lunes, 3 de octubre de 2022

Epílogo maldito para el Villa del Río C.F. en Montalbán.

Crónica partido 3ª jornada liguera de la Primera Andaluza de Córdoba. Temporada 2022/2023.

 

Un polémico gol de Jorge Ortega en el minuto 96, evita el triunfo villarrense.

 

C.D. MONTALBEÑO 4  VILLA DEL RÍO C.F.  4  

 

Montalbeño- Juan Melli, Luís, Márquez, Carmona, Juan Carlos, José Sánchez, Tete, Sillero, Jorge Ortega, José Jiménez y Cristóbal. También jugaron: Peri Barajas, Molero, Javi Albornoz y Juan Pérez.

Villa del Río- Corona, Soto, Madueño, Cris, David Carmona, Dani Frías, Marcos, Tena, Javi Guerrero, Dudu y Juampe. También jugaron: Darío, Edu Carriel, Manuel, Valera y Luís Elena.

Árbitro- Rafael Sánchez Avellano. Estuvo asistido en las bandas por Espejo Pulido y Cobos Rodríguez. Amonestó a los locales José Sánchez, Sillero y Jorge Ortega y a los visitantes Dani Frías, Marcos y Luís Elena .Expulsó por acumulación de dos tarjetas amarillas al visitante Soto (min. 65).

Goles-  0-1 (min. 3) Dani Frías  1-1 (min. 4) Jorge  2-1 (min. 21) José Jiménez  2-2 (min. 41) Dani Frías  2-3 (min. 44) Dani Frías  2-4 (min. 54) Dudu  3-4 (min. 64) Jorge  4-4 (min. 96) Jorge.

Incidencias- Unos 150 espectadores se dieron cita en los graderíos del Estadio Nuevo Calvario de Montalbán, en una tarde soleada y de temperatura agradable.

 

Comentario- Francisco J. García.

 

Dicen los gallegos que “As meigas, habelas, hainas…”, conocido dicho popular que hace referencia a las brujas y a los hechizos que echan, que suelen prolongarse en el tiempo, hasta que se encuentre el amuleto salvador que te libre del citado conjuro.

José Sánchez conduce el balón en el césped montalbeño.

Algo parecido le tiene que suceder al Villa del Río C.F. con el Nuevo Calvario de Montalbán. Un estadio que suele ser cita obligada durante cada temporada en el devenir competitivo del equipo. Sin embargo históricamente es un recinto nada propicio para los intereses rojillos, ya que año tras año, temporada tras temporada, la improductividad de los villarrenses en su visita a tierras montalbeñas, se repite con absoluta normalidad.

Desde 1992, con Felix Ruiz en el banquillo local y el andujareño Miguel Ángel Luque en el banquillo visitante, no vence el Villa del Río C.F. en Montalbán. Una estadística que se prolongará en el tiempo, al menos un año más, tras este partido.

Y es que cuando los villarrenses acariciaban la posibilidad de acabar con tan negativo registro, as meigas o la diosa fortuna les volvió a jugar una mala pasada. Un polémico gol de Jorge Ortega, muy protestado por los visitantes que entendían que el autor del gol, al recibir la asistencia de su compañero Juan Pérez, se encontraba más adelantado y por tanto en posición de fuera de juego, evitó el triunfo del Villa del Río C.F. les dejó con un escueto punto, pobre premio, para el serio partido que habían realizado.

Tete trata de evadirse de la marca de Javi Guerrero.

Este postrero empate, cuyo valor real estará definido, según el prisma por el que se mire, al menos rompe otros negativos records que los villarrenses atesoraban en el Nuevo Calvario. Trece temporadas sin puntuar y once, sin marcar.

No había llegado el cronómetro al minuto cuatro de juego, cuando el marcador se había movido y por partida doble. Fue el fulgurante inicio de un partido que debió ser una auténtica recreación visual para el espectador neutral. Posiblemente tanto para los aficionados locales como para los visitantes, el escaso botín sumado tenga prioridad sobre el espectáculo vivido.

En los primeros ataques de su equipo tanto el local Jorge Ortega como el visitante Dani Frías, demostraron lo que a la postre iba a suceder, que iban a ser los nombres del partido. Autores ambos de un hat trick, su eficacia ofensiva y su puntería, dejaron goles de muy bella factura.

Una encarnizada lucha en medio campo por la posesión del balón, deja un partido muy abierto, donde sorprendentemente las delanteras parecían estar más afinadas, ante unas zagas que se veían imprecisas y superadas. El visitante Juampe (min. 12) tuvo en su bota volver a poner por delante a su equipo, pero su vaselina ante Juan Melli, se quedó algo corta y el portero supo reaccionar a tiempo. La respuesta local no se haría esperar y Jorge (min. 18) recibe en profundidad, pero su remate en solitario ante Corona, se fue fuera.

El C.D. Montalbeño culmina su remontada, al aprovecharse de un mal control de Cris en el medio campo local. José Sánchez roba el balón y sirve en profundidad a su tocayo Jiménez que coloca el balón en el palo largo de la portería de Corona.

José Jiménez celebra su gol, el segundo de su equipo.

Parece ser el sino de los villarrenses en este arranque liguero, el más mínimo error o desacierto, es castigado de inmediato por los rivales con el máximo rigor.

Pese a la ventaja local, el partido sigue muy abierto y los visitantes reaccionan, se hacen con el control del balón y lo mueven con mucho dinamismo. Se juega en la mitad del terreno local y esa iniciativa repercute en ocasiones de gol. Un centro pasado de Tena, que intenta rematar sin éxito David Carmona, es cazado en el segundo palo por Dani Frías que hace el segundo tanto de los suyos y restablece la igualada en el marcador.

Los locales acusan el golpe y sin tiempo para reaccionar, el Villa del Río vuelve a retomar la ventaja en el marcador con un auténtico golazo. Tras una jugada colectiva de ataque, en la que intervienen hasta media docena de jugadores, Dani Frías suelta un trallazo desde la frontal que sitúa el balón en la escuadra derecha de la portería de Juan Melli.

Juampe intenta superar la marca de José Sánchez

Tras el descanso el técnico local Bartolomé Ruz, que con anterioridad había incluido a Peri Barajas para dar una mayor mordiente ofensiva a su equipo, da entrada a Molero en portería y a Javi Albornoz en defensa para ganar solidez. Intentan recuperar la iniciativa en el juego, pero el partido se les complica aún más, cuando tras un centro de Juampe al primer palo, Dudu mete la puntera y aloja el balón en la portería.

