martes, 25 de septiembre de 2018

El CLUB VILLARRENSE DE NATACIÓN será distinguido por la RFEN por sus 25 años de antigüedad en Madrid el 5 oct.

La Junta Directiva de la Real Federación Española de Natación (RFEN) a propuesta de la Comisión de Recompensas y Distinciones, ha acordado por unanimidad conceder al Club Villarrense de Natación,  la Placa de Aniversario por sus 25 años de antigüedad.



La ceremonia del acto de entrega de recompensas tendrá lugar en la sede del
Comité Olímpico Español en MADRID, el viernes 5 de octubre del presente, a las 19.30 horas.


domingo, 23 de septiembre de 2018

El Villa del Río no puede con un serio y correoso Alcázar.

Crónica 2ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2018/2019.

 

Los errores vuelven a castigar a un equipo sin contundencia en las áreas.

 

 VILLA DEL RÍO C.F.  0   ALCÁZAR C.D.   2

 

Villa del Río- Miguel Ángel, Madueño, Juanca, Germán, Soto, Agapito, Cámara, Antolín, Agudo, Enrique y Juan Ruiz. También jugaron: Jhonny, Juampe, Pablo y Javi Cobos.

Alcázar-  Roberto, Vidosa, Zamorano, Sergio Linares, Cristóbal, Luís, Lalo, Miguel, Polonio, Andrés y Alex Girón. También jugaron: Pedrajas, Moriana, Martínez y Antonio Jiménez.

Árbitro- Daniel García Cordobés. Estuvo auxiliado en las bandas por Muñoz Chups y Torralba Arranz. Mostró tarjeta amarilla a los locales Enrique, Juan Ruiz, Soto, Germán, Pablo y Agapito y a los visitantes Cristóbal, Pedrajas y Zamorano.

Gol- 0-1 (min. 49) Martínez  0-2 (min. 86) Alex Girón

 

Incidencias- Unos doscientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal en una tarde muy calurosa. Además de los tres puntos, en disputa estaba el Trofeo Ciudad de Villa del Río, que recibió el capitán visitante Sergio Linares de manos de Antonio Carabaño, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Villa del Río.

 

Comentario- Francisco J. García

 

Nuevo partido y la misma historia. El C.D. Alcázar se llevó con todo merecimiento los tres puntos del Municipal villarrense tras realizar un partido muy serio y efectivo, resuelto con dos goles de Martínez y Alex Girón. Y es que el Villa del Río C.F. volvió a adolecer de los mismos defectos de su estreno liguero en tierras bujalanceñas. Su buen trato de balón y su juego combinativo queda empañado por su falta de contundencia en ambas áreas. Tanto defensiva como ofensivamente, el equipo no estuvo nada acertado cometiendo un rosario de errores que terminaron por costarle la derrota.

 

Juampe trata de llevarse el balón entre dos contrarios.

 

Los villarrenses inician el choque muy voluntariosos y tratan de llevar la iniciativa en el juego, pero los de la capital parecen traer la lección bien aprendida y presionan muy arriba tratando de dificultar el inicio del juego local. Con Cris lesionado y Pablo y Juampe en el banquillo, Antolín queda como única referencia creativa de los rojillos. Polonio y Miguel se convierten en su sombra lo que dificulta la creatividad local. Aún así la primera ocasión es rojilla tras un cabezazo de Agapito, bien resuelto por Roberto, tras saque de esquina de Juan Ruiz.

Los minutos pasaban y eran los visitantes los que parecían adaptarse mejor al partido. Al menos estaban más rápidos y efectivos. Aunque esta efectividad no la tuvieron en el ecuador de este primer periodo cuando el Alcázar desperdició un lanzamiento de penalti, que Miguel envió a la cruceta, tras un derribo de Juan Ruiz a Alex Girón en el área en el rechace de una gran parada del meta local Miguel Ángel.

La entrada de Juampe aporta ideas al juego de ataque local, pero apenas tienen ocasiones. Un remate lejano de Juan Ruiz que se fue fuera por poco fue el escaso bagaje ofensivo de los locales hasta el descanso.

