lunes, 13 de enero de 2020

El Villa del Río C.F. continúa abonado al empate final.

Crónica 16ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Un gol de Jesús Guardeño a un minuto del final dejó unas justas tablas.

 

LUCECOR F.S. 1  VILLA DEL RÍO C.F. 1 

 

Lucecor- Álvaro Sarmiento, Cáliz, Chechu, Fran, Víctor, Escacena, Prieto, Cristian, Erik, Osuna y José Antonio. También jugaron: Andrés, Jesús Guardeño, David Gallardo, Carlos Maillo, Juanvi y Cabrera,

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Álvaro, Emilio, Cris, Sergio Romero, Madueño, Moro, Enrique y Gonzalo. También jugaron: Zamora, Dani Frías, Agudo y Juanma.

Árbitro- José Carlos García Espejo. Estuvo auxiliado en las bandas por Muñoz Chups y Alarcón Ortiz. Mostró tarjetas amarillas a los locales Chechu, Andrés, Jesús Guardeño y al entrenador Alberto Guardeño y a los visitantes Vidosa, Zamora, Sergio Hinojosa y Cris. Expulsó con tarjeta roja directa a los visitantes Álvaro (min. 91) y Sergio Romero (min. 93). Y una vez terminado el partido a los locales Chechu y Cabrera y al visitante Moro.

Goles-  0-1 (min. 35) Cris  1-1 (min. 89) Jesús Guardeño. 

Incidencias- Unos ciento cincuenta espectadores se dieron cita en los graderíos del Estadio Municipal Ciudad de Lucena en una tarde soleada pero muy fría. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de un familiar de uno de los fundadores del Lucecor.

 

Comentario- Francisco J. García

 

Quinto empate consecutivo de un Villa del Río que sigue sin saber cerrar sus partidos. Y es que al igual que en la última salida a Peñarroya, los villarrenses vieron como en el último suspiro, un gol del rival les arrebata el triunfo y por tanto dos valiosos puntos. Aunque en esta ocasión y siendo sincero, tras los méritos cosechados por unos y otros, el empate final hace justicia.

Cris y Vidosa tratan de tapar la subida de Cáliz por su banda.

 

Y es que el partido tuvo dos partes absolutamente diferenciadas y coincidentes con cada uno de los dos periodos. Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron de una mayor clarividencia villarrense. Aunque los lucentinos trataron de llevar la iniciativa en el juego, su rival estuvo mucho mejor asentado sobre el césped artificial, tomando una mejor lectura del juego y con mayor peligrosidad ofensiva. Los jugadores de Eduardo Fernández, jugando en ocasiones a la contra y en otras, apoyados en su juego combinativo, dispusieron de las mejores ocasiones de gol de este primer acto. Así en el minuto doce, el debutante Sergio Romero, hizo gala de su velocidad, pero en el último control, le dio demasiada salida al balón lo que permitió a Chechu, evitar el remate final. Siete minutos más tarde el pase raso de Madueño al corazón del área, no es controlado por Moro.

La primera intentona de los azulillos fue obra de Escacena que disparó desde la frontal, obligando a Emilio a despejar un balón que llevaba buena dirección.

El Villa del Río se adelanta en el marcador con un gol de Cris, que pilló por sorpresa prácticamente a todos. El capitán rojillo dispara desde muy lejos, cercano a la banda, casi a 40 metros de distancia y bate a Álvaro Sarmiento.

El gol adverso lo acusa el cuadro aracelitano que pierde durante unos minutos la concentración, lo que aprovecha su rival para generar dos ocasiones claras. La primera obra de Moro, que se paseó con el balón por la frontal, pero su remate se fue fuera y dos minutos más tarde, a la salida de un córner y tras varios rechaces en el área, el remate de Agudo es sacado bajo palos por Prieto.

Cristian Osuna, perseguido por Vidosa, estuvo muy activo toda la tarde.

 

Antes del descanso hubo tiempo para una jugada polémica en el área visitante tras una caída de Jesús Guardeño ante la presión de Emilio. Desde los graderíos del coliseo aracelitano, se reclamó con insistencia el penalti, pero García Espejo a escasos tres metros del lugar, mandó seguir el juego.

Tras el paso por vestuarios, el partido cambia por completo su decoración, motivado por dos factores principalmente. El técnico local Alberto Guardeño, mete progresivamente a toda su artillería, con la entrada de Jesús Guardeño, Carlos Maillo y Juanvi. Además jugadores como Cristian Osuna y Erik se muestran muy activos. El Lucecor empieza a apretar y a encerrar a su rival en su parcela. Los villarrenses realizan un cambio táctico que les resulta contraproducente. Eduardo Fernández da entrada a Juanma y sitúa una defensa de cinco. Su equipo gana seguridad defensiva, pero pierde consistencia en el medio campo y apenas tiene el balón en su poder. Esto origina que el dominio de los locales sea abrumador. Con entradas por ambas bandas intentan buscar ese gol que cambie el rumbo del partido. Así Carlos Maillo (min. 48) remató de cabeza fuera, un centro del debutante Erik. Cuatro minutos más tarde una arrancada de Andrés, acaba con un zurdazo en el que el balón acaba saliendo muy cerca del poste.

El partido estaba resultando agónico para un Villa del Río que encerrado en su parcela, veía como el cuadro local pese a su dominio absoluto, tampoco era capaz de generar ocasiones muy claras para marcar. Tan solo en jugadas a balón parado y con centros desde la banda, ponían el balón el área, esperando que en cualquier remate, en cualquier rechace, en cualquier despeje defectuoso, llegara el ansiado gol.

