miércoles, 16 de octubre de 2019

PRESENTADO EL TALLER DE TÉCNICAS DE DEFENSA PERSONAL PARA NIÑ@S

El gimnasio municipal ha acogido el acto de presentación del taller de 'Técnicas de defensa personal para niñ@s', que organiza la Asociación De Mujeres Sissia, contando con la colaboración del Área de Deportes y la subvención del Área de Participación Ciudadana, que coordina Antonio Carabaño Agudo.
El taller, dirigido a menores de 6 a 12 años, estará dirigido por Dori Atalaya y Eusebio Claudel, Policía Nacional y entrenador nacional nivel I (monitor) de defensa personal femenina.
La acción formativa, "que está enfocada al fomento del deporte entre los menores, con el propósito de que se diviertan aprendiendo conceptos y disciplina deportiva enfocados a técnicas de defensa", comenzará el próximo día 22 de octubre y se extenderá durante un total de 3 meses.
El taller se desarrollará en el gimnasio municipal, cada martes y jueves, de 17 a 18 horas.

INSCRIPCIONES
¡PLAZAS LIMITADAS!
Piscina Cubierta Municipal, en horario habitual
10€

Ayuntamiento de Villa del Río. Área de Deportes y Participación Ciudadana

domingo, 13 de octubre de 2019

El Villadel Río C.F. logra un merecido y necesitado triunfo.

Crónica 5ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Numerosas ausencias marcaron a un equipo que necesita mejorar.

 VILLA DEL RÍO C.F.  4  AGUILARENSE F.C.  1   

 

Villa del Río- Antonio López, Álvaro, Soto, Vidosa, Madueño, Prieto, Dani Frías, Ávila, Moro, Enrique y Zamora. También jugaron: Agudo, Rafa Llamas, Julio y Juanma.

Aguilarense- Rafa Pavón, Ruso, Adrián, Álvaro Pino, Chata, Víctor, David, Joselu, Pablo, Manu y Molero. También jugaron: Antoñiki, Raúl, Abde, Alex y Ayún.

Árbitro- Juan Manuel Flores Sánchez. Estuvo auxiliado en las bandas por Molina Morales y Martínez Priego. Amonestó a los locales Enrique, Madueño y Dani Frías y a los visitantes Manu y Adrián. Expulsó por doble tarjeta amarilla al local Rafa Llamas (min. m. 77)

Goles-  1-0 (min. 7)  Zamora  2-0 (min. 31) Moro  3-0 (min. 67) Enrique  4-0 (min. 75) Agudo  4-1 (min. 89) Chata.

Incidencias- Unos doscientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal de Villa del Río en una tarde calurosa.

 

Comentario- Francisco J. García-

Objetivo cumplido. Tras dos semanas cosechando resultados adversos, el Villa del Río C.F. recibía en su estadio la visita del colista Aguilarense F.C. acuciado con la imperiosa necesidad de ganar y sumar tres nuevos puntos, que le permitieran ir poniendo tierra de por medio, con respecto a las posiciones del descenso.


Prieto cabecea un balón, anticipándose a Pablo.

El contundente triunfo villarrense no debe esconder que el equipo tiene un margen muy amplio de mejora en numerosos aspectos del juego. Y buena prueba de ello, fueron los inicios de este partido, donde el equipo sale con muy buena predisposición y haciendo una correcta lectura del juego, lo que le sirve para adelantarse bien pronto en el marcador. Fue tras una cesión en profundidad de Moro sobre Zamora, que se anticipo a la salida de Rafa Pavón para desviar lo justo el balón, antes de entrar en la portería.

El tempranero gol encajado descompone a un Aguilarense que se ve superado con facilidad en esta fase de partido. Moro, hasta en tres ocasiones y Enrique, en otras dos, no saben definir con acierto ante un Rafa Pavón, que estaba salvando a los suyos de una goleada. Y es que pese al acierto del meta, los villarrenses estaban perdonando en exceso.


Zamora recibe la felicitación de sus compañeros tras marcar el primer gol.

Y claro, tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe, y sobrepasada la media hora de juego, Moro cabecea a la red un balón servido por Soto desde su banda.

Con dos goles de renta en el marcador, podría parecer que el partido estaba encarrilado o decidido, pero no fue así. Primero por que el Aguilarense tiró de orgullo y empezó a apretar. Además con los cambios realizados por Fernando Bonilla, técnico eventual, ante la incomparecencia de su entrenador Pepe García, su equipo ganó muchos enteros y mejoró notablemente su imagen. Por otro lado, en el bando villarrense se comienzan a acusar las bajas y el trasiego de jugadores a posiciones que no son las suyas naturales. Se cometen demasiadas pérdidas de balón lo que genera una cierta inseguridad, que a su vez se traduce en un cierto conservadurismo táctico.


Álvaro Pino despeja un balón en presencia de Moro.

El Aguilarense con las entradas de Antoñiki, Raúl y Alex gana en presencia y se hace con el control del juego, y aunque comienza a generar cierto peligro, le cuesta superar la línea defensiva local.

El meta local Antonio López vive las dos caras del fútbol, en apenas dos minutos. Primero con una ingenua pérdida de balón, en la que Antoñiki se entretiene a la hora de ejecutar el remate y posteriormente con una gran intervención ante un remate a bocajarro del propio Antoñiki.

Cuando más estaba sufriendo la escuadra rojilla, llegaría la sentencia. Enrique agarra un balón en su propio campo e inicia una escapada en la que demuestra potencia, velocidad, fuerza y definición, para ir superando el acoso de hasta cuatro rivales, para plantarse sólo ante Rafa Pavón y batirlo por bajo.

Y por si quedara alguna duda, unos minutos más tarde, Agudo ejecutaba con potencia y colocación un libre directo y hacía el cuarto gol de su equipo.