 

Juan Ruiz, como el resto de sus compañeros, no tuvieron su día.

 

Tras el paso por vestuarios, el partido se rompe en una jugada absolutamente inesperada. Una falta lateral botada por Andrés obliga a Miguel Ángel a intervenir con acierto, pero su despeje excesivamente centrado es rematado de cabeza por Martínez, un jugador de no mucha envergadura, pero que remató con toda la comodidad del mundo, ante la pasividad de la zaga local.

El gol hace despertar al Villa del Río que reacciona y a base de más corazón que juego comienza a tener ocasiones de gol. Pero el acierto sigue siendo la asignatura pendiente y el equipo comenzó a desperdiciar ocasiones muy claras para marcar. Así en el minuto 51, Enrique le roba la cartera a Sergio Linares y encara a Roberto, pero su pase de la muerte a Juampe es tan defectuoso que un defensor verdinegro llega a tiempo para despejar el balón. Dos minutos más tarde, la fortuna tampoco quiere acompañar a los locales ya que el propio Enrique cabecea al larguero un saque de falta de Juampe. En plena acometida local, Roberto interviene con acierto a un remate a la media vuelta del propio Juampe.

 

La presión del Alcázar fue tan intensa como efectiva.

 

La falta de acierto pasa factura y los nervios y las prisas se apoderan de un cuadro local que poco a poco va descoordinado su juego y cometiendo imprecisiones. En una de ellas Alex Girón gana la espalda a la defensa y solo ante el meta local, le estrella el balón en su cuerpo. Algo similar ocurrió en la otra área a quince minutos del final. Enrique recibe un pase en globo de Juan Ruiz, pero no define con acierto, solo ante Roberto.

La desesperación ante la falta de gol, se extendía a los graderíos, donde los aficionados locales veían como el partido se le iba a los suyos. La puntilla llegaría a pocos minutos del final tras otra jugada donde se pudo apreciar la debilidad defensiva de los villarrenses. Lalo saca una falta sobre la subida del lateral Vidosa, que llega cómodamente a la línea de fondo tras superar a dos contrarios y su centro es rematado de tacón por Alex Girón en plena área chica.

 

El capitán verdinegro Sergio Linares recibe el trofeo de manos del concejal Antonio Carabaño.

 

Los minutos jugados hasta el pitido final estuvieron de más. La victoria y los tres puntos se marchan hasta la barriada de San Basilio de nuestra capital dejando en evidencia al nuevo proyecto de un Villa del Río en construcción, al que le resta demasiado trabajo por delante, cuando nos encontramos ya en plena competición.

martes, 18 de septiembre de 2018

PISCINA MUNICIPAL CUBIERTA abre sus puertas el 1 de Octubre.

A PARTIR DEL  LUNES 24 COMENZARAN LAS INSCRIPCIONES A LA PISCINA CUBIERTA, DANDO COMIENZO LAS ACTIVIDADES EL DIA 1 DE OCTUBRE
UN AÑO MAS COMENZAMOS CON VARIADAS Y DIVERTIDAS CLASES PARA TODOS LOS PÚBLICOS, CURSOS PARA ADULTOS, MENORES, NADO LIBRE, ECT...

"LA VIDA ES MEJOR CUANDO ESTAS NADANDO"

Más información, tlf: 957.176.333

lunes, 17 de septiembre de 2018

EL BUJALANCE CASTIGA LA INOPERANCIA VILLARRENSE.

Crónica partido 1ª jornada de liga de la Primera División Andaluza. Grupo de  Córdoba.

 
Celso con dos goles, protagonista en la derrota de su exequipo.
 
A.D.F.B. Bujalance  4  Villa del Río C.F. 1

 

Bujalance- Mejicano, Salchi, Tomás, Eladio, Rojas, Ortega, Celso, Juan Castro, Juan Ángel, Rafalillo y Almirón. También jugaron: Barbecho, Agus, Salido, Joselillo, Juan Pablo y Manuel Jesús.