Con ese momentáneo dos a cuatro, cualquiera podría considerar que el partido estaba encarrilado y casi sentenciado. Pero no fue así y en apenas unos minutos, los villarrenses que se las prometían muy felices, ven como de pronto el horizonte se oscurece. Primero con el tercer gol local, en el que Jorge Ortega, en boca de gol, empuja el balón a la red, tras la asistencia del citado Peri Barajas. Y al minuto siguiente, un evitable error de Soto, que estando previamente amonestado, desplazó un balón, le costó su segunda tarjeta amarilla y la consiguiente expulsión.

Dudu celebra su gol y es felicitado por sus compañeros.

Quedaban veinticinco minutos por delante, más el posible añadido. Y el Villa del Río C.F. estaba condenado a sufrir. El equipo acusa la situación y buena prueba de ello, fue la desacertada salida de Corona, en la que llegó a patear el aire, dejando un balón muerto. Menos mal que Madueño estuvo al quite y evitó males mayores.

Los visitantes tienen que replegar líneas para afianzar su defensa, pero sin olvidarse el área contraria y David Carmona (min. 75) no llegó por centímetros a una dejada de Manuel, tras pase de Dani Frías. Precisamente Manuel sería protagonista de una jugada en la que sus compañeros reclamaron penalti, tras caer ante la acción de un defensor. Sánchez Avellano bien situado dejó seguir el juego.

Los minutos pasan y el C.D. Montalbeño ya había tocado arrebato. Corona, enmendando su error anterior, hace la parada de la tarde y saca una mano magistral a un remate colocado de Tete, que buscaba la escuadra.

El partido era ya un monólogo del cuadro local, lo que obliga a Miguel Ángel Morales a replantear su sistema táctico con la entrada de jugadores como Darío, Valera y Edu Carriel. La salida de Juampe y Marcos deja un tanto huérfano a su centro del campo. Los villarrenses pierden presencia en el juego y apenas tienen el balón, lo que les hace correr un enorme riesgo. Sillero y Tete se hacen dueños del medio campo y comienzan a jugar el balón con mucho criterio, pero en ocasiones pecan de precipitación.

Soto, que fue expulsado, se anticipa al goleador Jorge Ortega.

La afición local se desespera, ya que las sucesivas intentonas locales carecían de puntería, pero los suyos no cejan en su empeño y siguen intentándolo. El descuento se preveía largo debido a varias pausas para atender a jugadores villarrenses.

En el sexto minuto del alargue decretado por el colegiado, se produce un error en el medio campo visitante, donde dos jugadores no son capaces de cortar el balón en un avance visitante. El preciso pase de Sillero sobre la entrada por banda de Juan Pérez, acaba con una precisa asistencia de éste sobre su compañero Jorge Ortega, que marca el postrero gol del empate local. Todo en medio de las numerosas protestas de los jugadores villarrenses que consideraban que el autor del gol se encontraba en posición antirreglamentaria por fuera de juego. Cobos Rodríguez, el asistente de la banda de tribuna, no se encontraba en la posición ideal para apreciar la perspectiva completa de la jugada y por tanto, ésta pudo ser la causa del error arbitral.

Todavía hubo que esperar dos minutos más, para el pitido final, tiempo en el que los jugadores montalbeños intentaron apelar a la épica, pero “as meigas” quisieron dejar este vistoso empate a cuatro como resultado final.

La próxima jornada, el C.D. Montalbeño deberá desplazarse hasta Bujalance para enfrentarse al cuadro local. Mientras que los villarrenses, recibirán en el Polideportivo Municipal (domingo 18 horas) la visita del invicto C.D. Lucecor.

 

lunes, 26 de septiembre de 2022

Un gol de Barbecho provoca la victoria bujalanceña en el derby comarcal.

Crónica partido 2ª jornada liguera de la Primera Andaluza de Córdoba. Temporada 2022/2023.

 

El Villa del Río se estrella contra el muro formado por la defensa rival.

 

VILLA DEL RÍO C.F.  0   A.D.F.B. BUJALANCE  1 

 

Villa del Río- Corona, Soto, Madueño, Rafa Llamas, David Carmona, Hugo, Marcos, Javi Guerrero, Darío, Dudu y Juampe. También jugaron: Dani Frías, Edu Carriel, Álvaro, Manuel, Tena y Luís Elena.

Bujalance- Álvaro, Larrea, Manu Romero, Tomás, Ortega, Rafa Rojas, Barbecho, Celso, Alberto, Juan Carlos Penalba y Miguelito. También jugaron: Rafa Gómez, Ibra, Manu y Miloud.

Árbitro- Manuel Blanco Gómez. Estuvo asistido en las bandas por Cobos Rodríguez y Castro Sánchez. Amonestó a los locales David Carmona y Juampe y a los visitantes Larrea, Fran (banquillo), Rafa Gómez, Celso, Manu Romero, Juan Carlos Penalba, Miloud, Blas Yébenes (delegado) y Miguel Ángel Moyano (entrenador). Expulsó con tarjeta roja directa al visitante Juan Castro (min. 76), cuando se encontraba en el banquillo y al local Rafa Llamas (min. 96).

Gol-  0-1 (min. 28) Barbecho.

Incidencias- Excelente entrada de público al recinto deportivo villarrense, ya que aproximadamente, unos cuatrocientos espectadores, se dieron cita en los graderíos del Polideportivo Municipal. A destacar, no sólo la nutrida representación de aficionados bujalanceños si no de toda la comarca del Alto Guadalquivir en general. Comportamiento exquisito de ambas aficiones, ya que no hubo ningún tipo de incidente o altercado.

 

Comentario- Francisco J. García.

 

Ya se sabe que en el mundo del fútbol, todo es relativo. Hace ya varias décadas desde que el que fuera entrenador de la Feyenoord, Zaragoza, Real Madrid, Sporting de Gijón, Sampdoria y Napoles, el serbio Vujadín Boskov dijera aquella frase que aún perdura en el tiempo “fútbol es fútbol y gol es gol”. Con ella quiso hacer referencia a lo contradictorio que en ocasiones resulta este deporte rey.

Los goles otorgan el triunfo y hay veces en las que otros aspectos del juego, como, el dominio del balón, la creatividad, la experiencia y las ocasiones, no garantizan el premio final.

Momento en el que Barbecho se dispone a marcar el único gol del partido.