Dani Frías conduce un balón perseguido por Víctor.

Ahora sí, que todo parecía decidido y más que sentenciado, aunque la expulsión de Rafa Llamas por acumulación de dos tarjetas amarillas, dejaba a los locales en inferioridad numérica.

Los de Aguilar de la Frontera, en un gesto que les honra, buscaron el llamado gol del honor, hecho que consiguieron en el último minuto de juego, cuando Chata supo aprovechar un error defensivo villarrense, para batir a Antonio López.

La próxima semana, el Villa del Río C.F. disputará en Puente Genil, su sexta cita liguera. Será en el Estadio Manuel Polinario ante el Salerm Cosmetics Puente Genil B.

domingo, 29 de septiembre de 2019

El Villadel Río C.F. paga con un empate su falta de puntería.

Crónica 3ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Un gran arbitraje y la ausencia de incidentes marcaron el partido del morbo.

 

VILLA DEL RÍO C.F.  0  ALMODÓVAR DEL RÍO C.F.  0   

 

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Edu Baena, Emilio, Prieto, Dani Frías, Ávila, Agudo, Enrique y Zamora. También jugaron: Julio, Moro y Álvaro.

Almodóvar del Río- Sergio Castillo, Ramos, Fran, Ricky, José Mari, Mariano, Joaquín, Santi, Dani Copete, Alfonso Gutiérrez y Jonathan. También jugaron: José Juan, Vicent, Jiménez y José Manuel.

Árbitro- Germán Matías Caballero. Estuvo auxiliado en las bandas por Gutiérrez Jiménez y Rodríguez Vílchez. Amonestó al local Edu Baena.

Incidencias- Unos quinientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal de Villa del Río en una tarde calurosa. Asistieron al partido Pablo Lozano, presidente de la F.A.F. así como Martín Torralbo, representante de la Federación Cordobesa de Fútbol y José Manuel Matías Caballero, representante del Comité Andaluz de Árbitros, quienes vieron el partido, acompañados de los presidentes de ambos clubes.

 

Comentario- Francisco J. García-

Afortunadamente en esta ocasión triunfó el fútbol. Y eso que el coliseo villarrense registró la mejor entrada de los últimos años, con casi medio millar de aficionados que coparon sus graderíos. Aficionados, no solo de ambas poblaciones, sino de toda la geografía provincial. Y es que existía mucho morbo alrededor de este partido, tras los incidentes acaecidos en la pasada temporada y que tantas secuelas arrastraron para ambos clubes. Pero en esta ocasión se hicieron las cosas bien y todas las partes fueron previsoras. Empezando desde dentro del terreno de juego, donde los jugadores tuvieron un comportamiento correcto, con los lógicos encontronazos e intercambios dialécticos que siempre tiene cualquier partido. Seguido por unas directivas y unos presidentes que trataron de imponer cordura y vieron el partido juntos acompañados por la plana mayor de la Federación y el Comité Técnico de Árbitros.


El presidente del Villa del Río C.F. acompaña a los dirigentes federativos a sus localidades.

La presencia de varios efectivos de la Guardia Civil, que hora y media antes del inicio del partido, ya estaban en las instalaciones deportivas, también sirvió como efecto intimidatorio para que nadie se excediera más de lo reglamentariamente establecido. Y por último la designación de tres árbitros con experiencia y con muchas tablas, resultó decisiva. El arbitraje de Germán Matías Caballero fue excepcional, sin apenas fallos de apreciación y sabiendo dominar la situación con mucha personalidad y sin necesidad de mostrar tarjetas. En resumen el fútbol y sólo el fútbol, fue el protagonista de esta cita deportiva.


El trío arbitral cumplió con creces su labor.

Un partido al que solo le faltaron los goles. Y es que el Villa del Río volvió a hacer buena esa máxima que dice que "quien perdona, lo paga". En los seis primeros minutos los locales tuvieron dos clarísimas ocasiones de gol, pero ni Dani Frías (min. 2) ni Agudo (min. 6) supieron definir, completamente solos, ante Sergio Castillo.

Y es que el inicio del Villa del Río fue fulgurante, jugando con mucha intensidad y acierto por ambas bandas. Y eso que su técnico Eduardo Fernández tuvo que improvisar su alineación debido a las bajas. En el medio centro las ausencias por sanción de Cris y Rafa Llamas, otorgaron la titularidad a Miguel Ángel Prieto, que cinco temporadas después retornaba a la disciplina villarrense, tras su periplo por tierras onubenses.


Dani Frías conduce el balón perseguido por un  rival.

El Almodóvar del Río aguardaba en su parcela y llegaba poco, pero en su primera aproximación al área local, llegaría a marcar, pero el tanto de cabeza de Ricky a centro de Alfonso Gutiérrez sería anulado por fuera de juego.

Hasta el descanso, mucho respeto entre ambos equipos donde la solvencia de las líneas defensivas se imponía a las delanteras. Un libre indirecto en el área carbulense, en el que la defensa bajo palos salvó el remate de Enrique y un remate rápido de Dani Copete desde la frontal, que se fue fuera por centímetros, fueron lo único reseñable.


El partido fue tan disputado como limpio.

Tras el paso por vestuarios, los visitantes recomponen tácticamente sus líneas y ganan en firmeza defensiva. El Villa del Río lo intenta, pero apenas crea ocasiones. Un remate cruzado de Dani Frías (min. 57) puso el uy en las gradas. Los minutos pasaban y los villarrenses acusaban las ausencias de José Luís y Johny cuya velocidad y verticalidad podían haber ayudado. El Almodóvar sigue fiel a su estilo, serio y concentrado en su parcela y aguardando su momento. Siempre al amparo de Alfonso Gutiérrez que deambulaba por todas las zonas del campo, buscando el balón para lanzar ese pase o ese remate que resultara letal. Pero los jugadores villarrenses estuvieron muy atentos y apenas le dejaron espacios.