Villa del Río- Mathius, Álvaro, Juanca, Madueño, Soto, Antolín, Cámara, Pablo, Agudo, Juampe y Juan Ruiz. También jugaron: Edu, Enrique, Dani Frías y Germán.

Árbitro- Alejandro Moyano Muñoz. Estuvo auxiliado en las bandas por Muñoz Chups y Jurado Jiménez. Amonestó a los locales Rafalillo, Celso, Juan Ángel y Rojas y a los visitantes Cámara, Antolín y Edu.

 

Gol-  1-0 (min. 21)  Celso.  2-0 (min. 38) Juan Ángel  2-1 (min. 46) Agudo  3-1 (min. 73) Ortega  4-1 (min. 93) Celso.

 

Incidencias- Unos trescientos espectadores se dieron cita en el Estadio Municipal de Bujalance, entre ellos casi un centenar de aficionados visitantes. Máxima rivalidad tanto dentro del terreno de juego como en las gradas dentro de un ambiente de absoluta corrección y cordialidad.

 

Comentario-  Firma: Francisco J. García

 

El derbi comarcal del Alto Guadalquivir entre bujalanceños y villarrenses tuvo un claro color verdinegro después que los locales se alzaran con un contundente e incuestionable triunfo ante su más directo rival.

Y es que, además de los condicionantes propios de la histórica rivalidad entre ambas entidades, en esta oportunidad el partido añadía una enorme dosis de morbo. Y es que durante este verano el trasvase de efectivos entre ambas localidades ha sido amplio. Así de Villa del Río a Bujalance han pasado tres jugadores, Celso, Mejicano y Barbecho y el técnico Tomás Joven, mientras que en el sentido contrario ha ido otro jugador Juan Ruiz. Así que mejores atractivos no podía presentar esta cita deportiva, de ahí la excelente respuesta de ambas aficiones en el coliseo bujalanceño.

 

Juan Ruiz y Celso han tomado caminos inversos.

 

Hay quien dice que el fútbol se juega en un amplio terreno de juego, pero que donde realmente se deciden los partidos en las áreas. Y en esa zona el Bujalance fue netamente superior tanto defensiva como ofensivamente. De poco sirvió que durante la primera mitad del choque la iniciativa en el juego corriera a cargo de los visitantes, un dominio que sinceramente era absolutamente estéril. Un dato lo dice absolutamente todo, el primer remate de los villarrenses sobre los tres palos de la portería local llegaría con un remate de Juampe, en el añadido de este primer acto.

Mientras tanto los bujalanceños plantearon un partido con las ideas muy claras. Bien asentado en defensa, donde los cuatro de atrás ayudados por Ortega y Rojas trataban de cerrar cualquier espacio a las intentonas de su rival. Además se mostraban generosos en el esfuerzo de presionar y cuando lo hacían, de inmediato el balón buscaba la banda izquierda donde la velocidad de Rafalillo debería hacer estragos en la zaga contraria. Así llegaron los dos primeros goles del partido, tras sendos robos de balón y posteriores pases en largo, la verticalidad de Rafalillo le permite llegar a la línea de fondo y poner dos asistencias de gol para que Celso en el segundo palo y Juan Ángel, en el primero, dinamitaran el partido.

 

Hasta tres jugadores bujalanceños presionan la conducción de balón de Pablo.

 

Los dos goles dejaron aparcados los inconvenientes en forma de lesión que tuvieron los locales, que en apenas unos minutos perdieron hasta a tres jugadores, Juan Castro, Barbecho y Tomás, con problemas físicos.

Tras el paso por vestuarios quiere reaccionar el Villa del Río, que además de realizar dos cambios con la entrada de Edu y Enrique, quiere meterle otra marcha al partido. Encima se encuentra con un tempranero gol que le hace albergar esperanzas de una posible remontada. Agudo remata en el corazón del área un centro de Cámara desde su banda. Este gol da paso a los mejor minutos de juego villarrense que siembra un cierto desconcierto en los locales. Pero las ocasiones de las que disponen se desperdician de manera increíble. Así Cámara (min. 54) cruzó en exceso su remate cuando tenía a dos compañeros muy buen situados y posteriormente Agudo (min. 58) no supo contactar con el balón en plena área chica tras una jugada personal de Soto.