El Bujalance se llevó los tres puntos de tierras villarrenses, porque supo materializar una de sus contadas ocasiones. Así de sencillo. En concreto, tuvo tres, un remate de cabeza de Rafa Rojas (min. 8) detenido por Corona, el gol de Jesús Barbecho y un centro de Ibra desde la banda derecha (min. 59), que se envenenó hasta terminar el balón impactando en el poste. Su mérito estuvo en implantar un férreo sistema defensivo que apenas dejó resquicio alguno y que supo taponar tanto las líneas de pase, como las posibles vías de penetración del ataque de su oponente.

Enfrente un Villa del Río voluntarioso e intenso, al que le faltaba por lesión su manijero habitual Cris, lo que sin lugar a dudas era un factor muy relevante. Un equipo que lo intentó por activa y por pasiva, tanto por dentro, como por las bandas, pero que se topó con un doble problema. La falta de ideas y precisión a la hora de ejecutar sus ataques y la tremenda efectividad defensiva de su oponente, donde tanto su eje central (Ortega-Manu Romero) como su doble pivote defensivo (Rafa Rojas-Penalba) brillaron por su eficacia.

Miguelito y Juampe disputan un balón en medio campo.

No le faltaba la razón al técnico local Miguel Ángel Morales, cuando en la rueda de prensa post partido, manifestaba que no podía recriminar absolutamente nada a los suyos, que por juego, lo habían intentado durante los noventa y ocho minutos de juego, que habían generado ocasiones para haber revertido la situación, pero que no fue el día, ya que la falta de acierto o efectividad, les condenó.

El partido arranca con un enorme respeto entre ambos equipos, donde el interés se centra más, en no cometer errores que en crear juego. La primera aproximación a puerta llegaría en una jugada a balón parado. Tras un saque de esquina, con jugada ensayada, Rafa Rojas remata en solitario pero muy centrado, sin problemas para Corona. Responde el Villa del Río C.F. con una doble ocasión donde Marcos por la diestra y Dudu por la siniestra, finiquitan sus jugadas personales con sendos remates que se van fuera por muy poco.

Hugo y Rafa Rojas disputan un balón aéreo.

El único gol del partido, el que a la postre decidiría el vencedor del duelo, llegaría tras una absurda pérdida de balón de Dudu en medio campo, que origina una contra, en la que Larrea asiste en profundidad al desmarque de Barbecho, que se aprovecha de un cierto momento de duda entre Madueño y Corona, para regatear al meta local y marcar a puerta vacía.

El Villa del Río C.F. acusa el golpe y le cuesta reponerse. Juampe parece ser el único que busca el balón e intenta crear peligro en el área rival. Pero por dentro es imposible, con Penalba y Rafa Rojas barriendo todo lo pasara por ahí.

Tras el descanso los locales lo siguen intentando, su juego carece de la brillantez de otras ocasiones, pero voluntad y esfuerzo no les faltan. Si por dentro no es posible, buscan las bandas como vía de penetración con Dani Frías, Dudu, Edu Carriel y Marcos relevándose en los sucesivos intentos.

El balón parado, puede ser otra alternativa, pero tampoco salen las cosas y Rafa Llamas y Javi Guerrero se estorban entre ellos, a la hora de rematar una falta botada por Juampe (min. 50).

Dudu remata con potencia sobre la portería de Álvaro.

Los rojillos aprietan y Miguel Ángel Moyano reacciona dando entrada al excarpeño Ibra en la punta de ataque para acompañar a Barbecho y de camino fijar a la defensa rival. En su primera escaramuza ofensiva, su centro desde la banda, acaba con el balón golpeando el poste.

Y de ese posible cero a dos, se pudo pasar al empate a uno, tan solo un minuto después. Hugo lanza un trallazo desde veinte metros y el balón acaba impactando en el larguero de la portería de Álvaro, y  en el rechace posterior, Edu Carriel alojaría el balón en el fondo de las mallas, pero el colegiado, a instancias de su asistente, anuló el tanto, por fuera de juego.

El colegiado Blanco Gómez tuvo que echarse mano al bolsillo en reiteradas ocasiones.

La última media hora fue de acoso y derribo local, aunque las ocasiones fueron contadas, tanto por la seriedad de la zaga verdinegra como por la falta de precisión en el último pase o remate de los de casa.

Juampe (min. 64) se deshace de tres contrarios en el área, pero su remate final se va fuera. David Carmona, al que unos problemas físicos, le dejaron tan solo media hora de comparecencia, lo intentó en el minuto 81, pero su remate tampoco encontró puerta.

El descuento fue más largo de lo previsto y ya jugando a la desesperada, los villarrenses tampoco encontraron ese gol que menguara la debacle. Javi Guerrero tuvo el empate en su cabeza, pero su testarazo, salió muy centrado, a las manos de Álvaro. Y dos minutos después sería Rafa Llamas quien cazaría un balón rechazado en la frontal, pero su remate potente, se fue por encima del larguero.

La impotencia de los locales, víctimas de su desacierto, se puso de manifiesto en la justa expulsión de Rafa Llamas, cuando en el minuto 96, realizó una entrada tardía y peligrosa a un rival. Fue la décimo tercera tarjeta mostrada por el colegiado cordobés Blanco Gómez, muy riguroso en esta faceta disciplinaria, aunque por lo demás su labor pasó desapercibida, lo que no es poco, para el partido que tenía que dirigir.

La próxima jornada, ambos equipos deberán desplazarse para afrontar sus respectivos compromisos ligueros de la tercera jornada. Los bujalanceños, jugarán en las I.D.M. de Alcolea frente al Apademar C.D. mientras que los villarrenses, lo harán en el Estadio Nuevo Calvario de Montalbán, para enfrentarse al titular, un feudo tradicionalmente nada propicio para sus intereses, ya que su última victoria allí, fue hace más de 30 años, en concreto en la temporada 91/92.

 

 

Un gol de Barbecho provoca la victoria bujalanceña en el derby comarcal.

Crónica partido 2ª jornada liguera de la Primera Andaluza de Córdoba. Temporada 2022/2023.

 

El Villa del Río se estrella contra el muro formado por la defensa rival.

 

VILLA DEL RÍO C.F.  0   A.D.F.B. BUJALANCE  1 

 

Villa del Río- Corona, Soto, Madueño, Rafa Llamas, David Carmona, Hugo, Marcos, Javi Guerrero, Darío, Dudu y Juampe. También jugaron: Dani Frías, Edu Carriel, Álvaro, Manuel, Tena y Luís Elena.

Bujalance- Álvaro, Larrea, Manu Romero, Tomás, Ortega, Rafa Rojas, Barbecho, Celso, Alberto, Juan Carlos Penalba y Miguelito. También jugaron: Rafa Gómez, Ibra, Manu y Miloud.