Sergio Castillo evitó con una sensacional parada (min. 86) que un remate de Julio desde la frontal acabara dentro. Los minutos de alargue, no dieron tiempo para nada más y el partido terminó sin que se moviera, el marcador inicial.

La próxima cita liguera del Villa del Río C.F. será el próximo domingo día 6 de Octubre, en la Ciudad Deportiva Carlos Machado de Priego de Córdoba, frente al titular de la localidad. El partido comenzará a partir de las 19 horas.  

domingo, 22 de septiembre de 2019

El Villa del Río C.F. logra una victoria tan sufrida como trabajada.

Crónica 2ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

El árbitro Uceda Alcaide mostró dieciocho tarjetas amarillas y una roja.

ALCÁZAR C.D. 0 VILLA DEL RÍO C.F. 1   

 

Alcázar- Víctor, Chechu Zamorano, Carmona, Moriana, Cristóbal, Pedrajas, Navas, Lalo Sillero, Pumu, Ricky y Paco Mije. También jugaron: Enma, Dani y Boti.

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Edu Baena, Emilio, Rafa Llamas, Salvi, Ávila, Agudo, Dani Frías y Zamora. También jugaron: Jonhy, Moro, Enrique y Juanma.

Árbitro- Víctor Uceda Alcaide. Estuvo auxiliado en las bandas por Torralba Arranz y Luque Mohedano. Amonestó a los locales Moriana, Pedrajas, Navas, Pumu, Paco Mije, Boti, Enma y al entrenador Rafael Román y a los visitantes Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Rafa Llamas, Agudo, Dani Frías, Mathius (banquillo) y Enrique. Expulsó a los visitantes Salvi (min. 83), por doble tarjeta amarilla y a Rafa Llamas (min. 92), con tarjeta roja directa.

Goles- 0-1 (min. 44)  Salvi

 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en las Instalaciones Deportivas Municipales de la Barriada de Las Palmeras de la capital cordobesa.

 

Comentario- Francisco J. García

 

Un solitario gol de Salvi, que fue profeta en su barrio, le dio al Villa del Río C.F. su primera victoria liguera y por tanto sus primeros tres puntos de su casillero, tras vencer en su visita al Alcázar C.D. en un partido jugado con mucha tensión e intensidad y que tuvo en el árbitro Víctor Uceda Alcaide, al protagonista del mismo.


Salvi celebra su gol ante la llegada de Dani Frías.


Y es que pese a mostrar diecinueve tarjetas y expulsar a dos jugadores, el colegiado cordobés nunca dio la sensación de tener el partido bajo control. No es menos cierto que el partido estuvo rodeado de mucha tensión, lo que incentivó que la presión ambiental, también fuera en aumento, conforme pasaban los minutos.

No hubo tregua y desde el pitido inicial todos los balones se disputaban con la máxima intensidad. Por tanto que en el minuto siete, ya se hubieran contabilizado tres tarjetas amarillas y sobrepasado el cuarto de hora, ese número se hubiera incrementado hasta cinco, no resultaba extraño.


El trío arbitral tuvo un complicado partido.


El juego se desarrollaba en medio campo, sin apenas protagonismo en las áreas. Curiosamente la primera ocasión clara de gol, resultaría polémica ya que los villarrenses reclamaron como gol un remate de cabeza de Rafa Llamas que tras tocar en el larguero y en la mano de Víctor, decían había tocado la parte superior del ángulo que sujeta la red. Ni Uceda Alcaide ni su asistente Luque Mohedano consideraron tal acción y el juego continuó.

Las intentonas locales llegaban en jugadas por banda, buscando las caídas del balón en los despejes de la defensa rojilla. Pumu dispuso de dos claras ocasiones y si en la primera (min. 33), Sergio Hinojosa despejó con apuros a córner, en la segunda (min. 37) vio como el balón se estrellaba violentamente en el larguero de la portería villarrense.


Pumu fue el delantero más incisivo del Alcázar C.D.


Cuando agonizaba el primer periodo, llegaría la jugada del único gol del partido. Tras una contra villarrense, el balón llega a Moro, que sirve en profundidad sobre el desmarque de Salvi a la espalda de la defensa, que se planta sólo ante Víctor, al que regatea, para marcar a placer.

La segunda parte arranca con una novedad táctica en las filas verdinegras. Su técnico Rafa Román deja una línea de tres en defensa y Navas y Carmona se convierten en más extremos que defensas. Los locales incrementan su presión ante un Villa del Río que sufre en estos minutos y que se ve sorprendido, como en ese saque rápido de falta de Navas, que dejó a Boti, sólo en el área, pero su remate se fue fuera.

El Villa del Río trabaja a destajo defensivamente y trata de salir a la contra. Su mejor ocasión de este acto, fue un remate de Moro, que con Víctor batido, sacó Cristóbal bajo palos. La jugada la había iniciado Soto por su banda.

Los minutos pasaban y el juego se iba embruscreciendo. Uceda Alcaide se veía incapaz de dominar una situación, en la que dicho sea de paso, encontraba muy poca colaboración.

Un remate de cabeza de Navas tras saque de esquina de Boti se fue arriba por muy poco. La réplica la daría Salvi con un remate, tras dejada de Enrique, que rozó el larguero.

Los últimos minutos fueron  de insistencia local, sobre todo tras la segunda tarjeta amarilla y consiguiente expulsión del propio Salvi. Hubo que fajarse atrás, donde Emilio y Edu Baena, se multiplicaban despejando balones aéreos.


Ávila, que jugó los 90 minutos, recibe una entrada de Navas.