 

Rojas trata de jugar el balón con su compañero Almirón.

 

El partido que parecía abierto, se cierra en una jugada a balón parado. Un saque de esquina de Juan Ángel al primer palo es rematado de tacón por Ortega en plena área chica y tras adelantarse a su marcador. Tercer gol que encajaba Mathius y los tres en la misma boca de gol.

La tercera diana local finiquita definidamente la cita. Los locales recuperan la sobriedad y la seriedad defensiva tras esos minutos de desconexión, mientras que los visitantes lo siguen intentando pero la diferencia del marcador y el escaso tiempo que restaba, quince minutos, les condiciona. Aún así pudieron recortar distancias, tras un trallazo de Juan Ruiz bien resuelto por Mejicano con una gran parada.

Con el equipo volcado y jugando a la desesperada, en el descuento llegaría la puntilla local, tras aprovechar Celso una buena jugada. El de Cañete de las Torres se convertía en verdugo de su exequipo, al materializar dos de los cuatro goles de la A.D.F.B. Bujalance.

 

Celso trata de llevarse el balón ante el acoso de Pablo.

 

En resumen justo e indiscutible triunfo de un Bujalance más práctico, vertical y efectivo ante un Villa del Río, que pudo acusar las bajas que tenía, pero al que le faltó firmeza y contundencia.

El próximo domingo 23 de septiembre, el Villa del Río C.F. disputará su segundo capítulo liguero, recibiendo en el Polideportivo Municipal, la visita del C.D. Alcázar. El partido comenzará a partir de las 18 horas.

jueves, 13 de septiembre de 2018

COMIENZA LA TEMPORADA DE FÚTBOL, este fin de semana senior y juveniles JUEGAN FUERA DE CASA.



SENIOR. 1ª Andaluza gr Córdoba Bujalance FBAD - Villa del Río CF Domingo 20:00 Municipal 

CADETE. 2ª Andaluza CD Juanín y Diego - Villa del Río SD Sábado 14:45 Las Margaritas Tablero

domingo, 2 de septiembre de 2018

El Villa del Río C.F. tiene que emplearse a fondo para vencer.

 Un solitario gol de Juan Ruiz a la salida de un corner, decide el partido.

 

Villa del Río C.F. 1    Castro del Río C.D. 0

 

Villa del Río- Miguel Ángel, Álvaro, Jesús Madueño, Agapito, Soto, Cris, Cámara, Juampe, Edu, Antolín y Juan Ruiz. También jugaron: Antonio López, Juanca, Jhonny, Pablo, Germán, Javi Cobos y Manolo Madueño.

Castro del Río- César, Juanan, Brasero, Paco, Pepe, Adri, Cubero, Barrios, Adrián, Sergio y Cañas. También jugaron: José Javier, Garrido, Diego, Luís y Manu.

Gol-  1-0 (min. 35) Juan Ruiz

 Incidencias- Unos ochenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal. La coincidencia del horario con varios actos de la preferia villarrense provocó tan escasa afluencia de público.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

Nueva cita preparatoria, la séptima, en la densa pretemporada de un Villa del Río C.F, con numerosas y llamativas bajas, que tuvo que emplearse a fondo para superar a un serio y correoso conjunto castreño.

 

El Villa del Río C.F. estrenó la nueva equipación oficial de esta temporada.

 

Y eso que el equipo que entrena Francisco José Conde apenas lleva una semana de trabajo y en la previa habían disputado otro encuentro amistoso. Pero aun así salieron a disputar el partido con mucha intensidad, firme en defensa y muy generoso en el esfuerzo a la hora de presionar la salida de balón del cuadro local.