Árbitro- Manuel Blanco Gómez. Estuvo asistido en las bandas por Cobos Rodríguez y Castro Sánchez. Amonestó a los locales David Carmona y Juampe y a los visitantes Larrea, Fran (banquillo), Rafa Gómez, Celso, Manu Romero, Juan Carlos Penalba, Miloud, Blas Yébenes (delegado) y Miguel Ángel Moyano (entrenador). Expulsó con tarjeta roja directa al visitante Juan Castro (min. 76), cuando se encontraba en el banquillo y al local Rafa Llamas (min. 96).

Gol-  0-1 (min. 28) Barbecho.

Incidencias- Excelente entrada de público al recinto deportivo villarrense, ya que aproximadamente, unos cuatrocientos espectadores, se dieron cita en los graderíos del Polideportivo Municipal. A destacar, no sólo la nutrida representación de aficionados bujalanceños si no de toda la comarca del Alto Guadalquivir en general. Comportamiento exquisito de ambas aficiones, ya que no hubo ningún tipo de incidente o altercado.

 

Comentario- Francisco J. García.

 

Ya se sabe que en el mundo del fútbol, todo es relativo. Hace ya varias décadas desde que el que fuera entrenador de la Feyenoord, Zaragoza, Real Madrid, Sporting de Gijón, Sampdoria y Napoles, el serbio Vujadín Boskov dijera aquella frase que aún perdura en el tiempo “fútbol es fútbol y gol es gol”. Con ella quiso hacer referencia a lo contradictorio que en ocasiones resulta este deporte rey.

Los goles otorgan el triunfo y hay veces en las que otros aspectos del juego, como, el dominio del balón, la creatividad, la experiencia y las ocasiones, no garantizan el premio final.

Momento en el que Barbecho se dispone a marcar el único gol del partido.

El Bujalance se llevó los tres puntos de tierras villarrenses, porque supo materializar una de sus contadas ocasiones. Así de sencillo. En concreto, tuvo tres, un remate de cabeza de Rafa Rojas (min. 8) detenido por Corona, el gol de Jesús Barbecho y un centro de Ibra desde la banda derecha (min. 59), que se envenenó hasta terminar el balón impactando en el poste. Su mérito estuvo en implantar un férreo sistema defensivo que apenas dejó resquicio alguno y que supo taponar tanto las líneas de pase, como las posibles vías de penetración del ataque de su oponente.

Enfrente un Villa del Río voluntarioso e intenso, al que le faltaba por lesión su manijero habitual Cris, lo que sin lugar a dudas era un factor muy relevante. Un equipo que lo intentó por activa y por pasiva, tanto por dentro, como por las bandas, pero que se topó con un doble problema. La falta de ideas y precisión a la hora de ejecutar sus ataques y la tremenda efectividad defensiva de su oponente, donde tanto su eje central (Ortega-Manu Romero) como su doble pivote defensivo (Rafa Rojas-Penalba) brillaron por su eficacia.

Miguelito y Juampe disputan un balón en medio campo.

No le faltaba la razón al técnico local Miguel Ángel Morales, cuando en la rueda de prensa post partido, manifestaba que no podía recriminar absolutamente nada a los suyos, que por juego, lo habían intentado durante los noventa y ocho minutos de juego, que habían generado ocasiones para haber revertido la situación, pero que no fue el día, ya que la falta de acierto o efectividad, les condenó.

El partido arranca con un enorme respeto entre ambos equipos, donde el interés se centra más, en no cometer errores que en crear juego. La primera aproximación a puerta llegaría en una jugada a balón parado. Tras un saque de esquina, con jugada ensayada, Rafa Rojas remata en solitario pero muy centrado, sin problemas para Corona. Responde el Villa del Río C.F. con una doble ocasión donde Marcos por la diestra y Dudu por la siniestra, finiquitan sus jugadas personales con sendos remates que se van fuera por muy poco.

Hugo y Rafa Rojas disputan un balón aéreo.

El único gol del partido, el que a la postre decidiría el vencedor del duelo, llegaría tras una absurda pérdida de balón de Dudu en medio campo, que origina una contra, en la que Larrea asiste en profundidad al desmarque de Barbecho, que se aprovecha de un cierto momento de duda entre Madueño y Corona, para regatear al meta local y marcar a puerta vacía.

El Villa del Río C.F. acusa el golpe y le cuesta reponerse. Juampe parece ser el único que busca el balón e intenta crear peligro en el área rival. Pero por dentro es imposible, con Penalba y Rafa Rojas barriendo todo lo pasara por ahí.

Tras el descanso los locales lo siguen intentando, su juego carece de la brillantez de otras ocasiones, pero voluntad y esfuerzo no les faltan. Si por dentro no es posible, buscan las bandas como vía de penetración con Dani Frías, Dudu, Edu Carriel y Marcos relevándose en los sucesivos intentos.

El balón parado, puede ser otra alternativa, pero tampoco salen las cosas y Rafa Llamas y Javi Guerrero se estorban entre ellos, a la hora de rematar una falta botada por Juampe (min. 50).

Dudu remata con potencia sobre la portería de Álvaro.

Los rojillos aprietan y Miguel Ángel Moyano reacciona dando entrada al excarpeño Ibra en la punta de ataque para acompañar a Barbecho y de camino fijar a la defensa rival. En su primera escaramuza ofensiva, su centro desde la banda, acaba con el balón golpeando el poste.

Y de ese posible cero a dos, se pudo pasar al empate a uno, tan solo un minuto después. Hugo lanza un trallazo desde veinte metros y el balón acaba impactando en el larguero de la portería de Álvaro, y  en el rechace posterior, Edu Carriel alojaría el balón en el fondo de las mallas, pero el colegiado, a instancias de su asistente, anuló el tanto, por fuera de juego.

El colegiado Blanco Gómez tuvo que echarse mano al bolsillo en reiteradas ocasiones.

La última media hora fue de acoso y derribo local, aunque las ocasiones fueron contadas, tanto por la seriedad de la zaga verdinegra como por la falta de precisión en el último pase o remate de los de casa.

Juampe (min. 64) se deshace de tres contrarios en el área, pero su remate final se va fuera. David Carmona, al que unos problemas físicos, le dejaron tan solo media hora de comparecencia, lo intentó en el minuto 81, pero su remate tampoco encontró puerta.

El descuento fue más largo de lo previsto y ya jugando a la desesperada, los villarrenses tampoco encontraron ese gol que menguara la debacle. Javi Guerrero tuvo el empate en su cabeza, pero su testarazo, salió muy centrado, a las manos de Álvaro. Y dos minutos después sería Rafa Llamas quien cazaría un balón rechazado en la frontal, pero su remate potente, se fue por encima del larguero.