Con una presión ambiental en su grado máximo, tratando de presionar a los colegiados e intimidar a los villarrenses, llegaría la expulsión de Rafa Llamas, que debió ser más listo y obviar una batalla, que con el marcador a favor de los suyos, no era nada recomendable.

Con dos jugadores menos, el Villa del Río tuvo que replegarse en su parcela, ante un cuadro local que ya acusaba, tanto el cansancio físico como la baja por lesión de Ricky. Tras seis minutos de tiempo añadido, el colegiado pitó el final de un partido, que deja un sabor de boca diferente a las huestes villarrenses. Satisfacción por los tres puntos sumados, pero preocupación por la factura que en forma de sanciones y lesiones, deberán pagar en los próximos partidos.

La próxima cita liguera del Villa del Río C.F. será el próximo domingo día 22 de Septiembre, en el Polideportivo Municipal, frente al Almodóvar del Río C.F. El partido comenzará a partir de las 17:30 horas.  

lunes, 16 de septiembre de 2019

Un Villa del Río C.F. sin suerte cae derrotado en su estreno liguero.

Crónica 1ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.


El infortunio se cebó con el equipo en un partido que no mereció perder.

VILLA DEL RÍO C.F.  1   LUCECOR F.S.   2


Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Zamora, Edu Baena, Emilio, Rafa Llamas, Jonhy, Julio, Moro, Enrique y José Luís. También jugaron: Agudo, Ávila, Álvaro y Juanma.

Lucecor- Álvaro Sarmiento, Vergara, Cáliz, Chechu, Fran, Prieto, Cristian, Manolín, Carlos Maillo, Osuna y Ramírez.También jugaron: Jesús Guardeño, Juanvi, Chuki, Colombi y José Antonio.

Árbitro- Rafael David Muñoz Cámara. Estuvo auxiliado en las bandas por González Moreno y Vázquez Afán. Amonestó a los locales Zamora, Agudo, Álvaro, Emilio y Ávila y a los visitantes Vergara, Cáliz y Juanvi.

Goles- 1-0 (min. 40) Jesús Guardeño  0-2 (min. 51) Jesús Guardeño  1-2 (min. 52) Jonhy.

 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Estadio Municipal de Cañete de las Torres, feudo provisional villarrense para este partido, por clausura de su terreno de juego.

 

Comentario- Francisco J. García

El Lucecor se estrenó en la Primera Andaluza Senior cordobesa con un meritorio triunfo en el exilio de un renovado Villa del Río. Y es que en el conjunto que entrena Eduardo Fernández Álvarez, de los once integrantes de su formación inicial, ocho eran caras nuevas con respecto al pasado ejercicio liguero, motivado en parte por el aluvión de bajas, con las que afrontaba la cita (Cris, Soto, Dani Frías, Mathius…)


Ávila conduce un balón ante el acoso de un rival.


Sin embargo esto no fue óbice para que los villarrenses iniciaran el partido con tanta intensidad como voluntad, frente a un cuadro lucentino que se mantenía firme y ordenado en su parcela defensiva. Además partían con las ideas muy claras, su solidez atrás le permitía robar balones que inmediatamente buscaban los costados de su ataque donde Osuna y Ramírez intentaban buscar portería apoyados en su velocidad. La respuesta local también llegaba por la banda, con el escurridizo José Luís como actor principal.


El partido estuvo tan entretenido como disputado.


Pero el primer cuarto de partido apenas nos deparó acciones reseñables con cierto peligro. Parecía como si hubiera demasiado respeto entre los dos contendientes.

Pero poco a poco, los locales comienzan a aproximarse con cierto peligro sobre el área aracelitana. Edu Baena (min. 20) remató desde la frontal y el balón salió fuera por poco. Unos minutos más tarde la jugada de Jonhy por su banda acaba con un centro que José Luis remata fuera en posición algo forzada.

Parecía que el gol local no tardaría en llegar, y si no lo hizo fue por la enorme parada que Álvaro Sarmiento realizó a un remate de cabeza a bocajarro de Enrique tras una dejada de Edu Baena. Corría el minuto 37 y caprichos del fútbol, quien se adelantaría en el marcador, en su primer remate entre los tres palos sería el Lucecor. Y encima en una jugada desgraciada para los villarrenses, ya que el lanzamiento directo de falta de Jesús Guardeño, rozó en la cara de Julio y desvió la trayectoria del balón, engañando por completo a Sergio Hinojosa.

Un mazazo psicológico a escasos minutos del descanso. Tras el paso por vestuarios y en apenas unos minutos el partido queda decidido. Primero con la fortuita lesión de Rafa Llamas, al que una torcedura de tobillo le hace abandonar el terreno de juego. La marcha del pivote defensivo rojillo trastoca por completo el sistema táctico de los locales y el equipo pierde solidez defensiva. Mientras Eduardo Fernández trata de reorganizar tácticamente a los suyos, un fallo defensivo permite que Jesús Guardeño marque a placer tras aprovechar la mala lectura de la jugada de Emilio y Sergio Hinojosa.


Jonhy remata a puerta con Cáliz y Chechu de testigos.


El cero a dos, parecía dejar decidido el partido, pero no fue así, ya que el Villa del Río recorta distancias en la siguiente jugada. Enrique roba un balón y sirve a la banda para que José Luís sirva al corazón del área para que Jonhy fusile la meta lucentina.

El último tercio del encuentro fue un querer y no poder de los villarrenses, cuyas sucesivas intentonas se veían abortadas por la solidez de la zaga rival. Jonhy remataría fuera, en el segundo palo, un centro de José Luís. Quien volvió a erigirse en salvador de su equipo fue Álvaro Sarmiento, que en el minuto 81 intervendría con acierto tras un violento lanzamiento de falta de Ávila que buscaba portería.