Entre esta notable demostración de energía y las sucesivas faltas tácticas que realizaban en el momento que se veían superados, el partido más bien parecía de competición oficial.

Al Villa del Río le cuesta superar el engranaje defensivo de su rival, tanto que en la primera media hora de partido, el meta visitante César apenas tuvo que intervenir y solo ante las cesiones de alguno de sus compañeros.

 

Cris volvió a demostrar que está viviendo una segunda juventud.

 

Las ocasiones de gol apenas aparecen y las dos únicas que hubo en este primer tercio de partido fueron para los visitantes. Y bastante claras por cierto. Así en el minuto diecinueve, Cañas en el segundo palo y absolutamente desmarcado no supo contactar con un balón que se paseó de extremo a extremo del área chica. Doce minutos más tarde, una pérdida en la salida del balón unido a la desaplicación defensiva local, permite a Adrián ganar en velocidad a Cris, regatear a Miguel Ángel en su salida, pero su remate con escaso ángulo acabó en el lateral de la red.

Y curiosidades del fútbol, el Villa del Río toma ventaja en el marcador en su primer disparo entre los tres palos. Tras un saque de esquina botado por Cris, Juan Ruiz remata de cabeza en el segundo palo, el balón hace una parábola y termina entrando por la escuadra opuesta. Fue un bonito gol del jugador adamuceño.

 

Jesús Madueño conduce el balón ante la presión de un contrario.

 

Tras el descanso el partido sigue con ligero dominio local, ante un rival que lógicamente acusa el cansancio y el esfuerzo realizado y ya no realiza esa efectiva presión de los primeros minutos. Aún así mantienen el tipo en defensa, donde muestran concentración y contundencia. Los villarrenses lo intentan por todas las maneras: velocidad, entradas por banda, paredes…. Pero les falta precisión en el último pase y potencia en el disparo.

Pablo dispuso de las dos ocasiones más claras de gol del cuadro local en este segundo periodo, pero ni su remate desde la frontal ni su cabezazo al balón, tras centro de Jhonny encontraron portería.

 

Álvaro estuvo muy activo por su banda.

 

Los posteriores intentos de unos y otros resultaron infructuosos ya que las defensas se impusieron con solvencia a los ataques. El pitido final cerró un partido tremendamente disputado en el que ambos técnicos comprobaron el estado de preparación de sus respectivos equipos. Lógicamente las urgencias son mucho mayor en el Villa del Río C.F. ya que la Primera Andaluza tiene fijado su inicio para el 16 de Septiembre. La categoría inferior, Segunda Andaluza, en la que milita el Castro del Río C.D. no comenzará hasta el último domingo de este mes de septiembre.

 

lunes, 27 de agosto de 2018

Este Sábado 1 de Septiembre ¡¡ ULTIMO PARTIDO DE LA PRETEMPORADA !! Nos visita el CASTRO DEL RIO CD


EL C.D. POZOBLANCO SE ADJUDICA EL MEMORIAL MIGUEL PASTILLA.

Villa del Río C.F. 0    C.D. Pozoblanco 1

 

Villa del Río- Mathius, Juanma, Germán, Jesús, Soto, Álvaro, Enrique, Cris, Agudo, Juampe y Cámara. También jugaron: Miguel Ángel, Juan Ruiz, Agapito, Johnny, Edu, Antolín, Javi Cobos, Dani Frías, Kiki y Antonio López

Pozoblanco- Calonge, Medina, Alberto Fernández, Juanjo, Elu, Alex Cantero, Vega, Alexandro, Javi Guerrero, Iván y David Rubio. También jugaron: Ángel Arévalo, Carlos Moreno, Zara, Valentín, Domingo y Adriano.

Árbitro: José Luís Medina Blanco de la Delegación cordobesa. Estuvo asistido en las bandas por Muñoz Chups y Jurado Villarreal. No tuvo necesidad de mostrar tarjeta alguna.