El acoso local sobre la portería de Sergio Hinojosa, fue constante.

 

El juego aumenta en revoluciones y a García Espejo se le complica la dirección del mismo. Toda acción, toda parada, suponía un intercambio dialéctico entre jugadores de ambos bandos. Mientras tanto Soto, junto al poste, evitaba males mayores ante un remate de cabeza de Cristian.

El reloj avanzaba inflexiblemente ante la desesperación de unos y la esperanza de otros. Pero el epílogo volvió a resultar fatídico para el Villa del Río ya que a un minuto del final, un buen pase a la espalda de la defensa rojilla, es cazado por Jesús Guardeño, que tras plantarse solo ante Sergio Hinojosa, lo bate por el palo largo. Se prometía un descuento ilusionante para los lucentinos, que confiaban en la remontada. Ya hacía unos minutos que habían tocado arrebato generalizado.

Y bien que pudieron ganar el partido, pero Älvaro, como último defensor, fue listo y supo frenar con un agarrón, a costa de una justa tarjeta roja, otra escapada de Jesús Guardeño. La falta lanzada desde el semicírculo del área, no generó peligro.

Moro y Chechu fueron expulsados, una vez terminado el partido.

 

Pero quedaban todavía alguno de los cuatro minutos de alargue que el árbitro anunció a ambos banquillos. Al Villa del Río se le complica aún más la cita al ver Sergio Romero, en el minuto 93 una tarjeta roja tras un encontronazo con un rival.

Con dos jugadores menos, el último minuto se hizo eterno y menos mal que en la postrera jugada de ataque lucentino por la banda izquierda, no hubo entendimiento entre sus jugadores y el partido llegó a su fin.

Desgraciadamente tras el pitido final se produjeron algunos incidentes, tanto dentro del terreno de juego, como en la bocana de vestuarios, que finalmente no pasaron a mayores, aunque el colegiado hizo constatar los mismos en el acta arbitral.

La próxima jornada, que se disputará el domingo 19 de enero, supondrá el retorno del Villa del Río C.F. al Polideportivo Municipal, tras más de un mes sin hacerlo. Su rival será el C.D. Alcázar y el partido comenzará a las 17 horas.

 

 

viernes, 10 de enero de 2020

ESCUELA MUNICIPAL DE BALONCESTO

El Área de Deportes del Ayuntamiento de Villa del Río y  Diputación de Córdoba, ponen en marcha la Escuela Municipal de Baloncesto, que se desarrollará los lunes y miércoles, de 16 a 17 horas, en el Pabellón Municipal 'Matías Prats'.

INSCRIPCIÓN
Niñ@s desde los seis años.
Pabellón Municipal 'Matías Prats'.
6€ / mes

Ayuntamiento de Villa del Río. Área de Deportes

Calendario de partidos de fútbol para el fin de semana.


domingo, 29 de diciembre de 2019

EL VILLA DEL RÍO C.F. NO PARA EN LAS FIESTAS NAVIDEÑAS.

Aprovechó el descanso competitivo para disputar un amistoso en Espiel.

 

Texto: Francisco J. García

Fotos: Facebook Atco. Espeleño y particulares.

 

Pese a que la competición en la Primera Andaluza de Córdoba, se toma un merecido paréntesis con motivo de la Navidad, Año Nuevo y Reyes. Hay muchos equipos que han tomado este descanso como relativo. El objetivo es evitar una absoluta desconexión con el ritmo de la competición y por eso, deciden continuar con sus sesiones de trabajo, aunque reduciendo notablemente las mismas. Igualmente acuerdan la disputa de partidos de carácter amistoso para no perder  esa actividad competitiva a la que te obligan las citas oficiales.

Este ha sido el caso del Villa del Río C.F. cuyo cuerpo técnico había concedido una semana de merecido descanso, con la excepción de un encuentro amistoso, que en la tarde del pasado sábado debía enfrentarlos en el Estadio Municipal de Espiel, frente al Atco. Espeleño del grupo 1 de la División de Honor Andaluza.

Lógicamente al encontrarnos inmersos, tanto en la mitad de las fiestas navideñas como en plena campaña de la recogida de la aceituna, el técnico villarrense tuvo destacadas ausencias en la convocatoria. Para ello tuvo que llamar hasta cuatro jugadores del conjunto juvenil (José Ángel, Dani Castilla, Pedro e Ismael) que acudieron a la cita con la ilusión de cualquier debutante.

Ismael, Dani Castilla, José Ángel y Pedro, los cuatro juveniles convocados.

La otra nota positiva de la convocatoria fue la presencia de Gonzalo y Miguel Ángel Prieto, a los que apenas se les ha podido ver, por motivos laborales, en toda la primera vuelta. Igualmente estuvo Sergio Romero, un centrocampista de banda que esta temporada ha militado en La Victoria de Segunda Andaluza y que lleva varias semanas a prueba, entrenando con el conjunto rojillo.

Eduardo Fernández Álvarez alineó de inicio a Sergio Hinojosa, Vidosa, Soto, Edu Baena, Emilio, Cris, Sergio Romero, Madueño, Moro, Enrique y Zamora. Posteriormente comparecerían en el terreno de juego Julio, Gonzalo y Miguel Ángel Prieto, además de los cuatro jugadores juveniles que han gozado de muchos minutos. El meta Dani Castilla y el lateral José Ángel han jugado más de media hora en la segunda parte, mientras que sus compañeros Pedro e Ismael tuvieron unos veinticinco minutos cada uno.

Imagen de la previa del partido.