En resumen, fiel a la tradición de las últimas temporadas, el Villa del Río vuelve a caer derrotado en su debut liguero ante un Lucecor serio y trabajador que supo aprovechar sus oportunidades para llevarse los tres puntos en litigio.

El próximo domingo día 22, el Villa del Río C.F. deberá desplazarse hasta la capital cordobesa para enfrentarse el C.D. Alcázar, en partido correspondiente al segundo capítulo liguero.

jueves, 5 de septiembre de 2019

EL CÓRDOBA B IMPONE LA LÓGICA EN VILLA DEL RÍO.

Los villarrenses plantaron cara pese a jugar durante una hora en inferioridad.

 

Villa del Río C.F. 1  Córdoba C.F. B  3

 

Villa del Río-  Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Edu Baena, Emilio, Rafa Llamas, Johny, Cris, Agudo, Enrique y Dani Frías. También jugaron: José Luís, Mathius, Álvaro, Juanma, Moro, Julio, Hugo, Ávila, Zamora, Gonzalo, Antonio López y Manolo.

Córdoba B- De la Fuente, Márquez, Manolillo, Burgos, Manosalva, Alex Molina, Jordi, Rubén, Felipe, Cano y Agostiño. También jugaron: Llamas, Samu, Alberto, Víctor, Juan Luna, Manolete y Crespo.

Árbitro: Rafael Soler Romero de la Delegación cordobesa. Estuvo asistido en las bandas por Alba Jiménez y Agote Garrido. Amonestó a los locales Emilio, Cris, Enrique y Hugo y a los visitantes Márquez, Manosalva y Agostiño. Expulsó con tarjeta roja directa al local Edu Baena (min. 28).

Goles-  0-1 (min. 2)  Agostiño   0-2 (min. 36) Jordi  1-2 (min. 55) Moro  1-3 (min. 75) Víctor.

Incidencias- Unos doscientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal, entre ellos, el presidente del Córdoba C.F. Jesús León. Al finalizar el partido Rafael Herrerías, director de cantera del Córdoba C.F. y Fabián Cabrera, presidente del Villa del Río C.F., entregaron respectivamente los trofeos de subcampeón y campeón de esta 39ª edición del Trofeo Ciudad de Villa del Río.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

Las categorías en el mundo del fútbol no mienten y establecen la diferencia entre los equipos. El Córdoba B, integrante en el grupo X de Tercera División demostró con creces por que se encuentra dos categorías por encima de un Villa del Río que milita en la Primera Andaluza Senior cordobesa. Por otro lado mientras el filial cordobesista ya se encuentra inmerso en su competición, los villarrenses deben aguardar todavía once días para iniciar su actividad competitiva. Mientras los pupilos de Diego Delgado llevan ya más de un mes ultimando su puesta a punto, los jugadores de Eduardo Fernández se encuentran en plena pretemporada. En resumen demasiada distancia entre un equipo y otro.

Agudo pelea la disputa del balón con un contrario.

 

No es de extrañar por tanto, que el partido se desnivelara demasiado pronto, no se había cumplido el minuto dos cuando un ataque visitante, termina con un centro de Cano desde la línea de fondo, que el portugués Agostiño caza en el área y a la media vuelta fusila a Sergio Hinojosa. La mayor frescura física y la calidad de los jóvenes jugadores cordobesistas les permitía llevar de manera muy cómoda la iniciativa en el juego. El Villa del Río se veía obligado a permanecer en su parcela y fajarse en defensa ante los continuos escarceos ofensivos de su rival. Las entradas por las bandas y la movilidad de los interiores eran las principales vías de ataque del conjunto que vestía de negro, al utilizar los cordobesistas su segunda equipación.

Formación inicial del Córdoba B en este partido.

 

Una jugada personal de Soto, culminada con un remate atajado sin problemas por De la Fuente fue la primera acción ofensiva de un Villa del Río, que en el minuto 28 se quedó en inferioridad numérica tras ser expulsado con tarjeta roja directa, su jugador Edu Baena, por una entrada muy dura y a destiempo sobre un jugador contrario.

La diferencia numérica entre un equipo y otro, agudizó más si cabe la diferencia entre ambos. El segundo gol visitante dejó el partido encarrilado y fue obra de Jordi que batió con comodidad a Sergio Hinojosa, tras plantarse ante él tras una pared con Agostiño.

Incluso el marcador pudo ser más abultado, pero Cano en el minuto 42 remató fuera un balón peinado por Felipe.

Tras el descanso, los villarrenses realizan numerosos cambios y curiosamente el equipo reacciona. Aunque la primera oportunidad fue para el extremo cordobesista Jordi, que remató y con Mathius batido, fue Emilio quien sacó bajo palos.

Equipo inicial del Villa del Río C.F.

 

Una acción del habilidoso José Luís acaba con un derribo en el área que Soler Romero sanciona como penalti. Moro acierta desde los once metros y recorta distancia en el marcador.

El gol revitaliza a un Villa del Río que a base de casta quiere enjugar la superioridad física, cualitativa y numérica de su rival. Llamas despeja con su puño un remate de Ávila. Los minutos pasan y los cordobesistas entienden que la mejor manera de defender es mantener la posesión del balón. Además tienen la paciencia suficiente para buscar ese hueco o ese desajuste defensivo de los villarrenses.

A quince minutos del final, el gol de Víctor finiquitó de manera anticipada el choque. Fue tras remachar un despeje bajo palos de Zamora.

El villarrense Diego Delgado es el entrenador del Córdoba B.

 

En resumen la última cita de la pretemporada villarrense volvió a decidirse con un resultado adverso, algo que era lógico y previsible, dada la entidad de su rival. Una pretemporada que en cuanto a resultados ha sido muy discreta, aunque el equipo poco a poco parece ir progresando.