Goles-  0-1 (min. 7) David Rubio

Incidencias- Un centenar de espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal en una tarde noche calurosa, en la XXIII Edición del Memorial Miguel Pastilla, en la que se viene a recordar al jugador del Villa del Río C.F. que en la década de los años 70, fallecía de manera trágica junto con su esposa, tras incendiarse el hotel de Tenerife en el que se hospedaban, cuando disfrutaban de su luna de miel.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

Alexandro y Jesús Madueño disputan un balón aéreo durante el partido.

 

El C.D. Pozoblanco se hizo con toda justicia con el Memorial Miguel Pastilla tras un partido que se decidió con un solitario y tempranero gol de David Rubio que supo estar atento y rápido ante una ingenua pérdida de balón de Germán cuando se encontraba situado como último defensor.

Sin embargo este escueto marcador debió haber sido mucho más generoso en goles, pero los palos en varias ocasiones y la falta de puntería en otras, terminaron por dejar ese mínimo guarismo que al menos sirvió para mantener un cierto interés del espectador hasta el pitido final.

Y es que la superioridad de los pozoalbenses fue palpable desde el pitido inicial. Y eso que venían de disputar en la jornada previa otra cita amistosa en Villanueva de Córdoba. Por ese motivo y con la idea de ir repartiendo esfuerzos, su técnico Juan Carlos Quero tan solo dispuso de una convocatoria de 17 jugadores, con alguna ausencia destacada y con mucha juventud en la misma.

Por su parte en el bando local Eduardo Fernández siguió con sus probaturas y quiso premiar el buen trabajo que están realizando algunos de sus jóvenes jugadores, de ahí la titularidad de Agudo, Cámara, Juampe y el juvenil Juanma, dejando en el banquillo de inicio a teóricos titulares.

 

Soto,  que se encuentra en un gran momento de forma, conduce un balón

 

La mayor calidad técnica y la fortaleza física del conjunto vallesano impidieron al cuadro local jugar de tú a tú ante su rival. Por ello plantea un partido defensivo, intentando mantener sus líneas muy juntas, manteniendo la concentración y siendo generosos en el esfuerzo. La idea era aprovechar cualquier robo de balón para salir a la contra, pero cuando lo lograban, el handicap era la enorme distancia que había hasta la portería de Calonge. Con lo que no se contaba en este planteamiento era con el error de Germán, su regalo permitió a los pozoalbenses tomar ventaja en el marcador.

Los minutos pasan con un nítido dominio visitante, además alternan tanto juego combinativo donde Elu trata de aportar ideas y visión de juego como el juego directo aprovechando el buen desplazamiento de balón de Javi Guerrero y Alberto Fernández que siempre buscaba la apertura en largo buscando las entradas a la espalda de la defensa de Vega, Alexandro y Alex Cantero.

La defensa villarrense trataba de aplacar el temporal como podía y tan solo en los últimos minutos del primer periodo dio facilidades. Y es que en el epílogo  de ese primer acto, los pozoalbenses dispusieron de tres clarísimas ocasiones de gol. Pero primero, Mathius salvó el remate de Vega que se había colado hasta la cocina, tras una gran jugada personal y el rechace de este, no lo supo aprovechar David Rubio. Dos minutos más tarde Alexandro rompe el fuera de juego y se planta solo ante el meta local, pero el poste rechaza el balón. A continuación otra ruptura de Alex Cantero termina con un remate en vaselina que se fue fuera por poco.

 

David Rubio, presionado por Cris y Soto, fue el autor del único gol del partido.

 

Tras el paso por vestuarios se producen en ambos equipos, numerosos cambios de actores, pero la película del partido continúa con el mismo guión. El Pozoblanco sigue llevando la iniciativa en el juego y se juega casi siempre en la mitad del campo local. Pero las oportunidades de gol apenas existen con una cierta claridad y los minutos transcurren, manteniendo la emoción, esa mínima diferencia en el marcador.