La cita también tenía su cierta dosis de melancolía, ya que en el equipo del Alto Guadiato militan actualmente, dos exjugadores muy queridos por la afición villarrense como Mejicano y Antolín.

El resultado final del envite fue 2-1 favorable al conjunto de Espiel. Y eso que el Villa del Río se adelantó en el marcador con un gol de cabeza de Enrique, a la salida de un córner botado por Cris, cuando se había superado ya, la media hora de partido. El Atco. Espeleño empataba gracias a un penalti señalado por el colegiado Centella García, acción muy protestada por los jugadores y banquillo villarrenses.

Los dos capitanes y el trío arbitral posan antes del inicio del choque.

 

Con ese empate se llegaba al descanso. En el segundo periodo, el técnico local Juan Carlos Quero, poco a poco fue introduciendo en el terreno de juego a todos los pesos pesados de su plantilla. Sería en el minuto ochenta y cinco cuando los locales culminarían la remontada en el marcador, tras un gol del exjugador del Málaga, Jesús Rodríguez.

Pese a la derrota, hubo satisfacción generalizada en los expedicionarios villarrenses por la imagen y el trabajo que realizó el equipo, ante un rival de superior categoría y que aspira a meterse en las tres posiciones cabeceras que otorgan el ascenso al grupo X de la Tercera División.

Para el próximo fin de semana también se está gestionando la disputa de otro partido amistoso, para tratar de mantener el ritmo competitivo.

 

lunes, 23 de diciembre de 2019

El Villa del Río adelanta unos días, los regalos navideños.

Crónica 15ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

La injusta expulsión de Edu Baena les obligó a jugar 40 minutos en inferioridad.

 

PEÑARROYA C.F.  3  VILLA DEL RÍO C.F. 3 

 

Peñarroya- Jaime, Porriño, Jódar, Pedro Gallego, Ayuso, Moraño, Fontalba, Alberto, Juanjo del Río, Sierra y Pedro García. También jugaron: Tudesqui, Javi Bejarano, Tapia y Antony.

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Zamora, Edu Baena, Emilio, Cris, Johny, Madueño, Moro, Enrique y Dani Frías. También jugaron: Ávila, Soto, Agudo y Julio.

Árbitro- Javier González Espinosa. Estuvo auxiliado en las bandas por Conde García y Arenas Arjona. Mostró tarjetas amarillas a los locales Jódar, Javi Bejarano y Pedro Gallego y a los visitantes Zamora y Dani Frías. Expulsó por acumulación de tarjetas amarillas al visitante Edu Baena (min. 51).

Goles-  0-1 (min. 1) Johny  1-1 (min. 4) Pedro García  1-2 (min. 16)  Moro  2-2 (min. 32) Juanjo del Río  2-3 (min. 62) Enrique  3-3 (min. 92)  Pedro Gallego.

Incidencias- Un centenar de espectadores se dieron cita en los graderíos del Estadio Municipal Casasblancas de Peñarroya en una tarde muy desapacible, ya que un fuerte viento de costado, hacía disminuir aún más la sensación térmica de frío.

 

Comentario- Francisco J. García

 

La visita del Villa del Río C.F. al feudo del actual colista de la categoría se saldó con un postrero empate del cuadro local que vino a premiar la intensidad y el carácter mostrado durante todo el partido. Eso sí, el punto sumado en su casillero, parece insuficiente para clarificar su delicada situación en la tabla clasificatoria. Y es que la entidad del Alto Guadiato vive en la actualidad momentos de mucha incertidumbre. Y no sólo por su ubicación, cerrando la tabla clasificatoria en esta Primera Andaluza cordobesa y aunque tenga la teórica permanencia a tan solo cinco puntos de distancia, no es menos cierto que tan solo han ganado un único partido en toda la primera vuelta. Además la presumible dimisión de su junta directiva en la asamblea general extraordinaria de esta misma semana, puede oscurecer aún más el futuro más inmediato del conjunto peñarriblense.

El partido estuvo tan igualado como disputado.

 

Por tanto el Peñarroya C.F. afrontaba la cita como una final, tremendamente presionados y preocupados por los tiempos presentes y futuros. Por eso desde el pitido inicial trata de imprimir intensidad y carácter a todas sus acciones. Además como la presión psicológica interna que sufren sus jugadores, les está pasando factura, optaron por un juego más directo y vertical, intentando buscar una mayor practicidad aunque sea a costa de la vistosidad.

Enfrente un Villa del Río sumido en una crisis de identidad, ya que la baja forma de algunos de sus jugadores, les había llevado a perder efectividad. Cuatro jornadas sin vencer, con tres empates consecutivos en sus citas precedentes, demuestran que no atraviesan por su mejor momento.

El partido no pudo tener un arranque más espectacular ya que antes de que se cumpliera el primer minuto, los villarrenses, que ayer por coincidencia de colores, vistieron totalmente de blanco, se adelantaban en el marcador con un gol de Jhony que supo batir a Jaime, tras aprovechar una laguna defensiva de los locales en su costado izquierdo. El mazazo psicológico para el cuadro local podía haber sido importante, pero su tempranero empate, disipó dichos fantasmas. El gol fue de Pedro García que supo rematar un balón rematado por Fontalba desde el borde del área. Pero la jugada arrancó en el primer regalo de la zaga blanquilla, ya que el central Emilio perdió absurdamente un balón, ante la presión del rival y en la salida de su equipo, lo que provocó la jugada de Juanjo del Río por la banda derecha.

El gol incrementa la maltrecha moral de los locales que se vienen arriba y con el aire soplando a su favor, abusan del pase en largo y el juego aéreo en la búsqueda de sus ocasiones para marcar.