La impotencia de los locales, víctimas de su desacierto, se puso de manifiesto en la justa expulsión de Rafa Llamas, cuando en el minuto 96, realizó una entrada tardía y peligrosa a un rival. Fue la décimo tercera tarjeta mostrada por el colegiado cordobés Blanco Gómez, muy riguroso en esta faceta disciplinaria, aunque por lo demás su labor pasó desapercibida, lo que no es poco, para el partido que tenía que dirigir.

Blanco Gómez y sus asistentes, posan con ambos capitanes, Antonio Ortega y Jesús Madueño.

La próxima jornada, ambos equipos deberán desplazarse para afrontar sus respectivos compromisos ligueros de la tercera jornada. Los bujalanceños, jugarán en las I.D.M. de Alcolea frente al Apademar C.D. mientras que los villarrenses, lo harán en el Estadio Nuevo Calvario de Montalbán, para enfrentarse al titular, un feudo tradicionalmente nada propicio para sus intereses, ya que su última victoria allí, fue hace más de 30 años, en concreto en la temporada 91/92.

 

 

lunes, 19 de septiembre de 2022

El Villa del Río C.F. se estrena con un triunfo sin brillantez.

Crónica partido 1ª jornada liguera de la Primera Andaluza de Córdoba. Temporada 2022/2023.

 

La relajación rojilla y la insistencia local estuvieron a punto de cambiar el resultado.

 

C.D. APADEMAR 1  VILLA DEL RÍO C.F.  2  

 

Apademar- Fran, Méndez, Arroyo, Óscar, Merino, Troncha, Guerra, Rueda, Moya, Sepulveda y Ezequiel. También jugaron: Alex, Pineda, Ramses, León, Merino, Carrasco y Eros.

Villa del Río- Corona, Soto, Madueño, Cris, David Carmona, Hugo, Javi Guerrero, Darío, Dudu, Juampe y Edu Carriel. También jugaron: Marcos, Dani Frías, Rafa Llamas y Tena.

Árbitro- Rafael Valero Toledo. Estuvo auxiliado en las bandas por Adame Gutiérrez y Algarra Rodríguez. Amonestó a los locales Troncha, Rueda, Pineda y Ezequiel y a los visitantes Javi Guerrero y Darío. Expulsó con tarjeta roja directa al local Moya (min. 92).

Goles-  0-1 (min. 28) David Carmona  1-1 (min. 82) Pineda de penalti  1-2 (min. 86) David Carmona de penalti.

Incidencias- Unos ciento veinte espectadores, se dieron cita en los graderíos de las I.D.M. de Alcolea, siendo la mayoría de ellos, seguidores villarrenses. Tarde de temperatura elevada, 34ºC a la hora de comienzo del partido, aunque afortunadamente posteriormente bajaría la misma y aplacaría la sensación de bochorno.

 

Comentario- Francisco J. García.

Formación inicial villarrense, en este partido.

Victoria sufrida y afortunada. El Villa del Río C.F. se estrenó con triunfo en este campeonato liguero de Primera Andaluza Senior, en un partido tan disputado como igualado, frente a un recién ascendido, como el C.D. Apademar. Los capitalinos conducidos por Rafael Alcaide Baena desde su banquillo, son un equipo joven pero lleno de compromiso y con ganas de seguir creciendo futbolísticamente.

Ya se sabe que en esta categoría, no existe ni el rival asequible, ni el campo fácil, por eso los villarrenses saltaron al césped artificial de la barriada cordobesa de Alcolea, con la intención de llevar la manija del partido, basados en su mayor oficio y experiencia. Y así lo hacen, los visitantes controlan el balón e imponen su juego en estos primeros minutos, ante un cuadro local que trataba de superar los habituales nervios del estreno. La banda de Dudu y los desdoblamientos de Soto, parecían ser el mejor resquicio encontrado para empezar a crear peligro sobre la portería de Fran. Mientras que por el otro flanco, ni Edu Carriel ni Darío, acaparaban protagonismo alguno.

La afición villarrense estuvo arropando a su equipo.

Así fueron llegando las ocasiones de gol, pero la puntería no parecía ser la mayor virtud del ataque rojillo. Hugo de cabeza (min. 12), remató muy alto el centro de Juampe y tres minutos más tarde una jugada trenzada entre Dudu y Soto, acabó con un remate potente pero desviado del exjugador de la U.D. Torroella. Fueron los mejores minutos de juego villarrense y Juampe (min. 23) remató con potencia, obligando a Fran a intervenir en dos tiempos. Se mascaba el gol en los graderíos y más tras la jugada personal de David Carmona, que tras deshacerse de dos defensores, se entretuvo en demasía a la hora de efectuar el remate final. Finalmente llegaría el gol que galardonaría el mejor juego y la mayor insistencia de los visitantes. Y llegó con un asistente inesperado, Corona pone raudo y veloz, el balón en largo y David Carmona, el más listo de la clase, corre a la búsqueda de ese balón, que controla y fusila ante Fran. Los locales pidieron un inexistente fuera de juego, que tanto Valero Toledo como su asistente Adama Gutiérrez no señalizaron.

Sepúlveda conduce el esférico, perseguido por Cris.

El partido parecía ponerse franco para el Villa del Río C.F. y más cuando el infortunio sacudía de manera improvisada a su oponente, que veía como en apenas unos minutos, perdía por lesión a su pareja de centrales titulares. Primero Óscar y después Merino, tuvieron que abandonar el terreno de juego en brazos de sus compañeros y las asistencias, con sendas lesiones de tobillo.

Tras el descanso cambia por completo la decoración, el C.D. Apademar da un paso hacia adelante en su planteamiento táctico y comienza a crear problemas a un Villa del Río cuyo juego se diluye con una pasmosa facilidad. Los verdes empiezan a apretar de lo lindo y recuperan el balón con una pasmosa facilidad. Los rojillos se ven incapaces de crear juego, raramente enlazan tres o cuatro pases y ante esa alarmante falta de ideas, optan por el juego en largo, donde Miguel Ángel Morales desde su banquillo, va alternando a Marcos, Edu Carriel y Dani Frías, sin que el peligro llegue al área local. Pero es que ni Cris, ni Hugo, ni Juampe, entraban en juego y por tanto la desconexión era absoluta. Los minutos pasan y la sensación entre los aficionados villarrenses es que tocaba sufrir. Ya se jugaba en la mitad del campo visitante y el acoso local, aunque continuo, tampoco se traducía en ocasiones muy claras. Corona en su área, estaba muy atento y su defensa achicaba agua como podía.