Su próximo partido será el estreno liguero ante el Lucecor C.D. un partido que muy probablemente se disputará en el Estadio Municipal de Cañete de las Torres (Domingo 15, 17:45 horas), ya que pesa todavía de la pasada temporada, la sanción de un partido de clausura del coliseo villarrense, tras el dictamen federativo en el partido Villa del Río – Almodóvar del Río.

viernes, 30 de agosto de 2019

Antonio López deja en casa el Memorial Miguel Pastilla.

Su providencial actuación en la tanda de penaltis resultó decisiva.

 

Villa del Río C.F. 1  U.D. Ciudad de Torredonjimeno B 1

 

Villa del Río- Sergio, Vidosa, Soto, Edu Baena, Emilio, Rafa Llamas, Johny, Gonzalo, Moro, Enrique y Dani Frías. También jugaron: Mathius, Álvaro, Juanma, Zamora, Cris, Salvi, Julio, Agudo, José Luís,  Hugo, Ávila y Antonio López

Torredonjimeno- Ismael, David, Dani, Estrella, Rosa, Sergio Ramos, Garrido, Quique, Rubén, Álvaro Bueno y Caro. También jugaron: Pablo, Jiménez, Chache, Álvaro Sánchez, Martos y Prieto.

Árbitro: Rafael Gutiérrez Jiménez de la Delegación cordobesa. Estuvo asistido en las bandas por Valero Toledo y Alcántara García. Mostró tarjeta amarilla al local Rafa Llamas.

Goles-  0-1 (min. 56) Martos 1-1 (min. 77) Salvi

 Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal en una tarde noche calurosa, en la XXXIV Edición del Memorial Miguel Pastilla, en la que se viene a recordar al jugador del Villa del Río C.F. que en la década de los años 70, fallecía de manera trágica junto con su esposa, tras incendiarse el hotel de Tenerife en el que se hospedaban, cuando disfrutaban de su luna de miel.

Como curiosidad en este partido habría que decir que la U.D. Ciudad de Torredonjimeno, por coincidencia de colores y por expreso deseo del trío arbitral, tuvo que vestir una de las equipaciones reserva del Villa del Río C.F.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

El Villa del Río C.F. se adjudicó el Memorial Miguel Pastilla tras superar en la tanda de penaltis (4-3) al filial toxiriano, tras un partido tan disputado como equilibrado y que finalizó con empate a uno en el marcador.

Antonio López recibe el trofeo de manos de Pedro Pastilla con Antonio Carabaño y Fabián Cabrera de testigos.

 

Desde el pitido inicial se pudo comprobar como la U.D.C. Torredonjimeno B estaba mucho más rodada físicamente y con unos conceptos de juego mucho más asimilados. No olvidemos que la Primera Andaluza de Jaén, categoría en la que compite, arranca este próximo fin de semana, catorce días antes que su homónima cordobesa.

Aún así los villarrenses trataron de llevar la iniciativa en el juego, pero en ocasiones les faltaba cohesión. La distancia entre líneas dificultaba el juego en corto y abusaban del pase en largo, que en la mayoría de las ocasiones suponía la pérdida inmediata del balón. Así que los minutos pasaban sin que las áreas tomaran protagonismo. De hecho en el primer periodo tan solo pudimos anotar dos ocasiones de claro peligro. Un remate del local Moro (min. 22) que Ismael sacó con el pié izquierdo y una jugada personal del visitante Garrido (min. 44) finalizada con un disparo excesivamente cruzado.

Edu Baena resbala en su presión a un jugador toxiriano.

 

Tras el descanso se produce una profunda renovación en una formación rojilla que sigue muy nutrida de efectivos. Eduardo Fernández, técnico local, llegó a alinear hasta 23 jugadores, a los que habría que añadir el lesionado Juampe. Y eso que a mediados de semana ya había aligerado la plantilla con la comunicación de los primeros cuatro descartes a los propios interesados.

El segundo periodo continúa por los mismos derroteros, un cuadro local que trata de hacerse con el control del balón, pero al que le cuesta superar el engranaje defensivo del equipo que entrena José Manuel Cortés. Estos robos de balón suponen contraataques inmediatos que llevan cierto peligro. Así en el minuto 53 y tras una vertiginosa contra, Álvaro Bueno remata fuera. Unos minutos después, el filial toxiriano tendría mejor suerte. Estrella apura por la línea de fondo y sirve el balón para que Martos bata irremisiblemente a Mathius.

Los nietos de Pedro Pastilla hicieron el saque de honor de este Memorial.

 

El partido se pone cuesta arriba pero los locales tiran de orgullo y jugando más con el corazón que con la cabeza, empiezan a apretar arriba. La velocidad de Zamora por su banda y los escarceos del reaparecido José Luís, empiezan a generar peligro. Los villarrenses piden penalti tras una acción en la que el balón golpea en el brazo de Estrella. Gutiérrez Jiménez no considera la acción como punible y deja en el aire, que el cambio de la norma, necesita un tiempo de asimilación y comprensión entre todas las partes.

Un remate de Hugo desde la frontal que acabó con el balón impactando en la escuadra, dio paso al gol del empate. Buena combinación entre José Luís y Zamora y el centro de éste último lo remata a gol Salvi y eso que Pablo llegó a tocar el balón.

Tras muchos meses lesionado, José Luís volvió a sentirse futbolista.

 

Quedaban trece minutos para el final y ninguno de los contendientes parecía conformarse con las tablas en el marcador, pero sus contados intentos resultaron infructuosos y el empate final daba paso a la tanda de penaltis, para dilucidar el ganador de esta XXXIV edición del Memorial Miguel Pastilla.

Desde los once metros y por parte local marcaron Cris, Álvaro, Julio y Ávila, fallando Salvi. Por parte visitante marcaron Martos, Jiménez y David. Estrella lanzaría fuera, mientras que Álvaro Bueno vio como Antonio López le detenía el quinto lanzamiento, lo que dejaba el trofeo en casa.