Jesús Madueño y Raúl Fontalba disputan un balón.

 

Pero cuando el Villa del Río echaba el balón al suelo y trataba de triangular su juego, se mostraba muy superior. Moro en el minuto quince envió a las nubes un balón que controló en el interior del área. Un minuto más tarde y a la salida de un córner botado por Cris, enmendaría su error y remataría al fondo de la red, el balón desde el primer palo.

La nueva desventaja en el marcador pasa factura a los locales, situación que aprovecha el Villa del Río para hacer sus mejores minutos de juego en el partido. Llega a disponer de dos claras ocasiones de gol, pero en la primera Ávila (min. 27) no supo definir con su pierna mala, mientras que Johny (min. 31) pecó de egoísmo, al definir sin acierto, obviando que Moro y Zamora estaban completamente desmarcados en el área.

Y lo que es fútbol, en la contra de esa jugada, un balón en largo se envenena con la fuerza del viento y un exceso de confianza de Sergio Hinojosa, provoca el error garrafal del meta, que ve como Juanjo del Río le gana la acción y remata de cabeza ante la desangelada portería villarrense. Un gol que premiaba el espíritu competitivo del delantero local por pelear un balón que parecía imposible.

Las caras de los miembros del cuerpo técnico visitante eran todo un poema y hablaban por si solas. El rival te había hecho dos goles tras dos ingenuas concesiones, en jugadas perfectamente evitables.

Emilio despeja un balón ante la presencia de Juanjo del Río.

 

El juego sigue por los mismos parámetros, mayor dominio local apoyado en su tremendo derroche físico, pero su juego directo aunque obliga a defender a su oponente muy atrás, no le genera claras ocasiones de gol. Mientras que los villarrenses jugando a la contra y raseando el balón llegaban con facilidad al área local. Pero en vísperas navideñas, seguían con sus regalos. Moro perdonó lo imperdonable, ya que el pase de Enrique lo dejó completamente solo ante Jaime, pero el delantero villarrense tiró al bulto y estrelló el balón en el cuerpo del meta. Corría el minuto cuarenta y tres de partido.

Tras el descanso el choque se desequilibra con un grave error arbitral. Una entrada de Edu Baena en el medio campo, que desde los graderíos no pareció ni falta, ya que en primer lugar toca el balón antes de impactar con la pierna del jugador rival, la convierte el colegiado en su segunda tarjeta amarilla, lo que deja al Villa del Río en el minuto 51 con un jugador menos.

La cita se le pone muy cuesta arriba a los pupilos de un Eduardo Fernández que se desgañitaba en el banquillo tratando de recomponer su sistema táctico. Por otro lado su homónimo en el banquillo local Agustín Navas deja una defensa de tres y mete toda su artillería arriba.

Pero una gran jugada de Johny por su banda es culminada por Enrique para marcar a la media vuelta y volver a poner, por tercera vez en el partido, a su equipo con ventaja en el marcador.

Con casi media hora de juego por delante, tocaba sufrir, porque a la insistencia agobiante de los locales, se unía la falta de contundencia defensiva de los visitantes, que además se veían incapaces de mantener la posesión del balón.

Porriño y Zamora persiguen un balón con Moro de testigo.

 

La falta de acierto de los mineros era otro inconveniente en su haber, ya que enviaron a los oscuros cielos del Alto Guadiato, era ya noche cerrada, varios balones en posiciones francas.

Sergio Hinojosa salva del empate a los suyos (min. 86), con una gran parada junto a la base del poste, tras un saque de esquina, que llegó a juntar hasta diez jugadores en el área pequeña.

El descuento decretado por el colegiado, seis minutos, resulta fatídico para los intereses villarrenses. Primero porque en un contrataque por su banda, Johny al disputar en velocidad un balón, sufre una lesión muscular, que le impide continuar. Con el cupo de cambios agotado, su equipo se queda con tan solo nueve jugadores sobre el campo. Un minuto después, llegaría la definitiva igualada local. Pedro García, que llevaba varios minutos jugando como delantero centro, recibe un pase en largo, se mete entre los dos centrales y tras pinchar perfectamente la pelota a su pie, cruza ante la salida del portero.

Con algunos minutos todavía por jugar, el Peñarroya busca con ahínco el milagro, pero entre la falta de efectividad en sus acciones y la actividad defensiva de su rival, el marcador ya no se movería.

En resumen un punto para cada equipo, algo que no satisface ni a unos ni a otros, ya que los dos conjuntos se encuentran ávidos de triunfos.

La inminente llegada de las fiestas navideñas provoca que la competición se tome un merecido descanso. Será el próximo domingo 12 de enero cuando se reanude la misma, con la disputa de la décimo sexta jornada liguera, primera de la segunda vuelta. El Villa del Río C.F. volverá a subirse en el autobús, ya que debe visitar al Lucecor F.S. en el Estadio Municipal Ciudad de Lucena.

 

 

domingo, 22 de diciembre de 2019

I TROFEO DIPUTACIÓN DE NATACIÓN INCLUSIVA

La piscina cubierta municipal acoge el I Trofeo de Diputación de Natación Inclusiva, organizado por la Federación de Deporte para Discapacitados y el club Natación Fidias.
El trofeo, que ha contado con la colaboración del el Área de Deportes del Ayuntamiento de Villa del Río, coordinada por Antonio Carabaño y técnicos del Servicio Municipal de Deportes, se ha desarrollado en un magnífico ambiente y competición.

Ayuntamiento de Villa del Río. Área de Deportes

domingo, 15 de diciembre de 2019

El Villa del Río no puede con la solidez defensiva bujalanceña.