Javi Guerrero sube el balón, ante el acoso de Moya.

A pocos minutos del final, una pugna entre Soto y Méndez, hace que el lateral rojillo, se trastabille y al caerse, arrolle y derribe al atacante verde. El penalti tan involuntario como claro, es señalado por Valero Toledo y Pineda supera a Corona, que llega a adivinar la dirección del balón. Con ocho minutos por delante, se aparecían todos los miedos en el equipo visitante. Y es que este gol ajusticiaba los  méritos del C.D. Apademar para haberse llevado cuanto menos un punto como botín. Pero no fue así, y en parte gracias a Dudu, que con pocos minutos por delante supo hacerse con un balón junto a la banda, meter velocidad a su carrera y adentrarse en el área, donde dos defensores Pineda y Carrasco le cierran el paso, emparedándolo y derribándolo. Valero Toledo señala el punto fatídico, tras cruzar una rápida visual con su asistente. David Carmona vuelve a ser el hombre de hielo, y al igual que con el quinto y decisivo penalti del pasado domingo en la eliminatoria de la Copa de Andalucía en Lucena, no le tiemblan las piernas y a cuatro minutos del final, vuelve a tomar la responsabilidad para volver a marcar y retomar la ventaja de los suyos en el marcador.

Dudu fue el jugador más desequilibrante del ataque rojillo.

Aún así, tuvieron que pasar todavía casi diez minutos, hasta el pitido final. En ese tiempo se jugó menos de lo necesario, entre otras cosas, porque los locales estuvieron más pendientes del colegiado, que de buscar la portería de Corona. La expulsión de Moya por tarjeta roja directa, fue buena prueba de ello.

En resumen importante triunfo, siempre es bueno arrancar de manera positiva, de un Villa del Río C.F, que sin embargo, deberá mejorar notablemente su juego si quiere asentarse en el grupo cabecero, frente a un C.D. Apademar muy activo y voluntarioso, al que sus errores puntuales le castigaron con la derrota.

Tras el sufrido y trabajado triunfo, la alegría estaba más que justificada.

La próxima jornada los capitalinos, se desplazarán hasta el Bartolomé Carmona “Carmonilla” de Villanueva de Córdoba para enfrentarse al cuadro local. Mientras que los villarrenses, recibirán en el Polideportivo Municipal (Domingo 18, 18 horas) la visita de la A.D.F.B. Bujalance, en lo que será una nueva edición del derby comarcal del Alto Guadalquivir.

 

 

jueves, 1 de septiembre de 2022

EL FÚTBOL SALA FEDERADO RENACE EN VILLA DEL RÍO.

Un grupo de amigos funda el C.D. Villa del Río F.S.

 

Autor: Francisco J. García.

 

Cinco temporadas después de la traumática desaparición del Stilo Textil Villa del Río F.S. cuando se encontraba inmerso en plena competición, en el grupo V de la Segunda División B, el fútbol sala federado vuelve a esta localidad del Alto Guadalquivir cordobés.

 

Un grupo de entusiastas amigos, encabezados por Quiterio Torralba Calleja, han decidido dar el paso y han creado un nuevo equipo en la localidad. Bautizado con el nombre de C.D. Villa del Río F.S. han decidido federar al equipo, por lo que deberán comenzar su andadura desde la categoría senior más baja, la Primera Provincial de Córdoba.

 


Sin embargo sus comienzos no han sido nada fáciles, ya que para cimentar este proyecto federativamente hablando, era condición indispensable, saldar la importante deuda que el Stilo Textil Villa del Río F.S. tenía con la Federación Española de Fútbol, debido a las sanciones disciplinarias de jugadores y a la considerable multa que se le infringió con motivo de su abandono de la competición en mitad de la misma.

 

Presidente y entrenador sellan su acuerdo con el tradicional apretón de manos.

Con el apoyo de algunas firmas comerciales de la localidad, han podido abonar la misma y el nuevo proyecto era una realidad. El siguiente paso fue la elección del entrenador que liderara la parcela deportiva y el elegido ha sido Pedro Toribio Navarrete. Este andujareño de 38 años se formó como jugador de futsal en Andújar f.s. con el que logró Copa Diputación y un ascenso a Tercera División. En 2014 entra a formar parte del cuerpo técnico del citado equipo, entrenando diversas categorías, hasta 2018.

Toribio cuenta con el título nivel I y nivel II impartido por la Academia Deportiva Al Andalus. Tras cuatro temporadas alejado, por motivos personales y laborales, de las pistas, se involucra en esta nuevo proyecto, en el que destaca la ilusión y las ganas de su joven junta directiva. El técnico se define a si mismo como una persona exigente y ese mismo nivel de exigencia, lo voy a tener con la plantilla. El objetivo es la cimentación y el crecimiento de la entidad y con compromiso y trabajo, lo vamos a lograr.

 

Hace un par de semanas que comenzaron los entrenamientos y poco a poco se va configurando una plantilla, en el que destacan algunos jugadores con pasado en el desaparecido Stilo Textil, caso de Fran Avila, Juanje y Johny, a los que se han unido jóvenes valores salidos de la liga local de fútbol-sala.

Cartel anunciador de la primera cita del equipo en pretemporada.

Su debut en pretemporada, será este próximo sábado día 3 de septiembre (12 horas) en el Pabellón Matías Prats de Villa del Río, ante el Beconet Bujalance B. El filial bujalanceño, que también se estrena en esta campaña, curiosamente está dirigido por un villarrense Juan Moreno Ogalla.  

 

viernes, 26 de agosto de 2022

El Villa del Río C.F. sale airoso de la tradicional visita a Arjona.

El equipo comienza a dar pinceladas de lo que quiere su cuerpo técnico.

 

Urgavona C.F. 2  Villa del Río C.F. 4        

 

Urgavona- Gabri, Martos, Pablo, Fuba, Iván, Cova, Juanca, Fran, Benítez, Molero y Bonachela. También jugaron: Albertillo, Chiqui, Javi Martos, Salva y Antoñín.

Villa del Río- Juan Diego, Álvaro, Manuel, Madueño, Javi Guerrero, Rafa Llamas, Dudu, Fran Soriano, Edu Carriel, Juampe y Dani Frías. También jugaron: Corona, Darío, Soto, Cris, Marcos, Luís Elena y David Carmona.

Árbitro: Martín García Benítez de Jaén. Mostró tarjetas amarilla al local Pablo y al visitante Juampe.