Al final Antonio Carabaño, concejal de deportes del Ayuntamiento de Villa del Río y Pedro Pastilla, hermano del malogrado deportista, acompañados por el presidente del Villa del Río C.F. Fabián Cabrera, entregaron los respectivos trofeos a los capitanes de ambos equipos.

La próxima cita de la pretemporada villarrense será el próximo domingo día 1 en El Carpio (20 horas), frente a titular de la localidad que retorna a la actividad competitiva en Segunda Andaluza, tras varios años de ausencia.

lunes, 26 de agosto de 2019

Un Villa del Río C.F. en probaturas que sigue sin ganar.

El elevado número de jugadores está condicionando el desarrollo de la pretemporada.

 

Villa del Río C.F. 1  Don Bosco C.F. 1

Villa del Río- Sergio, Vidosa, Zamora, Juanma, Madueño, Rafa Llamas, Lucas, Hugo, Agudo, Gonzalo y Juanpe. También jugaron: Soto, Antonio López, Loren, Julio, José Luís, Edu Baena, Emilio, Cris, Moro, Enrique, Mathius y Manolo.

Don Bosco- Fran, Vera, Sergio, Sarmiento, Biri, Tate, Navas, Kuba, Quique, Pablo y Mata. También jugaron: Juanje, Juan, Ismael, Emilio y Alex.

Goles-  1-0 (min. 33) Biri en propia puerta  1-1 (min. 43) Tate 

Incidencias- Unos doscientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal en una tarde noche muy calurosa.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

El Villa del Río C.F. continúa sin estrenar su casillero de triunfos en esta pretemporada, tras saldar con empate la visita del Don Bosco de Liga Nacional Juvenil, al coliseo ribereño.

Un partido típico de pretemporada, donde ambos contendientes tuvieron demasiadas intermitencias y carecieron de un mínimo ritmo de juego, como si ambos equipos estuvieran acusando la carga física que supone las duras sesiones de entrenamiento de la pretemporada. Los villarrenses intentaron llevar la iniciativa en el juego, pero se toparon con un rival muy ordenado y que se empleaba con mucha intensidad en todas sus acciones defensivas.

Zamora estuvo muy activo en los minutos que estuvo en el campo.

 

Las lesiones siempre suponen un serio contratiempo y así el local Juanpe debió abandonar el terreno de juego, antes de los diez minutos de envite, por un esguince de tobillo. Su sustituto Soto, se alió con su compañero Zamora, para formar un tamden por la banda izquierda, donde creaban cierto peligro, pero la falta de remate, dejaba en el olvido estas acciones ofensivas.

Los de Noreña, se fajaban en defensa y en cada robo de balón, iniciaban vertiginosas contras que causaban ciertos problemas a la zaga local. En una de ellas, Mata disparó con intención pero Sergio Hinojosa respondió con una gran intervención. Corría el minuto nueve de juego y siete minutos más tarde, en la otra portería, sería Sarmiento bajo palos, quien despejaría un balón cabeceado por Jesús Madueño, a la salida de un corner.

Un esguince de tobillo dejó a Juanpe K.O. muy pronto.

 

Pero ni por estas jugadas se animó un choque, en el que faltaban demasiadas cosas (ideas, movilidad, frescura, etc.). Las defensas se imponían claramente a las delanteras y el cronómetro avanzaba su camino, sin que ni juego ni marcador se animaran.

Curiosamente los goles llegarían en el último cuarto de este primer periodo y en dos fallos garrafales de ambas defensas. Primero marcó el Villa del Río, tras una desgraciada acción de Biri, que en su intento de despejar un balón servido por Vidosa desde la banda derecha, terminó por alojarlo en el fondo de su propia portería. Mientras que la igualada visitante llegaría tras un saque de esquina que Tate, completamente solo, cabecearía el balón a la red. Por enésima vez en esta pretemporada, los villarrenses vuelven a encajar gol, en acciones a balón parado. La falta de concentración, la relajación en las marcas y la escasa contundencia, a la hora de atajar estas acciones, vuelven a resultar determinantes.

Jesús Madueño escucha las instrucciones de su técnico Eduardo Fernández.

 

Un buen remate de Hugo desde la frontal, bien atajado por Fran, evitó que el marcador se volviera a mover antes del descanso.

Tras el obligado paso por vestuarios y con el avance de los minutos, hubo un masivo cambio de protagonistas en el juego. Los locales siguieron intentándolo, con más voluntad que acierto, ya que entre la falta de precisión en algunos pases y la pobre efectividad en el remate final, el gol no llegaba.

El Don Bosco se mantenía firme en defensa y aguardaba su oportunidad para salir a la contra. Y bien pudo llevarse hasta el triunfo, ya que en el minuto 88 y tras una contra letal de su equipo, Quique remató sólo ante Mathius, pero el meta villarrense salió airoso en el uno contra uno.

Gonzalo y Agudo presionan la conducción de balón de un jugador rival.

 

En resumen nueva prueba preparatoria en una pretemporada villarrense, marcada por elevado número de efectivos que hay en el equipo. De hecho, en este partido llegaron a saltar al terreno de juego 23 jugadores, a los que habría que añadir otros (Johny, Álvaro, Dani Frías, Salvi y Kiki) que por unos motivos u otros, no estuvieron presentes. Se espera que a lo largo de esta semana, el técnico Eduardo Fernández, realice los primeros descartes, con el objetivo de ir aligerando el excesivo grupo de trabajo que dispone.

El próximo partido preparatorio del Villa del Río C.F. será este próximo jueves, día 29 de Agosto (20:30 horas) frente al Ciudad de Torredonjimeno B de la Primera Andaluza de Jaén, en la que será la XXXIV Edición del Memorial Miguel Pastilla.

miércoles, 21 de agosto de 2019

El Córdoba C.F. Juvenil se impone en el Trofeo Matías Prats.