Crónica 14ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Los visitantes dispusieron de más y mejores ocasiones para marcar.

 

VILLA DEL RÍO C.F. 0 

A.D.F.B. BUJALANCE  0

 

Villa del Río- Antonio López, Álvaro, Vidosa, Edu Baena, Madueño, Cris, Dani Frías, Ávila, Moro, Enrique y Johny. También jugaron: Agudo, Soto, José Luís, Hugo y Zamora.

Bujalance- Domenech, Villa, Miloud, Salido, Tomás, Rafa Rojas, Jaime, Juan Castro, Juan Ángel, Rafalillo y Juanjo. También jugaron: Manu Romero, Ortega, Joselillo y Manuel Jesús.

Árbitro- Rafael Criado Portero. Estuvo auxiliado en las bandas por Vázquez Afán y Morales Eslava. Mostró tarjetas amarillas a los locales Edu Baena y Cris y a los visitantes Juan Ángel, Rafa Rojas y Manu Romero. Expulsó por acumulación de tarjetas amarillas al visitante Salido (min. 91).

Incidencias- Unos trescientos espectadores se dieron cita en los graderíos del Polideportivo Municipal de Villa del Río, entre ellos una nutrida representación de aficionados bujalanceños. 

 

Comentario- Francisco J. García

 

Necesitan mejorar. Como en los antiguos boletines de calificaciones escolares, ahora que estamos en tiempo de evaluación, con esa nota podríamos catalogar a ambos equipos tras el duelo de rivalidad comarcal del Alto Guadalquivir, de la categoría.

Y es que el empate final, no satisface a ninguno de los dos contendientes. Bien es cierto que por su situación clasificatoria y por ser el primer punto foráneo sumado en la presente temporada, el punto tiene mucho más valor para los bujalanceños, pero visto el desarrollo del partido, pudo saberles a poco.

Una clara imagen del partido. Hasta 4 jugadores bujalanceños atentos al control de Moro.

 

El partido dejó no sólo los goles, sino también el buen juego, para mejor ocasión. Fue un choque insulso, nada vistoso y lleno de imprecisiones, tan sólo se salvó por la emoción que otorgó la igualdad en el marcador hasta el pitido final.

Unos minutos de juego sirvieron para dar a conocer las intenciones tácticas presentadas desde ambos banquillos. La A.D.F.B. Bujalance sale con un planteamiento muy conservador, con ocho jugadores de marcado carácter defensivo. Tan solo Juan Castro, Juan Ángel y Rafalillo tenían libertad de movimientos y presencia en la mitad del campo contrario. Así al cuarteto defensivo, se unían otros tres jugadores (Juanjo, Rafa Rojas y Jaime) que en ocasiones formaban otra línea, muy cercana a la defensiva. A los verdinegros no les importaba cederle el control del juego al Villa del Río ya que su intención era mantenerse firmes en su parcela y ante cualquier robo de balón, buscar de inmediato la verticalidad y la velocidad de Rafalillo.

Formación inicial de la A.D.F.B. Bujalance en este partido.

 

Y por esas mismas directrices se desarrolló la contienda, los locales tienen la posesión del balón e intentan moverlo de una banda a otra tratando de buscar cualquier resquicio donde desarbolar la zaga rival, lo que hicieron en contadísimas ocasiones y con escasa peligrosidad.

Los minutos pasaban sin que apenas hubiera nada destacable. Los locales parecen haber perdido ideas, habiendo perdido su juego combinativo y mostrando una escasa ambición

Lo único un libre indirecto, por una protestada cesión de Edu Baena sobre su portero, que Juan Ángel en el vértice del área pequeña, tras dejada de Rafalillo, estrelló en el cuerpo de Enrique.

Unos minutos más tarde el Bujalance dispone de la jugada tan deseada. Una pérdida de balón en el medio campo villarrense origina una rápida contra en la que Juan Castro sirve en profundidad sobre Rafalillo, pero la vaselina de éste sobre la media salida de Antonio López se va fuera.

Equipo inicial del Villa del Río C.F. posando con algunos aficionados.

 

Ante la falta generalizada de ideas en ambos bandos, eran las jugadas a balón parado, las únicas que podían generar un cierto peligro. Así Enrique (min. 31) cabeceo fuer un balón servido por Cris en el lanzamiento de una falta. Mientras que en el minuto 44, serían el conjunto visitante quien tuvo el gol en la cabeza de Rafa Rojas, pero su remate en el corazón del área se fue arriba ante la desesperación de sus compañeros y de todos los aficionados bujalanceños presentes en los graderíos.

Tras el paso por vestuarios al juego no cambia ni un ápice. Y eso que hubo un cambio continuo y masivo de protagonistas, pero nadie era capaz de alterar el guión previamente establecido.

Volvió a tener el gol el Bujalance, volvió a tener una clarísima ocasión Rafalillo. Fue tras el enésimo pase en largo y tras un gravísimo error de Antonio López en la salida, cuando el delantero visitante remataría sin portero, estrellando el balón en el cuerpo de Álvaro. Corría el minuto 54 de partido.

Jaime trata de controlar un balón con Juan Castro y Ávila de testigos.

 

Claro que los locales también tuvieron la suya, unos minutos más tarde. Fue tras una jugada personal de José Luís por su banda, cuyo centro cerrado superó a Domenech y se paseó por la línea de gol, sin que Agudo la rematara, quizás pensando que el balón servido por su compañero iba para adentro.