Curiosamente el primer disparo local a la portería contraria, acaba con el balón estrellándose en el poste. Un trallazo de Juan Ruiz obliga a estirarse a Ángel Arévalo que hasta el momento había sido un espectador de lujo. Esa jugada intimida a los pozoalbenses que tratan de cerrar el partido en el último cuarto de hora y disponen de dos claras ocasiones. Primero en los pies de Valentín, tras un saque de esquina en el que el balón merodeó el corazón del área sin que ni atacantes ni defensores supieran contactar con él. El pie de Miguel Ángel evitó que el remate de atacante blanco acabara en la red. Y unos minutos más tarde, entre el propio Miguel Ángel y el larguero evitaron el gol de Medina que había rematado de cabeza con gran potencia un balón servido desde la esquina.

 

Germán disputa a ras de suelo un balón al pozoalbense Alexandro.

 

El partido no dio para mucho más ya que el lógico cansancio se apoderó de los dos equipos, tras una pretemporada muy cargada de entrenamientos y partidos. El pitido final decretó que la XXXIII edición del Memorial Miguel Pastilla se marchara a tierras del Valle de los Pedroches. Pedro Pastilla, hermano del malogrado jugador, entregó los trofeos de subcampeón y campeón, a los capitanes de ambos equipos.

miércoles, 22 de agosto de 2018

El Villa del Río sufre para imponerse al Córdoba Juvenil.

 El 51º Trofeo Matías Prats se queda en casa tras un  partido muy disputado.

 

Villa del Río C.F. 3    Córdoba C.F. Juvenil 2

 

Villa del Río-  (Primera parte) Miguel Ángel, Javi Cobos, Germán, Jesús Madueño, Soto, Cris, Cámara, Pablo, Edu, Antolín y Juan Ruiz. (Segunda parte) Miguel Ángel (Antonio min. 80), Álvaro, Juanma, Jesús Madueño (Manolo Madueño min. 76), Soto (Kiki min. 76), Mata, Jhony, Juampe, Enrique, Agudo y Dani Frías.

Córdoba Juvenil- Cristian, Galisteo, Llorente, Rafa, Diego, Rovira, älvaro, José Manuel, Dani, Guille y Rubén. También jugaron: Hugo (p.s.), Ángel, Marcos, Paquito y Caba.

Árbitro: Juan Miguel Alba Jiménez de la Delegación cordobesa.

 Goles-  1-0 (min. 16) Juan Ruiz  1-1 (min. 19)  Rubén  2-1 (min. 46) Jhony  2-2 (min. 49) Álvaro  3-2 (min. 58) Juampe de penalti.

Incidencias- Unos trescientos espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal, entre ellos una nutrida representación de aficionados llegados desde la capital. Al finalizar el partido Antonio Carabaño, concejal de deportes del Ayuntamiento de Villa del Río y Ana María Sendra, sobrina del mítico periodista villarrense, entregaron respectivamente los trofeos de subcampeón y campeón de esta 51ª edición del Trofeo Matías Prats.

El capitán villarrense Jhony y las autoridades locales posan con el Trofeo.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

En esta oportunidad la diferencia de categoría, apenas tuvo trascendencia en el desarrollo del partido. Y es que el segundo juvenil cordobesista, al final se presentó el equipo de Liga Nacional pese a que en la cartelería del choque se anunciaba el equipo de División de Honor, plantó cara a un rival que le aventajaba en edad, experiencia y en número de efectivos.

Y eso que el inicio de los juveniles cordobesistas que entrenan dos exjugadores villarrenses como Salvi Guzmán y Antonio García "Chico", no fue nada bueno. A los chavales les costó entrar en el partido, situación que aprovechó el cuadro local para crear dos ocasiones de gol muy tempranas. Así en el minuto cuatro un trallazo de Cámara desde la frontal estrellaba el balón en el larguero y tres minutos más tarde un derribo en el área de Rafa sobre Pablo era sancionado como penalti. Pero Cristian adivinó el inocente remate de Edu desde los once metros. Segundo pena máxima que fallaban los locales en apenas tres días.

