrumador. Con entradas por ambas bandas intentan buscar ese gol que cambie el rumbo del partido. Así Carlos Maillo (min. 48) remató de cabeza fuera, un centro del debutante Erik. Cuatro minutos más tarde una arrancada de Andrés, acaba con un zurdazo en el que el balón acaba saliendo muy cerca del poste.

El partido estaba resultando agónico para un Villa del Río que encerrado en su parcela, veía como el cuadro local pese a su dominio absoluto, tampoco era capaz de generar ocasiones muy claras para marcar. Tan solo en jugadas a balón parado y con centros desde la banda, ponían el balón el área, esperando que en cualquier remate, en cualquier rechace, en cualquier despeje defectuoso, llegara el ansiado gol.

El acoso local sobre la portería de Sergio Hinojosa, fue constante.

 

El juego aumenta en revoluciones y a García Espejo se le complica la dirección del mismo. Toda acción, toda parada, suponía un intercambio dialéctico entre jugadores de ambos bandos. Mientras tanto Soto, junto al poste, evitaba males mayores ante un remate de cabeza de Cristian.

El reloj avanzaba inflexiblemente ante la desesperación de unos y la esperanza de otros. Pero el epílogo volvió a resultar fatídico para el Villa del Río ya que a un minuto del final, un buen pase a la espalda de la defensa rojilla, es cazado por Jesús Guardeño, que tras plantarse solo ante Sergio Hinojosa, lo bate por el palo largo. Se prometía un descuento ilusionante para los lucentinos, que confiaban en la remontada. Ya hacía unos minutos que habían tocado arrebato generalizado.

Y bien que pudieron ganar el partido, pero Älvaro, como último defensor, fue listo y supo frenar con un agarrón, a costa de una justa tarjeta roja, otra escapada de Jesús Guardeño. La falta lanzada desde el semicírculo del área, no generó peligro.

Moro y Chechu fueron expulsados, una vez terminado el partido.

 

Pero quedaban todavía alguno de los cuatro minutos de alargue que el árbitro anunció a ambos banquillos. Al Villa del Río se le complica aún más la cita al ver Sergio Romero, en el minuto 93 una tarjeta roja tras un encontronazo con un rival.

Con dos jugadores menos, el último minuto se hizo eterno y menos mal que en la postrera jugada de ataque lucentino por la banda izquierda, no hubo entendimiento entre sus jugadores y el partido llegó a su fin.

Desgraciadamente tras el pitido final se produjeron algunos incidentes, tanto dentro del terreno de juego, como en la bocana de vestuarios, que finalmente no pasaron a mayores, aunque el colegiado hizo constatar los mismos en el acta arbitral.

La próxima jornada, que se disputará el domingo 19 de enero, supondrá el retorno del Villa del Río C.F. al Polideportivo Municipal, tras más de un mes sin hacerlo. Su rival será el C.D. Alcázar y el partido comenzará a las 17 horas.

 

 

viernes, 10 de enero de 2020

ESCUELA MUNICIPAL DE BALONCESTO

El Área de Deportes del Ayuntamiento de Villa del Río y  Diputación de Córdoba, ponen en marcha la Escuela Municipal de Baloncesto, que se desarrollará los lunes y miércoles, de 16 a 17 horas, en el Pabellón Municipal 'Matías Prats'.

INSCRIPCIÓN
Niñ@s desde los seis años.
Pabellón Municipal 'Matías Prats'.
6€ / mes

Ayuntamiento de Villa del Río. Área de Deportes