En los últimos minutos y con el partido completamente roto, ambos equipos dispusieron de dos nítidas ocasiones para haber desnivelado el marcador a su favor. Primero fue el local Enrique (min. 86) cuando se dio la media vuelta el área y remató fuerte pero fuera de los tres palos y posteriormente sería Juan Castro (min. 88) quien tras recibir un preciso pase de Rafalillo, remató a las manos de Antonio López.

Los últimos minutos tan solo sirvieron para que el central visitante Salido recibiera su segunda tarjeta amarilla y fuera expulsado. Los intentos de unos y otros claudicaron ante unas defensas que pensaban que cuando no se puede ganar, lo mejor es no perder.

Al final y vistos los méritos de unos y otros, el reparto de puntos se puede considerar justo, aunque insuficiente para los objetivos de ambos. A los bujalanceños no les sirve para abandonar la zona de descenso, mientras que a los villarrenses, continúan con su improductividad, al haber sumado tan solo tres de los últimos doce puntos posibles.

El próximo domingo, y correspondiente a la jornada 15, última de la primera vuelta y última, antes del merecido paréntesis navideño, el Villa del Río C.F. se desplazará hasta Peñarroya para enfrentarse en Casablancas al titular de la localidad. Por su parte la A.D.F.B. Bujalance recibirá en su estadio la visita del C.D. Castro del Río – Cajasol.

 

El Villa del Río no puede con la solidez defensiva bujalanceña.

Crónica 14ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

Los visitantes dispusieron de más y mejores ocasiones para marcar.

 

VILLA DEL RÍO C.F. 0 

A.D.F.B. BUJALANCE  0

 

Villa del Río- Antonio López, Álvaro, Vidosa, Edu Baena, Madueño, Cris, Dani Frías, Ávila, Moro, Enrique y Johny. También jugaron: Agudo, Soto, José Luís, Hugo y Zamora.

Bujalance- Domenech, Villa, Miloud, Salido, Tomás, Rafa Rojas, Jaime, Juan Castro, Juan Ángel, Rafalillo y Juanjo. También jugaron: Manu Romero, Ortega, Joselillo y Manuel Jesús.

Árbitro- Rafael Criado Portero. Estuvo auxiliado en las bandas por Vázquez Afán y Morales Eslava. Mostró tarjetas amarillas a los locales Edu Baena y Cris y a los visitantes Juan Ángel, Rafa Rojas y Manu Romero. Expulsó por acumulación de tarjetas amarillas al visitante Salido (min. 91).

Incidencias- Unos trescientos espectadores se dieron cita en los graderíos del Polideportivo Municipal de Villa del Río, entre ellos una nutrida representación de aficionados bujalanceños. 

 

Comentario- Francisco J. García

 

Necesitan mejorar. Como en los antiguos boletines de calificaciones escolares, ahora que estamos en tiempo de evaluación, con esa nota podríamos catalogar a ambos equipos tras el duelo de rivalidad comarcal del Alto Guadalquivir, de la categoría.

Y es que el empate final, no satisface a ninguno de los dos contendientes. Bien es cierto que por su situación clasificatoria y por ser el primer punto foráneo sumado en la presente temporada, el punto tiene mucho más valor para los bujalanceños, pero visto el desarrollo del partido, pudo saberles a poco.

Una clara imagen del partido. Hasta 4 jugadores bujalanceños atentos al control de Moro.

 

El partido dejó no sólo los goles, sino también el buen juego, para mejor ocasión. Fue un choque insulso, nada vistoso y lleno de imprecisiones, tan sólo se salvó por la emoción que otorgó la igualdad en el marcador hasta el pitido final.

Unos minutos de juego sirvieron para dar a conocer las intenciones tácticas presentadas desde ambos banquillos. La A.D.F.B. Bujalance sale con un planteamiento muy conservador, con ocho jugadores de marcado carácter defensivo. Tan solo Juan Castro, Juan Ángel y Rafalillo tenían libertad de movimientos y presencia en la mitad del campo contrario. Así al cuarteto defensivo, se unían otros tres jugadores (Juanjo, Rafa Rojas y Jaime) que en ocasiones formaban otra línea, muy cercana a la defensiva. A los verdinegros no les importaba cederle el control del juego al Villa del Río ya que su intención era mantenerse firmes en su parcela y ante cualquier robo de balón, buscar de inmediato la verticalidad y la velocidad de Rafalillo.

Formación inicial de la A.D.F.B. Bujalance en este partido.

 

Y por esas mismas directrices se desarrolló la contienda, los locales tienen la posesión del balón e intentan moverlo de una banda a otra tratando de buscar cualquier resquicio donde desarbolar la zaga rival, lo que hicieron en contadísimas ocasiones y con escasa peligrosidad.

Los minutos pasaban sin que apenas hubiera nada destacable. Los locales parecen haber perdido ideas, habiendo perdido su juego combinativo y mostrando una escasa ambición

Lo único un libre indirecto, por una protestada cesión de Edu Baena sobre su portero, que Juan Ángel en el vértice del área pequeña, tras dejada de Rafalillo, estrelló en el cuerpo de Enrique.

Unos minutos más tarde el Bujalance dispone de la jugada tan deseada. Una pérdida de balón en el medio campo villarrense origina una rápida contra en la que Juan Castro sirve en profundidad sobre Rafalillo, pero la vaselina de éste sobre la media salida de Antonio López se va fuera.

Equipo inicial del Villa del Río C.F. posando con algunos aficionados.

 

Ante la falta generalizada de ideas en ambos bandos, eran las jugadas a balón parado, las únicas que podían generar un cierto peligro. Así Enrique (min. 31) cabeceo fuer un balón servido por Cris en el lanzamiento de una falta. Mientras que en el minuto 44, serían el conjunto visitante quien tuvo el gol en la cabeza de Rafa Rojas, pero su remate en el corazón del área se fue arriba ante la desesperación de sus compañeros y de todos los aficionados bujalanceños presentes en los graderíos.