Poco a poco reaccionan los azulones, el Córdoba vistió la equipación azul eléctrico del equipo senior, amparados en el buen hacer en el medio campo de Rafa y Rovira. Un remate de José Manuel desde el borde del área con más potencia que dirección fue su primer aviso ofensivo.

 

Pablo trata de conducir un balón en medio de una nube de jugadores.

 

El juego estaba equilibrado, aunque los dos conjuntos trataban de utilizar sus armas. Los visitantes trataban de no arriesgar y de evitar pérdidas fáciles. Así movían el balón con mucho criterio y sin prisa, pasando de un lado a otro del campo, a la espera de ese desmarque o desaplicación defensiva del rival que le permitiera generar peligro. Por su parte los locales buscaban transiciones rápidas, intentando buscar la velocidad de sus hombres de arriba. En una jugada de este tipo, Antolín sirve en profundidad sobre Juan Ruiz que le gana la espalda a la defensa y no perdona ante la salida de Cristian, haciendo el primer gol del partido.

Pero muy poco le duró la alegría a los rojillos, ya que tres minutos más tarde tras una serie de rechaces en el área local, el balón llega a Rubén que desde la frontal sorprende a un tapado Miguel Ángel.

El empate deja un partido muy abierto, donde los dos equipos se emplearon a fondo. No parecía en ningún momento un partido amistoso ya que las concesiones no existían y algunas acciones defensivas sobrepasaban con creces el límite reglamentario. Alba Jiménez no quiso tirar de las tarjetas, pero hubo infracciones que merecieron la sanción añadida.

 

El capitán cordobesista Rovira da un pase a un compañero.

 

Tras el descanso Eduardo Fernández cambia prácticamente a todo su equipo. Si no lo hizo fue por que lesiones y vacaciones le dejaron la parcela defensiva sencillamente con lo puesto. Y sin apenas haber roto a sudar los locales vuelven a tomar ventaja en el marcador. Una absurda pérdida de balón de un defensor cordobesista, permite a Jhony robar un balón y definir ante el portero con una perfecta vaselina.

Pero tal y como sucedió en la primera parte, instantes después empataron los juveniles cordobesistas con un gol de Álvaro que batió a Miguel Ángel en su salida.

Tablas en el marcador y equilibrio máximo en el juego. Los villarrenses se mantienen firmes en su parcela y no les importa dejar el dominio a su rival. Los jóvenes jugadores capitalinos siguen moviendo el balón con mucho criterio, pero les costaba superar a una expeditiva defensa local.

Un robo de balón en medio campo y la velocidad de Soto en la subida por su banda, terminan por desequilibrar de nuevo la cita. Y es que la anticipación del lateral villarrense ante el cruce de Llorente, acaba en un claro derribo que Alba Jiménez sanciona como penalti. Aunque Hugo adivinó la dirección del balón, Juampe alojó el mismo en la portería haciendo el tercero de su equipo y rompiendo ese mal fario que les perseguía desde el punto fatídico.

Con casi media hora por delante quedaba un mundo. El juvenil cordobesista siguió a lo suyo con un juego basado en el control y la continua movilidad del balón, obligando a los locales a fajarse en defensa y a sufrir en su parcela. Pero su iniciativa no se traducía en ocasiones, una de ellas la tuvo un villarrense Diego Moreno, pero su zurdazo desde dentro del área se fue por encima del larguero de la portería local.

 

Diego Moreno, un villarrense en las filas cordobesistas.

 

Al final minino triunfo villarrense en un partido en el que el equipo pudo acusar la acumulación de entrenamientos y partidos de esta última semana. Por su parte gustó y agradó, tanto colectiva como individualmente, el juego del segundo juvenil cordobesista, pero errores puntuales terminaron por costarle la derrota.

La próxima cita de la pretemporada del Villa del Río C.F. será de nuevo en el Polideportivo Municipal. El próximo sábado día 25 (20 horas) se disputará la XXXIII Edición del Memorial Miguel Pastilla, que tendrá al C.D. Pozoblanco de División de Honor, como rival.