Goles-  1-0 (min. 4) Cova 1-1 (min. 17) Edu Carriel  1-2 (min. 26) Edu Carriel  1-3 (min. 51) Juampe  2-3 (min. 75) Bonachela  2-4 (min. 86) Dudu.

 

Incidencias- Un centenar de espectadores se dieron cita en el recinto deportivo arjonero, en el último día de su Feria y Fiestas en honor a sus santos patronos, San Bonoso y San Maximiano.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

La tradicional visita veraniega del Villa del Río C.F. al Estadio Manuel Vidal de Arjona, se saldó de manera positiva para sus intereses tras imponerse (2-4) al Urgavona C.F. de la Primera Andaluza de Jaén. Un triunfo convincente, ya que al resultado favorable, se unió la buena imagen que dio el equipo. Ya pudimos ver varias pinceladas de ese proyecto que pretenden desarrollar Miguel Ángel Morales y su cuerpo técnico.

Juampe volvió a brillar en la media punta villarrense.

Y eso que la cita no pudo comenzar de manera más desafortunada para los intereses rojillos, ya que el cuadro local se ponía por delante en el marcador en su primera llegada. No había llegado el cronómetro al minuto cuatro cuando una internada de Juanca por banda izquierda, pilla desubicado al lateral Álvaro y el centro es rematado en boca de gol por el delantero Cova, que se anticipó a sus marcadores. Las desaplicaciones defensivas volvían a costar bien caro a un conjunto villarrense, que en estos primeros minutos, mostraba una alarmante debilidad en los dos flancos de su zaga.

Le costó al Villa del Río entrar en juego, quizás debido a la presión de un cuadro local que mostraba ganas e intensidad. Iván pudo hacer el segundo del cuadro local con un trallazo desde el costado del área, que fue bien resuelto por la mano de Juan Diego en una gran parada.

Álvaro fue titular en la cita de Arjona.

Pero poco a poco, los villarrenses comienzan a hilvanar juego. Juampe comienza a aparecer y la velocidad y el descaro de Dudu, se muestran como la principal vía de penetración en el engranaje defensivo arjonero. Una internada de Dudu, acaba con un centro al área, en el que Juampe asiste a Edu Carriel, que regatea a su par y fusila el tanto del empate.

El gol relanza a un Villa del Río que comienza a acaparar protagonismo en ataque. Comienza a aparecer Dani Frías por su banda acompañando a un Dudu, que por el polo opuesto se muestra como un estilete, al que solo puede parar con faltas sus oponentes.

Edu Carriel se erige en el máximo goleador villarrense de la pretemporada, tras anotar otro gol de bellísima factura. Fue tras un rechace defensivo a un saque de esquina botado por Dudu, el balón suelto en la frontal, acaba en la pierna del delantero rojillo que colocó el esférico en la misma escuadra.

Eduardo Carriel celebra uno de sus goles.

En el segundo periodo hay un masivo cambio de cromos en las filas visitantes. La incorporación al juego de jugadores como Darío, Corona, Soto, Cris y Marcos, más la posterior de David Carmona, hacen que la formación que en ese momento estaba sobre el terreno de juego pudiera ser la teórica titular.

Y es que pese a las típicas y numerosas rotaciones estivales, en el eje de la zaga, Miguel Ángel Morales mantuvo a Madueño y Javi Guerrero, durante los noventa minutos de juego y por segunda cita consecutiva. Como si pretendiera acelerar la conjunción, entre estos dos jugadores, que presuntamente compondrán el centro de la defensa rojilla.

Miguel Ángel Morales en acción. La convalecencia va por muy buen camino.

Sin embargo, los primeros minutos pudieron volver a resultar fatídicos tras otro error en la zaga villarrense. El local Benítez se hace con un balón en largo tras fallo de Soto y con Juan Diego a media salida, envía el balón fuera. Las desaplicaciones defensivas están siendo un verdadero problema en el juego del equipo, ya que estos errores puntuales dinamitan todo lo ganado en el marcador, con el buen juego del equipo.

Y fruto de otra gran jugada combinativa, llegaría el tercer gol visitante. Marcos sirve un balón cruzado sobre la entrada de Juampe en el área y el diez rojillo con toda la sangre fría del mundo, coloca el balón imposible para el exbujalanceño Gabri.

Pero si una virtud tuvo el Urgavona C.F. es que en ningún momento, ni con dos goles abajo, cedió en su empeño. Los pupilos de Tete Badillo siguieron apretando sin escatimar esfuerzos y eso que varios días de asueto en plena feria local, podían pasar factura.

Rafa Llamas se anticipa a controlar un balón con el pecho.

Corona en el minuto setenta y cuatro, saca una mano imposible para despejar un balón con marchamo de gol. En un gesto de loable deportividad, hasta los aficionados locales aplaudieron la parada del portero al disparo del ariete Cova.

Segundos después los aplausos se repetirían, para premiar el golazo de Bonachela. El exjugador del Ilirurgi 2016, se sacó un trallazo desde el vértice del área, que acabó entrando por la escuadra derecha de la portería villarrense. Un gol imparable y de muy bella factura.

Este gol volvía a reajustar el marcador y daba al Urgavona C.F. esperanzas de cambiar el signo del partido. Pero en los últimos minutos de juego, la mayor frescura física del conjunto visitante unido a su mayor fondo de armario, resultaría decisivo. Con David Carmona disputando sus primeros minutos de pretemporada, el equipo gana un plus de calidad. Una jugada de éste, por la línea de fondo acabó con un pase atrás, finiquitado por Cris con un disparo que se fue fuera por muy poco.

Dos minutos después, habría más éxito ya que en otra jugada trenzada de ataque visitante, el meta Gabri bastante hace con rechazar el disparo cercano de David Carmona y el rechace es cazado por Dudu, para cerrar el marcador y la victoria de su equipo.

Dudu controla un balón ante el acoso de Juanca.

Los últimos minutos sobraron, entre otros motivos porque hubo algún rifi rafe entre jugadores de ambos bandos, así que el colegiado optó por finiquitar la cita en el mismo minuto noventa, entre otras cosas, para evitar que pasaran a mayores.

La próxima cita, última de la pretemporada villarrense será el próximo domingo día 28 (21 horas) frente a un exigente rival, como es el Martos C.D. en el Estadio Chamorro Martínez de la ciudad de la Peña.

 

 

lunes, 22 de agosto de 2022

EL VILLA DEL RÍO C.F. SUFRE PARA IMPONERSE A UN BUEN CÓRDOBA JUVENIL.

El villarrense Durán anotó el gol del juvenil blanquiverde.