Tras el paso por vestuarios al juego no cambia ni un ápice. Y eso que hubo un cambio continuo y masivo de protagonistas, pero nadie era capaz de alterar el guión previamente establecido.

Volvió a tener el gol el Bujalance, volvió a tener una clarísima ocasión Rafalillo. Fue tras el enésimo pase en largo y tras un gravísimo error de Antonio López en la salida, cuando el delantero visitante remataría sin portero, estrellando el balón en el cuerpo de Álvaro. Corría el minuto 54 de partido.

Jaime trata de controlar un balón con Juan Castro y Ávila de testigos.

 

Claro que los locales también tuvieron la suya, unos minutos más tarde. Fue tras una jugada personal de José Luís por su banda, cuyo centro cerrado superó a Domenech y se paseó por la línea de gol, sin que Agudo la rematara, quizás pensando que el balón servido por su compañero iba para adentro.

En los últimos minutos y con el partido completamente roto, ambos equipos dispusieron de dos nítidas ocasiones para haber desnivelado el marcador a su favor. Primero fue el local Enrique (min. 86) cuando se dio la media vuelta el área y remató fuerte pero fuera de los tres palos y posteriormente sería Juan Castro (min. 88) quien tras recibir un preciso pase de Rafalillo, remató a las manos de Antonio López.

Los últimos minutos tan solo sirvieron para que el central visitante Salido recibiera su segunda tarjeta amarilla y fuera expulsado. Los intentos de unos y otros claudicaron ante unas defensas que pensaban que cuando no se puede ganar, lo mejor es no perder.

Al final y vistos los méritos de unos y otros, el reparto de puntos se puede considerar justo, aunque insuficiente para los objetivos de ambos. A los bujalanceños no les sirve para abandonar la zona de descenso, mientras que a los villarrenses, continúan con su improductividad, al haber sumado tan solo tres de los últimos doce puntos posibles.

El próximo domingo, y correspondiente a la jornada 15, última de la primera vuelta y última, antes del merecido paréntesis navideño, el Villa del Río C.F. se desplazará hasta Peñarroya para enfrentarse en Casablancas al titular de la localidad. Por su parte la A.D.F.B. Bujalance recibirá en su estadio la visita del C.D. Castro del Río – Cajasol.

 

miércoles, 11 de diciembre de 2019


El Campeonato de Andalucía 2020. de TRIALBICI será el 19 de abril en Villa del Río (Córdoba). Organizado por el C.D. Trialquivir.

El Trialbici ya tiene fechas para el Campeonato de Andalucía 2020.

10 de diciembre de 2019 | +deporte | Redacción
Siete serán las pruebas que se disputaran de enero a octubre con los títulos regionales en juego.

 


El Trialbici ya tiene fechas para el Campeonato de Andalucía 2020.

Siete serán las pruebas que se disputaran de enero a octubre con los títulos regionales en juego.

 El Campeonato de Andalucía Trialbici 2020 se presenta en el mismo formato de las últimas temporadas, contando con un total de siete pruebas puntuables donde se pondrán en juego los títulos andaluces de esta espectacular modalidad ciclista. Este año las citas están fijadas entre los meses de enero y octubre en una oferta variada y completa del gusto de los pilotos andaluces, con paradas en los municipios de Huétor Vega (Granada), Alcalá de Guadaíra (Sevilla), Benahavís (Málaga), Villa del Río (Córdoba), Ogíjares (Granada), Maracena (Granada) y Jódar (Jaén).

Las fechas y pruebas tienen el siguiente calendario:

 26 de enero, Huétor Vega (Granada). C.D. Trialbici Huétor Vega.
 8 de marzo, Alcalá de Guadaíra (Sevilla). C.D. Trial Bici Sevilla.
 29 de marzo, Benahavís (Málaga). C.D. Trialbici Huétor Vega.
 19 de abril, Villa del Río (Córdoba). C.D. Trialquivir.
 6 de septiembre, Ogíjares (Granada). C.D.C. Ogíjares.
 4 de octubre, Maracena (Granada). C.D. Trial 0.5.
 18 de octubre, Jódar (Jaén). C.D. Trialbici Huétor Vega.

Dichas pruebas están sujetas a posibles cambios.

viernes, 6 de diciembre de 2019

El Villa del Río empata en un duelo sin historia.

Crónica 13ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2019/2020.

 

El debut del juvenil José Ángel lo único reseñable en las filas rojillas.

 

CASTRO DEL RÍO C.D. 1 

VILLA DEL RÍO C.F. 1 

 

Castro del Río- César, José Carlos, Canela, Sergio Romero, Pedro Márquez, Fran Villatoro, Alfonso, Cañas, Luís, Pepe Millán y Adrián. También jugaron: Garrido, Antonio Carlos, Cubero, Pinto y Cantero.

Villa del Río- Sergio Hinojosa, Vidosa, Juanma, Emilio, Álvaro, Cris, Madueño, Julio, Moro, Dani Frías y José Luís. También jugaron: Soto, Enrique, Ávila, Hugo y José Ángel.

Árbitro- Alejandro Moyano Muñoz. Estuvo auxiliado en las bandas por Arroyo Martínez y Gutiérrez Giménez. Mostró tarjetas amarillas a los locales Fran Villatoro, Alfonso, Pepe Millán, Luís, Cubero, Cañas y Cantero y a los visitantes Enrique, Emilio, Moro y Cris.