El hijo del mítico periodista villarrense asistió al partido y entregó los trofeos.

 

Villa del Río C.F. 0  Córdoba C.F. Juvenil 2

 

Villa del Río-  Mathius, Vidosa, Soto, Edu Baena, Emilio, Rafa Llamas, Lucas, Hugo, Moro, Gonzalo y Dani Frías. También jugaron: Cris, Sergio, Pablo, Julio, Loren, Juanma, Salvi, Agudo, Juampe, Antonio López y Álvaro.

Córdoba Juvenil- Corona, Salmoral, Diego, Ángel, Óscar, Marcos, Cantarero, Feria, David, Morillo y Rubén. También jugaron: Cristian, Adrián, Almohano, Dani, Manu, Rovira y Pablo.

Árbitro: Manuel Camacho Garrote de la Delegación cordobesa. Estuvo asistido en las bandas por Alba Jiménez y Carreras Castillo. Amonestó al local Edu Baena.

 Goles-  0-1 (min. 56)  Manu   0-2 (min. 93) Dani

Incidencias- Unos doscientos cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal, entre ellos una nutrida representación de aficionados llegados desde la capital. Al finalizar el partido Antonio Carabaño, concejal de deportes del Ayuntamiento de Villa del Río y Matías Prats Luque, hijo del mítico periodista villarrense, entregaron respectivamente los trofeos de subcampeón y campeón de esta 52ª edición del Trofeo Matías Prats.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

La mayor frescura física, como consecuencia de su mayor rodaje preparatorio, unido a la calidad innata de los jóvenes jugadores cordobesistas, resultaron determinantes para la victoria y el trofeo se marcharan a nuestra capital. Y es que el equipo que entrena Iñaki López Murga, planteó un partido muy serio, teniendo en cuenta que el inicio de la competición liguera en la División de Honor Juvenil, está previsto para el domingo 1 de septiembre. De ahí incluso que su convocatoria, tuviera un carácter más que oficial, con 16 jugadores inscritos en el acta arbitral. Curiosamente dos de ellos, villarrenses, como el portero Miguel Antonio Corona y el lateral Diego Moreno.

 

El villarrense Diego recoge el trofeo de manos de Matías Prats Luque.

 

Todo lo contrario de lo que le sucede al Villa del Río, que con más de tres semanas, todavía por delante, antes del comienzo liguero de la Primera Andaluza Senior, afrontaba la cita en una etapa muy diferente de preparación. Así Eduardo Fernández llegó a alinear hasta 22 jugadores, entre los que se encontraban algunos a prueba que pugnan por hacerse un hueco en la plantilla, mientras que otros de los considerados fijos, no disputaban la cita por diversos motivos.

Por estos motivos, la diferencia de categoría y de edad, apenas tuvieron trascendencia en el desarrollo del partido. El primer periodo estuvo más igualado, con dos equipos muy bien situados en el terreno de juego. Los locales querían llevar la iniciativa en el juego pero les costaba superar el entramado defensivo de su rival. Pocas ocasiones de gol en esta mitad. La más clara la tuvo el local Rafa Llamas (min. 18) que completamente sólo en el área, remató de cabeza fuera un balón servido desde la esquina, en  uno de los contados desajustes de la zaga verde. Tan sólo otras dos ocasiones de relativo peligro en este periodo, primero un remate del local Moro (min. 35) despejado a corner por Corona y otro de Diego Moreno, que remató excesivamente cruzado ante Mathius.

 

Rafa Llamas juega el balón ante el acoso de un rival.

 

Tras el paso por vestuarios, hubo una infinidad de cambios por ambos bandos. Los villarrenses lo siguen intentando con más voluntad que acierto, ante un cuadro cordobesista que se adelantaría en el marcador en una jugada a balón parado. A la salida de un corner, la falta de contundencia en el despeje de Sergio, deja un balón suelto en el área que Manu envía a la red. Los locales intentaron replicar con un lanzamiento directo del falta de Julio (min. 71), en el que el balón se fue lamiendo el larguero y con un remate de Juampe (min. 82) desde la frontal, al que Cristian respondió con una gran parada.

 

 Miguel Antonio Corona y Diego Moreno, dos villarrenses en las filas cordobesistas.

 

El gol de la sentencia visitante, llegaría en el último suspiro de partido, de hecho no se llegó siquiera a sacar de centro. Y no estuvo exento de cierta polémica, ya que en el inicio de la jugada, el asistente Carreras Castillo levantó la bandera indicando posición antirreglamentaria de Dani, pero Camacho Garrote manda seguir el juego al considerar que éste jugador, aunque en un principio lo intenta, finalmente desiste de participar en la acción. La insistencia de Diego le hace buscar el balón y poner una asistencia al propio Dani, para que marque a placer. Afortunadamente, dado el carácter amistoso de la cita, la jugada quedó en una mera anécdota.

La entrega de trofeos estuvo marcada por las palabras que Matías Prats Luque dedicó a todos los jugadores y por el detalle del capitán verdiblanco Morillo de cederle el testigo a su compañero Diego, para que recogiera, de manos del afamado periodista, el decano de los trofeos futbolísticos de su pueblo.

 

Soto recoge el trofeo de subcampeón de las manos de Antonio Carabaño.

 

La próxima cita de la pretemporada del Villa del Río C.F. será de nuevo en el Polideportivo Municipal y tendrá un carácter benéfico. El próximo domingo día 25 (20:30 horas) se enfrentará al Don Bosco de Liga Nacional Juvenil. La recaudación se ese partido irá destinada a la Junta local de la Asociación cordobesa de amigos de los niños saharauis.