 

Villa del Río C.F. 2  Córdoba C.F. Juvenil 1

 

Villa del Río-  Corona, Tena, Soto, Madueño, Javi Guerrero, Fran Soriano, Dudu, Hugo, Edu Carriel, Juampe y Marcos. También jugaron: Rafa Llamas, Juanlu, Álvaro, Manuel y Dani Frías.

Córdoba Juvenil- Fran, Sergio Laguna, Baeza, Juanda, Pepelu, Juanfran, Juanma, Denis, Alberto, Moslero y Bugui. También jugaron: Pedraza, Juan Carlos, Alex Ramírez, Dylan, Carlos, Balauz, Rosa y Durán.

Árbitro: Javier González Espinosa de la Delegación cordobesa. Estuvo asistido en las bandas por Algarra Rodríguez y Adame Gutiérrez. Amonestó al visitante Pepelu y a los locales Hugo, Tena y Juanlu. Expulsó al local Manuel, por doble tarjeta amarilla, en el minuto 82.

Goles-  1-0 (min. 14)  Edu Carriel   2-0 (min. 70) Dudu  2-1 (min. 80) Durán

 

Incidencias- Unos doscientos cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal, entre ellos una nutrida representación de aficionados llegados desde la capital. El villarrense Diego Caro, entrenador del Córdoba B, presenció un partido, en el que a su finalización, Antonio Carabaño, concejal de deportes del Ayuntamiento de Villa del Río y Fabián Cabrera, presidente del club local, entregaron respectivamente los trofeos de campeón y subcampeón de esta 42ª edición del Trofeo Ciudad de Villa del Río.

 

Comentario- Firma: FRANCISCO J. GARCÍA

 

El Villa del Río C.F. logró romper su mala racha de resultados adversos, tres derrotas consecutivas, tras sumar su primer triunfo en sus partidos preparatorios de pretemporada. Y lo hizo realizando un partido muy serio ante un juvenil cordobesista, que demostró sobre el verde césped artificial del coliseo ribereño la calidad y el empaque de su joven plantilla.

Denis conduce el balón perseguido por Fran Soriano.

La mayor frescura física, como consecuencia de su mayor rodaje preparatorio, unido a esa calidad innata de los jóvenes cachorros cordobesistas, resultaron determinantes para que desde el principio se hiciera con el control del juego. Y es que el equipo que entrena Pedro López Giraldo, planteó un partido muy serio, teniendo en cuenta la proximidad del inicio de la competición liguera en la Liga Nacional Juvenil.

Enfrente un Villa del Río C.F. en el que Miguel Ángel Morales sigue sin disponer de la totalidad de su plantilla. Las vacaciones siguen pasando factura en la preparación del equipo y en esa oportunidad, hasta un total de nueve jugadores no estaban disponibles. Así el equipo acusó la baja de Cris, que dejó su centro del campo, huérfano de su referencia habitual. Al equipo le faltó equilibrio en la zona media y le costó hilvanar juego. Con Fran Soriano en el primer periodo se capeó el temporal como se pudo, pero en el segundo acto, con Rafa Llamas y Hugo en el doble pivote, al equipo le costó mantener la posesión del esférico.

Formación inicial del Córdoba C.F. Juvenil.

Por esos y otros motivos, la diferencia de categoría y de edad, apenas tuvieron trascendencia en el desarrollo del partido. El primer periodo estuvo más igualado, con un conjunto visitante guiado por la sabia manija de Moslero, que trataba de buscar situaciones ventajosas por banda, para acercarse a la meta de Corona. El guardameta villarrense con pasado cordobesista, estuvo muy atento para detener los remates de Bugui, Moslero y Alberto. Pero curiosamente serían los locales quienes tomaron ventaja en el marcador, en una de sus primeras aproximaciones. Dudu presiona y roba el balón a Baeza, en el inicio de jugada blanquiverde y su asistencia tras ser tocada por Juampe, acaba en los pies de Edu Carriel, que no perdona ante Fran.

El gol apenas alteró el desarrollo del pleito, que siguió por los mismos argumentos. Claro dominio visitante ante un cuadro local serio y ordenado en defensa, que trataba de no cometer los errores que les llevaron a la derrota en los tres partidos precedentes.

Equipo de inicio del Villa del Río C.F.

Esa insistencia de los capitalinos, apenas se traducía en jugadas de peligro y es que entre la mala definición de sus jugadores y el buen hacer de Corona, el marcador permanecería inamovible hasta el segundo acto.

Tras el paso por vestuarios, se produjeron una infinidad de cambios por ambos bandos. Los villarrenses lo siguen intentando con más voluntad que acierto, gracias a la velocidad y el descaro de Dudu y la movilidad de Dani Frías. Pero la iniciativa seguiría siendo cordobesista, ante un Villa del Río agazapado que trataba de sorprender a la contra. Los minutos pasaban sin que unos y otros supieran revertir la definición del marcador. El apagón era evidente, no sólo en las ideas de los jugadores, sino en una de las torretas del estadio, que sufrió una inesperada desconexión. Afortunadamente fueron apenas unos minutos y la iluminación artificial volvió a completarse.

Marcos controla un balón con la cabeza ante Sergio Laguna.

Mediado el segundo periodo los locales ampliarían su ventaja, tras una genialidad de Dudu, que tras recibir en profundidad y ganarle la posición a su marcador, supo sacarse un trallazo seco y colocado, que entró por la escuadra del palo corto de la portería defendida por Juan Carlos. Este gol parecía sentenciar el choque, pero no fue así, ya que unos minutos después, los jóvenes jugadores capitalinos, recortarían distancias y pusieron emoción a los últimos minutos del envite. Tras un error de Soto en la salida de balón Alex Ramírez roba el balón y sirve una asistencia a Durán, que bate a Corona. El villarrense no desaprovechaba el regalo de su compañero y marcó ante su exequipo.

Hasta el pitido final restaron quince minutos, en el que el Córdoba C.F. Juvenil trató de buscar el gol del empate ante un Villa del Río C.F. que mostró la tan esperada, eficacia defensiva. Y es que habría que recordar que en las tres citas precedentes habían encajado la friolera de once goles.

Imagen de la entrega del XLII Trofeo Ciudad de Villa del Río.

A la finalización del partido se produjo la entrega de trofeos. El cordobesista Pepelu recogió el galardón de subcampeón y el local Juanlu,  acompañado de su hijo, lo hizo del campeón.

La próxima cita de la pretemporada del Villa del Río C.F. será el próximo jueves día 25 de agosto (20:30 horas) en el Estadio Municipal Manuel Vidal de Arjona, frente al Urgavona C.F. de la Primera Andaluza de Jaén.