Goles-   0-1 (min. 39) Soto  1-1 (min. 41) Alfonso 

Incidencias- Unos doscientos cincuenta espectadores se dieron cita en los graderíos del Polideportivo Municipal de Castro del Río. El césped artificial del terreno de juego presentaba un aspecto irregular con muchas deficiencias.

 

Comentario- Francisco J. García

 

El punto obtenido por el Villa del Río C.F. en tierras castreñas, puede dar lugar a una doble lectura. La más conformista, lo daría por muy válido, teniendo en cuenta que puntuar fuera de casa, siempre es importante y más en una categoría tan igualada como esta Primera Andaluza. Pero si nos atenemos a otra interpretación mucho más exigente, el empate final no debe enmascarar el pobre partido de los villarrenses. Y es que el equipo que entrena Eduardo Fernández Álvarez estuvo tan desconocido como impreciso y apático. Durante muchos minutos estuvo a merced de un cuadro local que suple con entrega y amor propio, sus carencias.

28 años después que su padre (Joselete), José Ángel debutó con el VDR C.F.

 

La primera parte fue para olvidar, con un Villa del Río deslavazado y desconectado, que era incapaz de dar tres pases seguidos y de aguantar la posesión del balón. La presión de los locales hace que el juego se desarrolle en el medio campo visitante. Siempre trataban de buscar la velocidad y verticalidad de Alfonso y Adrián por ambas bandas. Precisamente un remate de éste último (min. 6) desde la frontal obligó a Sergio Hinojosa a emplearse a fondo.

El medio campo era dominado por los locales aprovechando su mayor número de efectivos en esa zona y que su rival seguía perdido sin encontrar su sitio.

Pocos detalles en la línea de creación rojilla, tan solo reseñar un buen pase al hueco de Julio sobre Moro, que remató ante la media salida de César y el balón se fue lamiendo el poste.

La lesión de Julio obliga a retocar el medio campo de su equipo, antes ya un nervioso Juanma había dejado su sitio a Soto, compareciendo Enrique en su lugar y provocando una avalancha de cambios de posición en varios jugadores. Un dato bastante revelador de la disconformidad del técnico villarrense con el juego de su equipo, es que sobrepasada la media hora de juego, ya había realizado cuatro sustituciones, dando entrada a otros tantos jugadores desde la suplencia.

Álvaro tuvo que fajarse en defensa ante los ataques rivales.

 

Pero ni por esas el equipo reacciona. Un exceso de confianza de Soto a la hora de despejar o proteger un balón, acaba con un robo de Alfonso, que Emilio bajo palos evita que el balón entre en la portería de Sergio Hinojosa.

Y en medio de ese juego plano y soso, los villarrenses se adelantan en el marcador en una jugada desgraciada para el meta local César, al que se le escapó un balón rematado por Soto desde la frontal y que acabó en el fondo de la portería.

Sin embargo, apenas pudieron digerir esa ventaja en el marcador, ya que apenas un minuto más tarde, Alfonso empataría al rematar de cabeza, más solo que las una, un saque de esquina de Fran Villatoro. La rapidez del jugador local al poner el balón en juego, pilló distraídos y ausentes, a toda la defensa visitante.

Con este remate Soto, ponía por delante a su equipo.

 

El partido continúa por las mismas directrices, el cuadro local lleva la iniciativa e intenta aproximarse al área rival, pero en los últimos centros o remates, la efectividad brilla por su ausencia. Encima la fortuna tampoco parece estar de su lado, como en la jugada de Cubero (min. 48) cuyo disparo acabó con el balón impactando en la base del poste y quedando muerto sin que ningún atacante estuviera cerca del mismo.

El Villa del Río se defiende con orden y de manera contundente, pero sigue siendo incapaz de acumular tres o cuatro pases seguidos. Dani Frías, Enrique y José Luís, apenas entran en contacto con el balón. Y las contadísimas veces en la que lo hicieron, se daban síntomas de peligrosidad. Como en esa jugada de Soto por banda izquierda, en cuya dejada, Ávila envío el balón a los cielos castreños.

Los minutos pasan y la emoción y la incertidumbre en el marcador, suplen al buen juego. Ambos equipos no se conforman con el empate, pero tampoco quieren dar facilidades. El juego se vuelve muy táctico y Moyano Muñoz, cuyo arbitraje por momentos fue desconcertante, se ve obligado a sacar un rosario de tarjetas.

Los saques de falta de Cris, era la única manera de poner en balón en zona de remate, pero ni así se creaba peligro.

Moro trata de controlar el balón ante el acoso de un contrario.

 

En los minutos finales y aprovechando una lógica factura física en el bando local, es cuando los villarrenses dan una mínima reseña de su juego habitual, pero el exmontillano Sergio Romero, acompañado por Canela, se mostraban firmes y seguros, despejando cuantos balones pasaban por sus aledaños.

Pese a todo, el Villa del Río tuvo el triunfo en la cabeza de Dani Frías, que con el minuto noventa ya superado, se encontró con un balón en el corazón del área pequeña visitante, pero su testarazo fue directo a las manos del portero, ante los lamentos de sus compañeros.

Tres minutos de alargue dieron para bien poco y el partido concluyó con esa igualada a un gol en el marcador. Un resultado que no satisface a ninguno de los dos equipos que acumulan varias jornadas sin vencer.

El próximo domingo, y correspondiente a la jornada 14, llega el derby comarcal, ya que el Villa del Río C.F. recibirá en el Polideportivo Municipal la visita de sus vecinos de la A.D.F.B. Bujalance.